¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El repunte de las ventas de coches en Wuhan da esperanza a la industria automotriz

    Las ventas de coches comienzan a recuperarse en Wuhan (China).

    El rápido repunte que están experimentando las ventas de coches en Wuhan (China), el epicentro de la pandemia generada por el coronavirus COVID-19, es un verdadero soplo de esperanza para la industria automotriz del gigante asiático. Una rápida recuperación permitirá recuperar en lo que resta de año 2020 gran parte del terreno perdido durante el primer trimestre.

    Los datos de ventas de coches en China correspondientes al pasado mes de marzo de 2020, si bien son malos puesto que reportan una notable caída superior al 40%, lo cierto es que si se ponen en contexto y, sobre todo, se comparan con los meses de enero y febrero, nos damos cuenta de un importante cambio de tendencia. El sector del automóvil chino está recuperando poco a poco la normalidad.

    Vayamos un paso más allá y pongamos el foco en el epicentro de esta pandemia generada por el coronavirus COVID-19. Es decir, en Wuhan, la gran urbe capital de la región china de Hubei en la que residen más de 10 millones de habitantes. Pues bien, allí las ventas de coches nuevos se están recuperando mucho más rápido de lo esperado. Más aún si tenemos en cuenta que dicha ciudad ha sido la última en la que se ha permitido recuperar la actividad comercial.

    Evolución de las ventas de coches en China
    Evolución de las ventas de coches en China al sufrir la crisis del coronavirus.

    Desde principios del pasado mes de febrero, en el que se registraron unos volúmenes de ventas muy cercanos al cero, las matriculaciones han venido creciendo. Lentamente pero de manera continuada. En el caso concreto de Wuhan, losconcesionarios han reabierto y en algunos de ellos, ya se están registrando ventas diarias de niveles anteriores a esta importantísima crisis.

    «Estaba bastante conmocionado. Es como un boom después de una latencia de dos meses. Pensé que las ventas se congelarían», comentó Zhang Jiaqi, un representante de ventas en uno de estos concesionarios de Wuhan. Estos datos ofrecen una pequeña esperanza para aquellos fabricantes de automóviles que ahora están enfrentándose a las consecuencias de la pandemia lejos de China. Y es que, recordemos que, mientras reabren las fábricas chinas de coches, el resto han echado el cierre de manera temporal.

    Una rápida recuperación en China sugiere que los consumidores están dispuestos a hacer frente a gastos tan importantes como la compra de un coche nuevo. Es más, incluso en el caso concreto de Wuhan, expertos señalan que varios compradores especifican que han decidido comprar un coche para evitar el uso del transporte público. En estos pocos días que llevamos de actividad en los concesionarios chinos que han abierto nuevamente sus puertas se está experimentando un notable crecimiento de la demanda de vehículos de segmento B y C.

    El Gobierno de China ayudará a su sector del automóvil

    En un artículo previo ya analizamos la importancia de que tanto las autoridades regionales como nacionales de China pusieran en marcha medidas para ayudar al sector del automóvil a recuperarse de este parón de varios meses. Las restricciones a la compra de coches nuevos en las grandes ciudades se han relajado y también se van introducir nuevos estímulos que ayuden a incrementar la demanda. Unas ayudas y/o subvenciones que estarán dirigidos, en buena parte, a los vehículos electrificados. En las principales urbes chinas se va a seguir apoyando la adquisición de coches eléctricos, híbridos y/o de pila de combustible de hidrógeno.

    Fuente: autonews