¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un bot ha sido capaz de anular 160.000 multas de aparcamiento

    DoNotPay es un bot creado hace un año y que mediante a un chat ha asesorado a usuarios a través de una serie de pasos con el fin de apelar ante multas de aparcamiento. A fecha de hoy ha conseguido anular 160.000 multas.

    Los bots son el futuro, o por lo menos eso afirmaba hace muy pocos meses Satya Nadella, CEO de Microsoft, y sus aplicaciones en cualquier campo no tienen más límites que la imaginación humana. Estos asistentes virtuales estarán cada vez más presentes en nuestras vidas para intentar hacerla más fácil.

    DoNotPay es una buena muestra de ello. Este chatbot permite que sus usuarios descubran si tras ser multados por aparcamiento pueden apelar de alguna forma. DoNotPay muestra una guía paso a paso con las doce posibilidades más comunes con las que apelar e inmediata y automáticamente generar un documento que será enviado al organismo de tráfico al que corresponda.

    Primero, el sistema analiza si es posible recurrir la multa mediante unas sencillas preguntas como, por ejemplo, si había a la vista señales que prohibían el estacionamiento. Posteriormente guía al usuario en el procedimiento de apelación, generando documentos y proporcionando respuestas legales sobre el proceso.

    En sus orígenes, este servicio comenzó a funcionar en Londres, extendiéndose a Nueva York hace unos meses donde ha supuesto un soplo de aire fresco a los ciudadanos asolados diariamente por las multas. A día de hoy se han conseguido anular 160.000 multas de un total de 250.000 solicitudes, con lo que queda demostrado que el bot tiene una eficiencia del 64%.

    Esta cifra ha supuesto un ahorro de 4 millones de dólares en multas y su éxito lo llevará pronto a otras ciudades. Todo ello, además, de manera gratuita. “Estas personas no buscan transgredir la ley. Creo que están siendo explotados como una fuente de ingresos por el gobierno local”, señala Joshua Browder, su creador.

    Fuente: The Guardian