¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tesla llama malos conductores a los chinos y les culpa por una llamada a revisión

    Tesla Model XTesla

    Tesla ha sido obligada en China a realizar una llamada a revisión por defectos en la suspensión de los Tesla Model X y Model S. Una medida que no ha sentado nada bien a la compañía californiana, quienes no solo han negado la existencia del problema, sino que además han culpado a los chinos, acusándolos de ser malos conductores y de tener malas carreteras.

    La última anécdota de Tesla en China resume a la perfección la política de relaciones públicas de la compañía de Palo Alto, que se ha visto obligada a realizar una llamada a revisión y en lugar de resolver el problema lo antes posible han preferido optar por negar su existencia. A pesar de haber aceptado la reparación de los más de 18.000 vehículos afectados, el cuerpo directivo de Tesla no solo ha asegurado que el fallo no existe sino que además ha culpado a los propios usuarios chinos y al estado de las carreteras de esa nación.

    Es decir, Tesla en China va a tener que llamar a revisión a más de 18.000 usuarios de los Tesla Model S y Model X por numerosas roturas documentadas de los brazos de suspensión en ambos ejes. Pero, en lugar de mostrarse colaboradores, tratando de resolver el problema lo antes posible y ofreciendo la mejor imagen posible antes los usuarios y las instituciones chinas, han decidido adoptar una postura de lo más extraña, culpando a los chinos de ser malos conductores y de paso, a toda China por tener malas carreteras. Esta absurda e irreverente explicación ha quedado al descubierto con la publicación de una carta de una ejecutiva de Tesla, Elizabeth H. Mykytiuk, en respuesta a una misiva anterior de la NHTSA, quienes se habían interesado por esta llamada a revisión, para estudiar posibles medidas similares en el mercado estadounidense.

    Tesla Model S

    «Aunque Tesla está en desacuerdo con la opinión de SAMR/DPAC, la compañía ha decidido no discutir una llamada a revisión solo para el mercado chino. Tesla no está organizando una llamada a revisión fuera de China basándose en la determinación de que no hay defecto en los componentes señalados y que no hay riesgo de seguridad asociado.» Elizabeth H. Mykytiuk.

    Según las palabras de esta ejecutiva, Tesla tan solo ha accedido a realizar la mencionada llamada a revisión por no discutir con las instituciones chinas, la Administración del Estado para la Regulación del Mercado (SAMR) y el Centro Administrativo para Productos Defectuosos (DPAC). A pesar del elevado número de unidades afectadas, sobre todo teniendo en cuenta la baja cifra de producción de estos modelos, la compañía asegura que el problema no existe, pasando a relatar una explicación alternativa que no parece estar basada en ningún estudio previo.

    «Tesla no ha determinado que exista un defecto en el eslabón trasero de la suspensión delantera o en el eslabón superior de la suspensión trasera y cree que la causa del problema es el mal uso del conductor, incluyendo que el mal uso del conductor y las posibilidades de daños son excepcionalmente severas en el mercado chino. Si el cliente muestra un abuso excesivo (por ejemplo, impactos con aceras, baches severos, etc.), entonces las piezas pueden dañarse, lo que puede provocar un fallo inmediato o posterior debido a los efectos combinados del abuso inicial y la carga posterior.» Elizabeth H. Mykytiuk.

    Gigafactory 3 de Shanghái.

    Lo cierto es que esta no es la primera vez que oímos hablar de problemas en los ejes de estos modelos. La primera vez fue hace unos años en los Estados Unidos y se concluyó que estaba relacionado con los rodamientos y no con los propios brazos del sistema de suspensión, como es este caso. Las unidades afectadas son 18.182, de los que 9.436 son Model X y 8.746 se corresponden con el Model S, todos ellos fabricados entre septiembre de 2013 y marzo de 2016. La pregunta que nos hacemos muchos es si este problema no aparecerá en otros mercados, pues en aquel momento todos los ejemplares de la compañía eran fabricados en la planta de Fremont.