¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Toyota Prius, el que nació híbrido y morirá siendo híbrido

    Toyota Prius, el que nació híbrido y morirá siendo híbrido
    2019 Toyota Prius XLE AWD-e (versión nortemericana)
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    La cuarta generación del Toyota Prius cederá el testigo a una totalmente renovada el año que viene o el siguiente a más tardar. Han pasado 24 años desde que se convirtió en un icono, y Toyota piensa mantenerlo como está.

    Hace prácticamente cuatro años del lanzamiento de la cuarta generación del Toyota Prius a los medios del motor, y Motor.es estuvo allí. Para celebrar la ocasión, el recién llegado se rodeó de los modelos que lo precedieron: Prius 1g, Prius 2g y Prius 3g (esta última, la más exitosa con diferencia).

    Como cada generación dura unos seis años en mercados internacionales, al nuevo modelo no le queda mucho. Seguirá siendo un coche híbrido, y no cualquiera, sino un coche «halo» -dentro de la modestia- para un público muy especial. Decididamente, la cuarta generación abandonó el objetivo de maximizar clientela, se volvió más polarizante.

    Según informa Autocar, el nuevo modelo mezclará elementos de la plataforma GA C (arquitectura TNGA) que usa ahora con la especializada de la gama bZ (totalmente eléctrica). Toyota nos ha enseñado más de una vez cómo le quedan las plataformas mezcladas, así que por ahí no habrá problema.

    Cuatro generaciones del Toyota Prius, de 1997 a 2015

    Es posible que se trate de un modelo enchufable, como el que todavía se vende, porque la versión convencional se dejó de comercializar en muchos mercados, si bien sigue existiendo en Estados Unidos o Japón. De esta forma, sus emisiones pueden bajar aún más, especialmente en distancias cortas.

    En cuanto a la posibilidad de que su motor acabe funcionando con hidrógeno, lo cual neutralizará las emisiones locales de CO2, tardaremos un poco en verlo porque Toyota no tiene madura dicha tecnología, tal vez para 2025. Su motor térmico continuará consumiendo gasolina, pero seguramente un poco menos que el modelo actual.

    Al menos la quinta generación no tendrá versiones 100% eléctricas -lo más seguro-, si tenemos en cuenta las palabras de Andrea Carlucci, responsable de Marketing y Desarrollo de Producto de Toyota en Europa: «El Prius permanece claramente como un icono y representa lo que somos: híbridos y líderes en electrificación».

    Toyota Prius Plug-In o Prius Prime, la versión enchufable

    La estrategia de Toyota para llegar a las emisiones nulas en 2050 pasa por un enfoque múltiple que abarca híbridos normales y enchufables, pila de combustible de hidrógeno, eléctricos puros y térmicos con combustibles alternativos -como hidrógeno-. No apuesta todo a los eléctricos, ni mucho menos.

    La quinta generación podrá aguantar en el mercado europeo hasta su previsible fin de vida comercial, bien entrada la década, antes de que la normativa Euro 7 y los límites de emisiones de CO2 se vuelvan difíciles de cumplir. Ahora bien, ¿habrá sexta generación? La única forma de saberlo es perpetrando espionaje industrial, y no estoy por la labor.

    Pero la supervivencia del Prius a largo plazo se complica según nos vayamos acercando a 2030, y después, peor. Las baterías bipolares mejoradas de Níquel-Metal hidruro supondrán una mejora del rendimiento que lo volverán más eléctrico, al menos para las versiones no enchufables -es una incógnita si llegarán a Europa-.

    Baterías típicas de NiMh (izquierda) frente a las bipolares NiMh (derecha)

    De todas formas, esta tecnología de optimización del empaquetado y el rendimiento también se puede aplicar al litio, elemento utilizado en los híbridos enchufables para sus baterías, así que la versión Plug-In debería tener más capacidad que el modelo actual -8,8 kWh- utilizando el mismo volumen.

    Posiblemente no haya tal sexta generación, y si la hay, tendrá que funcionar con hidrógeno sí o sí para el motor térmico, lo cual no es lo más eficiente desde el punto de vista de la termodinámica. Para entonces, el Prius tendrá 30 años de historia, es razonable que ya no haya más, y ya el modelo que lo sustituya sea totalmente eléctrico o una versión más pequeña que el Mirai de pila de combustible.

    Los Prius de primera generación europeos serán históricos en 2030

    Pasará a los libros de historia de la automoción como el coche híbrido que más tiempo estuvo a la venta, y vendido por millones -el que más-. Para bien o para mal también se convertirá en un icono para las nuevas generaciones de conductores, e incluso como futuro clásico, dada su posible longevidad. Quedará como un pionero, que es lo que significa su nombre en latín.