¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tuning8 errores a evitar si tuneas el coche

Para gustos están los colores pero a la hora de personalizar tu coche no hay que dejarse llevar por las modas y tener claro cuál quieres que sea el resultado final. Aquí te contamos cuáles son los principales errores que suelen cometerse al tunear el coche, muchos de ellos más frecuentes de lo que podemos pensar.

¿Estás decidido a darle un toque moderno al coche? Recurrir al mundo del tuning te abre las puertas a un amplísimo abanico de opciones para personalizar tu vehículo, pero hay que pensar muy bien cuál queremos que sea el resultado final y no dejarse llevar por las modas. Estos son los errores más habituales que debes evitar:

1) Suspensión absurdamente baja

Si le quieres dar un toque deportivo a tu coche, rebajar un par de centímetros la suspensión puede lucir bien. Ya, ya sé que si lo bajas hasta que la carrocería vaya arrastrando por el suelo queda muy molón pero piensa que el mundo es hostil hacia coches rebajados: badenes, entradas de garajes, bordillos de aceras, pasos de cebra elevados, … cualquier pequeño recorrido puede convertirse en una odisea. Si te empeñas en tenerla sí o sí, la mejor solución es recurrir a una suspensión neumática que te permitirá subir y bajar la altura libre a tu gusto. Eso sí, prepara la cartera.

Este Nissan Silvia S13 es una maravilla pero te quedarás atascado en el primer badén

2) Llantas desproporcionadas

Las llantas de tropecientas pulgadas pueden parecer muy molonas, pero según el modelo de coche quedarán ridículas -especialmente si el coche es de pequeño tamaño-. Olvídate de las llantas gigantes, salvo que seas un gánsgter salido del gueto. Si es así puedes hacer lo que quieras, porque probablemente sea el menor de tus problemas.

3) Tubos de escape descabellados

Por algún extraño motivo que no alcanzo a entender se han puesto de moda las salidas de escape con un diámetro suficiente para asar un pollo dentro. Sustituir el escape nos puede reportar una sonoridad más deportiva y algún caballo extra pero recuerda que un buen sistema de escape no tiene por qué variar en exceso el tamaño de las salidas de serie ¿Qué utilidad tiene poner un escape más grande que tu cabeza? Ninguna.

Scion tC con una salida de escape más que generosa

4) Si pones otro volante, ojo con el airbag

Cualquier coche moderno tiene un airbag integrado en el volante ¿Quién en su sano juicio lo sustituiría para poner un volante sin airbag que es menos seguro? Pues aunque parezca totalmente absurdo, hay casos a puñaos. Así que tengamos un poco de sentido común. Ten en cuenta que si quieres cambiar el volante de serie algunos fabricantes ofrecen otros opcionales con un diseño más deportivo pero con la misma seguridad.

Clásico volante Nardi en un Honda Civic

5) Alerón gigante

Seguro que a estas alturas ya te has dado cuenta de lo importante que es la proporcionalidad en las modificaciones de tu coche. Y si le vas a poner un alerón trasero debes seguir la misma regla: un alerón demasiado grande quedará ridículo, a menos que pretendas utilizarlos para colgar la colada, como tabla de planchar o barra de bar.

A Techart se le fue la mano con el alerón del Porsche Cayman

6) Masilla por doquier

Ensanchar y alisar la carrocería poniendo kilos y kilos de masilla es una solución habitual, pero no por ello la mejor. Estética aparte, recuerda que añadir masilla de manera desproporcionada aumenta el peso del vehículo considerablemente y cualquier toquecito puede hacer que el coche se vaya despedazando por el camino.

Este Nissan 300ZX es uno de los mayores esperpentos de la historia, aprendamos de sus errores

7) Puertas Lambo

Las puertas estilo Lambo se pusieron de moda hace unos años y todavía hay quien piensa que eso puede quedar bien en un utilitario. No, seamos sinceros, no quedan bien. Ya, ya sé que tus amigos van a flipar cuando vean cómo se abre la puerta pero es poco práctico y muy extravagante.

Puertas Lambo de JE Design en un Volkswagen Scirocco

8) Colores chillones

El color de la carrocería y de los interiores resulta fundamental en la impresión que queremos dar con la preparación de nuestro coche. Hay que tenerlo especialmente en cuenta si tenemos en mente usar tonos chillones. Los colores llamativos pueden funcionar bien para vestir la carrocería pero es posible que con el tiempo te acabes cansando de ellos. En el interior suele ser mejor optar por tonalidades discretas.

En Hamann pensaron que este color le sentaría bien al Range Rover

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto