¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Uno de los raros Vector M12 perteneciente a la Familia Real de Brunéi a subasta

    Uno de los raros Vector M12 perteneciente a la Familia Real de Brunéi a subasta
    8
    Vector M12 #012Barrett-Jackson
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    Barrett-Jackson ha anunciado la próxima subasta de uno de los pocos ejemplares fabricados del radical Vector M12, un deportivo estadounidense creado sobre la plataforma y mecánica V12 del Lamborghini Diablo en la década de los noventa. Esta unidad fue creada expresamente para el Príncipe de Brunei.

    El proyecto Vector fue algo más que una anécdota del segmento de los superdeportivos durante las décadas de los ochenta y noventa, pues a pesar de que solo fueron ensambladas unas pocas decenas de ejemplares durante los años que estuvieron operativas las distintas compañías que emplearon esta marca, fueron capaces de generar numerosas y grandes anécdotas durante ese tiempo.

    Vector Motors Corporation comenzó a operar a finales de la década de los ochenta, aunque su verdadero origen se remonta a una compañía anterior creada por su mismo fundador, Gerald Wiegert, y su primer modelo no era más que una evolución directa de un prototipo presentado más de 10 años antes. Esta pequeña marca estadounidense estaba basada en Wilmington, California, aunque en su última etapa, ya en la década de los noventa, pasó a formar parte de Megatech, la misma compañía propietaria de Lamborghini en aquel entonces y que estaba encabezada por Tommy Suharto, el hijo del presidente de Indonesia.

    Este es el ejemplar #012 de lso 17 fabricados.

    En su primera época, la compañía de Wiegert trató, sin demasiado éxito, de hacerse un hueco en el incipiente mercado de superdeportivos. Aunque como muchas otras iniciativas similares de la época, el momento económico no fue el más adecuado.

    De ahí que tras unas pocas docenas de unidades fabricadas de su primer modelo, el Vector W8, la compañía terminó vendiendo la mayoría de sus acciones a Megatech. Este fue precisamente el capítulo más convulso de la historia de Vector, pues a pesar de las numerosas anécdotas negativas provocadas por la escasa fiabilidad de su primer modelo y las bajas ventas, la relación entre Wiegert y Megatech se convirtió en una de las historias más peculiares del mundillo de los superdeportivos, pues los nuevos propietarios trataron de apartar a Wiegert del control de la compañía y este le dijo a todos los empleados que habían sido despedidos y decidió atrincherarse con guardias armados en la sede de la compañía en California.

    Nuevo comienzo

    Ambas partes finalmente rompieron toda relación, pero los nuevos propietarios no pudieron tomar el control de las patentes del Vector W8 y el Vector WX3, el modelo que precisamente estaban desarrollando en ese momento.

    Todos los Vector contaron con la misma silueta.

    De ahí que Megatech decidiera cambiar el nombre a Vector Aeromotive y trasladar su sede a Florida. Al no poder emplear ni la tecnología ni el nombre de los antiguos modelos de Vector, decidieron usar la plataforma y la mecánica de otra de sus marcas, Lamborghini.

    Por lo que tomando como base el Lamborghini Diablo y su V12 atmosférico crearon un deportivo que resultaba algo más grande, pesado y lento que el modelo italiano, y que contaba con una estética claramente evolucionada de los primeros diseños de Vector, cuyas líneas básicas proceden del Vector W2, el primer prototipo creado nada menos que en 1978.

    Las cifras de rendimiento del V12 de 5.7 litros eran las mismas que homologaba el Diablo, 492 caballos, pero el Vector pesaba algo más y lo cierto es que estaba menos desarrollado y afinado que el modelo italiano. Su aceleración de 0 a 97 km/h (0-60 mph) rondaba los 4.5 segundos y su velocidad máxima no pasaba de los 305 km/h, mientras que la primera versión del Diablo anunciaba una velocidad máxima de 325 km/h.

    Sus acabados no estaban a la altura del Diablo original.

    Por lo que la iniciativa de Megatech logró fabricar y vender aún menos unidades de su nuevo modelo, que recibió la denominación Vector M12, que los propietarios anteriores. En total solo fueron fabricados 17 ejemplares entre 1995 y 1999. La unidad de color negro con interior rojo que aparece en estas imágenes va a ser subastada en el próximo evento de Barrett-Jackson en Scottsdale Arizona y resulta ser el ejemplar número 12 de esa serie.

    Según la casa de subastas, esta unidad fue fabricada originalmente para el Príncipe de Brunéi, aunque no está claro del todo cómo ha terminado en los Estados Unidos, donde ha sido empleado como pieza de museo en numerosas exhibiciones estos últimos años.

    Su propietario actual es Larry Winkler, que precisamente ha decidido poner gran parte de su colección a la venta en esta misma subasta. Aunque este no ha mantenido mucho tiempo el M12 en su poder, pues lo adquirió precisamente hace un año en otro evento de Barret-Jackson.

    Uno de los raros Vector M12 perteneciente a la Familia Real de Brunéi a subasta