¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarPaseo imperial de Penske en Gateway; pole de Will Power

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández6 min. lectura

    El piloto australiano lideró a un batallón que aventajó en 5 millas por hora de media al resto.

    El líder Josef Newgarden partirá en primera línea, cinco puestos por delante de Scott Dixon.

    Sébastien Bourdais 19º en su regreso a la competición

    La IndyCar consagró ayer en pista su regreso, tras 14 años de ausencia, al óvalo de Gateway, que acogiese carreras de la CART y la IRL entre 1997 y 2003. Además de Ed Carpenter, que lo hizo en Indy Lights, tres de los pilotos actuales de la parrilla (Scott Dixon, Hélio Castroneves y Tony Kanaan) tuvieron la oportunidad de correr en ese periodo en el trazado de 1.25 millas (2 kilómetros), logrando Castroneves la victoria en la última carrera disputada. El brasileño, no obstante, no ha sido quien se ha hecho con la pole para la Gateway 500, honor que le ha correspondido al vencedor la semana pasada en Pocono, Will Power.

    Por tercera carrera consecutiva, el último piloto en salir en una clasificación en óvalo se ha llevado la pole position. En el caso del australiano, dos vueltas casi perfectas en 23.7 le granjearon un tiempo total de 47.457 y una apabullante velocidad media de 189.642 millas por hora, batiendo en un segundo el anterior récord existente. Power tenía como referencia el registro de su compañero, y líder del campeonato, Josef Newgarden, quien poco antes había elevado el listón hasta las 188.316 mph, bajando en ambas vueltas de los 24 segundos. El estadounidense mostró en libres el ritmo de carrera más sólido, lo que promete una interesante confrontación en cabeza con el campeonato en mente.

    La superioridad de Penske, patente desde los entrenamientos libres, fue total y absoluta. Con el 187.457 de Hélio Castroneves, y el 186.747 de Simon Pagenaud, el equipo de Mooresville copó las cuatro primeras posiciones en parrilla con una diferencia abismal sobre el resto de contrincantes. El mejor fuera de Penske fue el especialista en óvalos Ed Carpenter, que clasificó quinto con una media de 184.528, 5 mph menos que Power, siendo el cómputo total de su tiempo 1.3 segundos más lento que el registro del australiano, y casi seis décimas peor que el de Pagenaud. Como referencia, el margen entre Carpenter y el 19º clasificado fue de siete décimas. Un óvalo nuevo era el mejor sitio para que la superioridad ingeniera de Penske quedase patente, y así ha sido.

    Tras Carpenter, de nuevo Takuma Sato volvió a ser el bastión de Andretti, y de Honda, en clasificación en óvalo. El piloto nipón rodó en 24.4 en sus dos vueltas y superó las 184 mph de promedio, terminando por delante de un Scott Dixon que fue de nuevo lo único rescatable en medio del naufragio de Ganassi. Tras el neozelandés, la gran sorpresa fue la octava posición de Carlos Muñoz, que firmó la mejor clasificación de la desvencijada Foyt esta temporada, ratificando su condición de buen piloto en óvalos. Su tiempo fue ligeramente más veloz que el de dos pilotos más habituales de la zona alta, como Alexander Rossi o James Hinchcliffe, que completaron el top 10 por delante del otro coche de Foyt, el de Conor Daly. Con ello, Chevrolet copó 7 de las primeras 11 posiciones, un inesperado éxito.

    La clasificación no fue tan exitosa para pilotos como Graham Rahal (13º), Ryan Hunter-Reay (14º) o Tony Kanaan (17º), pero transcurrió sin incidentes de ningún tipo. En su regreso a la alta competición, Sébastien Bourdais, falto aún de ritmo, consiguió un tiempo aceptable que le permitirá salir 19º, a dos décimas del 13º puesto de su compañero Ed Jones, y por delante de Marco Andretti y Sebastián Saavedra, que completaron una clasificación nefasta. La carrera se disputará la madrugada del sábado al domingo a partir de las 03:40 (Movistar Deportes 1), y será reemitida en diferido el domingo a las 16:40 (MD2) y a las 22:00.

    RESULTADOS: Libres 1 / Libres 2

    Clasificación para la Gateway 500

    Fotos: IndyCar Media