¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota, Mazda y Subaru implantarán tecnología autónoma en Japón en 2022

    Toyota, Mazda y Subaru implantarán tecnología autónoma en Japón en 2022
    Prototipo del Mazda co-PilotMazda
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Mientras Japón ya explora las normativas para la conducción autónoma de nivel 4 solo para operadores de movilidad compartida, los fabricantes nipones están preparados para implantar en sus nuevos modelos asistentes de seguridad a la conducción de nivel 2, un equipamiento que todavía no disponen.

    Los fabricantes, junto a expertos en tecnología de conducción autónoma, establecieron una escala de cinco niveles. Desde los más básicos con funciones semi-autónomas, que no son más que asistentes de conducción y que no permiten despegar la vista de la carretera, hasta el 4 y el 5 que suponen todo lo contrario, y en los que la supervisión humana no es necesaria.

    Hoy, la gran mayoría de coches nuevos están equipados con tecnologías de un nivel extra denominado «2+» por algunos fabricantes, dado que pueden realizar algunas funciones más básicas del nivel 3 como adelantamientos automáticos. Aún así, son pocos los que disponen de esta funcionalidad. En Japón, al mismo tiempo que se está redactando la normativa para el nivel 4 para la movilidad compartida, los principales fabricantes como Toyota, Subaru y Mazda, ya preparan el desembarco de un paquete de tecnologías más avanzadas para 2022.

    Asistentes de conducción
    Los asistentes de conducción de nivel 2 y 3, listos para los modelos vendidos en Japón

    Las medidas están dirigidas a los modelos de especificaciones japonesas

    Y es que, aunque no lo creas, muchos modelos de estas marcas vendidos en el país del sol naciente todavía no disponen del arsenal que otras marcas europeas sí ofrecen. Según un estudio del Instituto de Investigación Yano de Tokio, el nivel 2 se instalará en el 62% de los vehículos para 2030.

    La marca nipona por excelencia, y líder de los híbridos, ofrecerá una actualización en el buque insignia de la gama vendida en Japón que permitirá despegar las manos del volante en conducción en carretera. El Toyota Crown 2023 dispondrá de esta función que, progresivamente, se trasladará a otros modelos. En la actualidad, solo el Lexus LS y el Mirai -la berlina eléctrica equipada con una pila de combustible- cuentan con esta tecnología de volante capacitivo. El gigante japonés también está estudiando esta posibilidad, según un informe de una agencia de noticias asiática, para el Corolla, apto porque ya dispone de sensores y cámaras de detección de peatones.

    La Premium japonesa es otra de las que también está preparada para que, a partir de 2022, sus modelos dispongan de funciones automatizadas de 2 o 3. Mazda desplegará la tecnología «co-Pilot» en los diferentes modelos de la gama, desde los utilitarios a los más grandes incluidos también deportivos. Por su parte, los de Subaru también permitirán que sus clientes puedan despegar las manos del volante en sus modelos de todo el mundo, aunque hasta una velocidad máxima de 50 km/h.

    Fuente: Nikkei Asia