¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lamborghini P132: el proyecto original del Lamborghini Diablo y origen del Cizeta V16T

    8
    Prototipos y modelos a escala del Lamborghini P132Varios

    El proyecto P132 de Lamborghini dio lugar a una de las anécdotas más conocidas de la marca de Sant’Agata Bolognese, aunque curiosamente no muchos conocen el aspecto o los prototipos del diseño original del Lamborghini Diablo, la propuesta de Marcelo Gandini que fue desechada por Chrysler y que luego sirvió para crear el radical Cizeta V16T.

    Cuando Chrysler decidió adquirir Lamborghini en la década de los ochenta, el desarrollo del Lamborghini Diablo ya estaba en marcha pero el aspecto del deportivo de 12 cilindros no gustó a los nuevos propietarios estadounidenses. Este era obra de Marcelo Gandini, el mismo diseñador que había firmado las líneas de sus antecesores, los Lamborghini Miura y Lamborghini Countach. Motivo por el que había sido invitado por la compañía italiana para crear el nuevo modelo.

    Los responsables de Chrysler decidieron suavizar las radicales y angulosas formas de la propuesta original de Gandini, tarea que recayó primero sobre la compañía italiana y posteriormente sobre los propios diseñadores de la corporación estadounidense. El resultado de las sucesivas modificaciones fue un modelo que, si bien tomaba como base el aspecto básico y proporciones del diseño inicial del italiano, contaba con unos rasgos muy distintos, con líneas y aristas mucho más suaves y sin las abruptas formas de la primera alternativa, como las enormes entradas de aire o el alerón integrado en la zona central del capó trasero.

    Modelos a escala de las primeras propuestas.

    El resultado final no fue del agrado del diseñador italiano, quien tomó su propuesta original y se la ofreció al empresario Claudio Zampolli, con quién se unió para desarrollar el espectacular Cizeta V16T. Un modelo de edición limitada que, curiosamente, fue desvelado en forma de prototipo antes incluso que el Lamborghini Diablo fuera presentado oficialmente. Aunque su versión definitiva tardó varios años en llegar a la calle, un año después del inicio de producción del Diablo.

    Esta anécdota es de dominio público desde hace décadas, cualquiera que conozca el Cizeta V16T la ha oído o leído alguna vez. Nosotros mismos, hace tan solo unos días, la mencionamos cuando os mostramos el espectacular ejemplar del Cizeta que había aparecido a la venta a estrenar en Estados Unidos. Pero lo que no todos conocen es el diseño original de Gandini que dio lugar a esta historia, antes de que los diseñadores de Chrysler convirtieran el modelo en el Lamborghini Diablo que todos conocemos hoy.

    Lamborghini P132

    Aunque es simplemente conocido como Diablo, nombre tomado de un célebre y aguerrido toro de lidia del siglo XIX perteneciente al Conde de Veragua, lo cierto es que este modelo se gestó bajo el código de proyecto P132. Su desarrollo dio comienzo en 1985 y cuando Chrysler se hizo con Lamborghini en 1987 aún quedaba mucho trabajo de desarrollo por delante, sobre todo debido al calamitoso estado financiero de la compañía, pero el diseño de Gandini ya había sido establecido.

    Uno de los primeros prototipos, expuesto en el museo de la marca.

    Este diseño era, básicamente, el mismo que más tarde se implementó en el Cizeta V16T, pero con algunas notables diferencias, como podemos ver en las imágenes que ilustran este artículo y en el que aparecen varios modelos a escala y prototipos tanto del diseño original como de las sucesivas modificaciones que solicitó Chrysler a finales de la década de los ochenta. La casa italiana mantuvo ocultos estos diseños y prototipos y no fue hasta hace unos años que fueron desvelados y expuestos al público por primera vez. Uno de los prototipos es incluso protagonista habitual del museo de la marca en Sant’Agata Bolognese. Por lo que las únicas imágenes de calidad que tenemos hoy día pertenecen precisamente a este ejemplar. El resto son imágenes de época, de pequeño tamaño y algo borrosas, de las que además no hay demasiadas disponibles en la red.

    En las pocas imágenes que han trascendido encontramos varios modelos a escala y algunos prototipos del proyecto P132, que como podemos ver cuentan en gran medida con las formas y proporciones básicas que luego fueron implementadas en el deportivo de Cizeta. Aunque también encontramos distintas alternativas de diseño originales de Gandini, con distintas lecturas para la zona trasera del habitáculo y las entradas de aire. Ya que en algunas imágenes podemos ver las entradas de aire sobre la propia zaga e incluso las enormes entradas de aire con lamas laterales en uno de los prototipos de desarrollo finales, que aún contaba con elementos del diseño original.

    Del desarrollo de este proyecto no se conocen demasiados datos, pero sí que ha trascendido que Chrysler encargó dos grandes modificaciones del modelo. En primera instancia fue la propia Lamborghini la encargada de retocar el diseño original de Gandini, lo que dio lugar a los prototipos y mulas que aún contaban con gran parte de los rasgos iniciales, y por último a los diseñadores de la propia Chrysler, los que terminaron dando la forma final del modelo, eliminando por completo los abruptos ángulos que dibujaban la carrocería o los rasgos más dramáticos, como el acusado labio inferior delantero o las enormes entradas de aire laterales.

    Uno de los prototipos finales con las entradas laterales, probablemente como camuflaje.

    Si nos fijamos en las imágenes de la galería superior podemos distinguir claramente entre los modelos a escala y prototipos iniciales, y los referentes a los distintos rediseños encargados por Chrysler, incluyendo una unidad de pruebas que ya contaba con la mayoría de los paneles de carrocería definitivos pero unos pocos rasgos remanentes del diseño de Gandini.

    También podemos encontrar una imagen de un modelo a escala de color rojo que es prácticamente idéntico al Cizeta V16T, lo que pone de relieve que Gandini realmente llegó a emplear el diseño que propuso a Lamborghini en el deportivo de 16 cilindros. Curiosamente, este último montó una mecánica de origen Lamborghini, pues aunque la pequeña compañía nunca llegó a confirmarlo, el V16 era realmente un motor creado a partir de dos V8 de 3.0 litros procedentes del Lamborghini Urraco P300. Aunque este motor iba montado transversalmente en lugar de la disposición longitudinal con la que fue desarrollado el proyecto P132 en un principio.

    Lamborghini P132: el proyecto original del Lamborghini Diablo y origen del Cizeta V16T