¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen, a por el millón de coches eléctricos en 2023: llevan 250.000

    Los fabricantes de coches eléctricos confían en un crecimiento muy potente de la electromovilidad y en ventas de coches electrificados (eléctricos e híbridos enchufables) que llegarán a niveles masivos. Volkswagen aspira a llegar al millón de unidades producidas en 2023.

    Recientemende Volkswagen anunció el hito de las 100.000 unidades vendidas del e-Golf, el derivado eléctrico de la generación saliente del compacto. No deja de ser una buena cifra, pero es muy inferior al volumen de ventas de, por ejemplo, el Nissan Leaf. ¿Y en conjunto, cuántos eléctricos han vendido?

    La cifra ya supera las 250.000 unidades, obviando todos los prototipos y Golf Citistromer fabricados antes de 2013. El desglose va así: 104.000 e-Golf, 51.000 Golf GTE, 42.000 Passat GTE y 21.000 e-Up!. Este último salió primero, en 2013, le siguió el e-Golf en 2014. En lo que va de año Volkswagen ha entregado más de 70.000 modelos electrificados.

    La unidad 250.000 de la nueva era eléctrica de Volkswagen se ha entregado también a un cliente alemán, en este caso una mujer, Sandra Fleischer. Recientemente Alemania superó a Noruega como el primer mercado europeo de coches eléctricos, teniendo en cuenta que Noruega no forma parte de la UE, sino de la EFTA, la zona de comercio libre.

    Detalle de la estructura interna de los eléctricos de Volkswagen

    Han sido 250.000 unidades en un lustro, es decir, una media de 50.000 al año, pero evidentemente se partieron de cifras pequeñas y han ido creciendo. Y a partir de ese crecimiento se deduce que en 2023 se podrá lograr un volumen acumulado de un millón de unidades, dos años antes de lo previsto. Nissan previó llegar al millón ¡anual! entre abril de 2022 y marzo de 2023 (FY2022).

    Cómo serán de buenas las previsiones, que para 2025 el cálculo ya será de 1,5 millones de unidades. Obviamente ahí entran en juego los modelos de la familia ID, ya que el e-Golf se dejará de fabricar y será reemplazado de facto por el ID.3, que no es un Golf electrificado sino un modelo independiente con su propia plataforma.

    De momento se han realizado 37.000 reservas del ID.3, las cuales se han hecho adelantando dinero, y las entregas se realizarán a partir del verano. Compárese eso, a modo de curiosidad, con las 250.000 reservas del Tesla Cybertruck a estas alturas de noviembre. Ojo, dicha reserva solo implica 100 dólares...

    Producción del Volkswagen ID.3 en Zwickau (Alemania)

    Uno de los factores en los que Volkswagen se apoya para lograr ese crecimiento es la red de recarga, que contará con 36.000 puntos en 2025 solo a través de la empresa subsidiaria Elli, incluyendo concesionarios Volkswagen. Ahora cuenta con 10.000 clientes.

    La existencia de una red de recarga capilarizada y altamente disponible reduce las reticencias del consumidor, incluso de aquellos que no tienen posibilidad de recargar el vehículo en su propia parcela o plaza de garaje, sobre todo si no agotan las baterías en varios días y pueden cargar de forma más esporádica.

    En cuanto al suministro de baterías, otro asunto peliagudo, en Salzgitter Volkswagen producirá 16 GWh en baterías si logra la máxima capacidad de la fábrica. Eso no ocurrirá hasta finales de 2023/principios de 2024, mientras tanto depende de proveedores externos y que estos sean capaces de mantener el ritmo.

    Volumen acumulado de coches eléctricos en el mundo de 2013 a 2018 - Fuente: Global EV Outlook 2019, International Energy Agency

    El panorama pinta muy bien. BMW, que se enfoca a un cliente distinto y vende coches más caros, ya superó las 500.000 unidades entre híbridos enchufables y eléctricos puros. En 2021 los bávaros aspiran a llegar a su millón de unidades acumuladas, dos años antes que Volkswagen. La gama electrificada de BMW también va a crecer.

    A nivel mundial se acumulaban más de 3 millones de coches eléctricos en todo el mundo en 2017, habiendo ascendido a 5 millones en 2018. Evidentemente esto está acelerando mucho y casi parece un ritmo exponencial, pero el enfriamiento de la economía global puede truncar esas previsiones tan halagüeñas.

    De todas formas, habrá que ver si el mercado sigue demandando coches eléctricos a ese ritmo, si los proveedores son capaces de servir tantas baterías, y si las políticas que favorecen a los eléctricos son sostenibles en el tiempo a efectos fiscales, de saturación vehicular, etc. Esto en algún momento tendrá que decelerar, pero ¿cuándo?