Abarth Punto Evo. Urbano con alma de deportivo

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(69 fotos)

Ponte guapo, te van a mirar. El Abarth Punto Evo llama la atención por donde quiera que va gracias a un aspecto exterior absolutamente racing que lo hace atractivo e inconfundible. Acostúmbrate a ser observado porque serán muchos los que se sientan atraídos por la fuerte personalidad de este pequeño italiano. Nunca pasa desapercibido.

Pero el Abarth Punto Evo 1.4 Multiair 165 que ha pasado por nuestras manos no sólo es un coche bonito. Sus excelentes prestaciones, la gran respuesta del motor, el fantástico sistema de frenado firmado por Brembo, las firmes suspensiones, los asientos tipo baquet, el formidable sonido del escape... todo el conjunto está pensado para disfrutar de la conducción deportiva. La diversión al volante está asegurada.

Sucesor del Abarth Grande Punto, el Punto Evo se sitúa por tamaño por encima del Abarth 500 y el 500C. Sus dimensiones le otorgan una mayor polivalencia que su hermano pequeño al tener unas plazas traseras más utilizables y un maletero de un volumen aprovechable. Para conocer más detalles del modelo más pequeño de la marca del escorpión, tanto en su versión cerrada como descapotable, no dudes en leer la prueba del Abarth 500 y la prueba del Abarth 500C.

El Punto Evo dispone de un propulsor de gasolina 1.4 sobrealimentado con un turbocompresor Garrett de geometría fija que entrega 165 CV y que le proporciona unas cualidades dinámicas sobresalientes. Dispone de tecnología Multiair, un sistema que prescinde del tradicional árbol de levas de admisión siendo sustituido por un sistema electrohidráulico de control de las válvulas de admisión. Con esta tecnología que el Grupo Fiat estrenó en 2009 se busca obtener más potencia y par de un motor de gasolina y a la vez reducir consumos y emisiones.

Prueba

Diseño exterior
Abarth Punto EvoLas líneas generales de la carrocería del Abarth Punto son similares a las del Fiat Punto del que deriva aunque la estética deportiva ha sido un aspecto enfatizado en busca de una total diferenciación recibiendo además diversas modificacionespara obteneruna mayor eficiencia aerodinámica.

El paragolpes delantero del Abarth ha sido ensanchado con respecto al del Fiat y cuenta con dos tomas de aire laterales. La moldura negra delantera, que integra la matrícula y los intermitentes, es un elemento que no me terminaba de gustar en las fotos porque parecía recargar el diseño frontal pero he de reconocer que viéndolo al natural queda bien.

En la vista lateral es donde este Punto vitaminado enamora. Destacan las preciosas llantas de aleación de 17 pulgadas con radios inspirados en las pinzas de un escorpión, símbolo de Abarth. La representación de este animal también está presente en el embellecedor de los bujes. Las llantas dejan ver las grandes pinzas de freno de color rojo firmadas por Brembo y los discos de gran tamaño -305 mm delante y 264 mm detrás- que garantizan una gran capacidad de detención. Una línea roja con la inscripción "Abarth" recorre todo el lateral contrastando con la tonalidad clara de la carrocería y dando un excelente toque racing, algo que también ocurre con los retrovisores con carcasa de color rojo. El carácter deportivo se incrementa aún más gracias a que los pasos de rueda están muy marcados y al diseño del faldón lateral. Bajo la ventanilla trasera, hay un bello logo de la marca italiana.

En la zaga, el paragolpes posterior presenta una moldura negra que contiene en su parte central la matrícula y dos salidas de aire en los laterales. En su zona inferior llama la atención un gran difusor que deja a su izquierda una doble salida de escape cromada de generoso tamaño y en el centro presenta las luces de marcha atrás y antiniebla. Los pilotos traseros flanquean la luneta trasera tintada y en la parte superior un gran spoiler es el encargado de dirigir el flujo aerodinámico.

Diseño interior
Abarth Punto EvoEn el habitáculo nos encontramos con materiales de una calidad correcta, buenos acabados en general y el nombre o logotipo de Abarth por todas partes: En los umbrales de las puertas, las alfombrillas, el centro del volante, el cuadro de instrumentos, la carcasa del navegador, el respaldo de los asientos o el pomo de la palanca de cambios nos recuerdan que estamos en un pequeño italiano con pedigrí.

La cúpula de la instrumentación es de cuero con puntadas en colores rojo y amarillo, al igual que la funda de la palanca de cambios y los asientos. Debajo, el cuadro de instrumentos contiene dos esferas de gran tamaño con unas bellas grafías de toque deportivo que muestran el cuentarrevoluciones y el velocímetro y a las que se suman otras dos más pequeñas con el indicador de la temperatura del líquido refrigerante del motor y el nivel de combustible.

En el centro del cuadro de instrumentos se presenta una pantalla multifunción que muestra la hora, la distancia recorrida, la distancia estimada con el combustible restante o el consumo medio, entre otros datos típicos del ordenador de a bordo. Menos frecuente es el hecho de poder ver en ese display una representación gráfica de la presión de sobrealimentación del turbocompresor y la indicación del Gear Shift Indicator (GSI) que sugiere al conductor cuándo debe incrementar una marcha con el objetivo de recudir el consumo. En esta pantalla también se puede acceder a menús que nos permiten configurar algunas funciones del vehículo como la sensibilidad del sensor de lluvia, desactivar el cierre centralizado automático en marcha, desactivar el encendido automático de las luces diurnas, ajustar el volumen de las teclas o desactivar el airbag del pasajero.

En la consola central encontraremos el sistema de audio Interscope -opcional por 400 euros- con acabado negro brillante y que lleva asociado un subwoofer en el maletero, dando como resultado una buena calidad de sonido. Debajo, el climatizador automático -opcional por 200 euros- se ha mostrado poco eficaz a la hora de vencer el calor ya que para refrescar el habitáculo era necesario recurrir siempre a la máxima potencia que era capaz de ofrecer, con el consiguiente ruido y pérdida de confort.

Abarth Punto EvoEn la parte superior de la consola está dispuesto el sistema Blue&Me que integra el navegador GPS, bluetooth, manos libres, conectividad USB e incluso telemetría si queremos dar unas vueltas en un circuito de competición. Determinadas funciones pueden resultar complejas de utilizar o programar aunque afortunadamente también pueden controlarse mediante comandos de voz. Su estructura modular permite desanclarlo del salpicadero con facilidad pero como contrapunto se muestra muy sensible a las vibraciones de la carrocería lo que provoca que vaya agitándose continuamente resultando difícil leer las indicaciones de su pequeña pantalla. Una pantalla integrada en la consola sería, sin duda, una mejor opción.

Alrededor del módulo de la radio y extendiéndose hacia el lado del acompañante se emplea un material de tacto agradable que, según Abarth, "evoca en su aspecto y acabado el típico pavimento de los circuitos automovilísticos, trayendo así el ambiente de las carreras dentro del habitáculo". Lo cierto es que ese ambiente de carreras al que se hace referencia no es tan evidente como en el exterior. El volante de cuero sí que tiene aspecto deportivo y el pedalier de aluminio es un acierto pero el resto del coche, difiere poco de un Punto normal y corriente... salvo que nos decantemos por equipar los asientos opcionales Abarth Corsa de Sabelt -1.700 euros- que llevaba nuestra unidad. Los que trae de serie el Punto Evo son atractivos pero estos baquets Sabelt son sublimes y su sola presencia transforma el habitáculo dándole un carácter muy racing. Bonitos, cómodos y sujetan bien el cuerpo: son sencillamente perfectos.

Habitabilidad
Abarth Punto EvoEn las plazas delanteras, los ocupantes que midan menos de 1,85 metros encontrarán espacio de sobra para acomodarse pero aquellos que superen esa estatura pueden encontrarse con algún problema de altura. Atrás sólo hay dos plazas -con asientos muy cómodos- pero el espacio es razonable aunque los pasajeros a partir de los 1,80 metros de estatura encontrarán más limitaciones en cuanto al espacio longitudinal y vertical.

Existen varios huecos repartidos por el habitáculo donde podremos dejar nuestras pertenencias. Los bolsillos de las puertas tienen espacio para una botella pequeña, hay un exiguo compartimento con tapa y base de goma en la parte alta de la consola central, un pequeño cajón está disponible a la izquierda del volante, la guantera tiene luz interior, hay una red lateral en el túnel de transmisión del lado del copiloto, un hueco entre la palanca del cambio y el freno de mano y un compartimento en el reposabrazos delantero. Atrás simplemente hay dos portalatas cerca del umbral de la puerta y unos huecos de escasa utilidad en los paneles laterales.

El maletero ofrece 275 litros de capacidad, está iluminado pero bajo el piso del maletero no encontraremos una rueda de repuesto sino un kit de reparación de pinchazos. El respaldo de los asientos traseros se puede abatir -en su totalidad, no puede hacerse por secciones- para conseguir un mayor espacio de carga de hasta 1.030 litros.

La maniobra de abatimiento no resulta sencilla: Primero hay que levantar el cojín del asiento trasero pero no hay una correa o asa que facilite esta labor por lo que hay que meter la mano entre cojín yrespaldo y tirar con fuerza. A continuación hay que bajar los reposacabezas hasta su posición más baja. Después hay que soltar los dos anclajes del respaldo -uno en cada lado del respaldo- y tumbarlo con cuidado de no enganchar los cinturones de seguridad. Todo ello resulta complicado porque para estos pasos hay que manipular en ambos lados del asiento, algunas operaciones necesitan de bastante fuerza y además se añade la incomodidad del acceso debido a la carrocería de tres puertas. Con el asiento trasero tumbado no queda una superficie completamentelisa ya que hay un escalón debido al respaldo. Volver a colocar el asiento en su sitio tampoco es tarea fácil aunque no resulta tan laborioso como el abatimiento del mismo.

Conducción
Abarth Punto EvoLa postura de conducción es buena gracias a unos asientos cómodos y envolventes -aunque sin regulación en altura- y a que el volante es ajustable en altura y profundidad. La visibilidad es correcta en todas las direcciones. Al poco de ponernos en marcha nos llama la atención el sonido que sale del escape: Bronco, grave, muy deportivo. La sonoridad en el interior del habitáculo se deja notar pero nunca resulta molesta, es más, el sonido del motor cuando iniciamos la marcha o cuando aceleramos a fondo transmite una sensación racing que nos recuerda que no estamos subidos en un utilitario cualquiera.

La suspensión me pareció muy dura en un principio pero a medida que fueron cayendo los kilómetros comprobé que depende bastante del estado de la carretera. En vías bien asfaltadas es firme pero no incómoda aunque en asfalto roto o atravesando los "queridos" badenes de velocidad que muchos municipios plantan indiscriminadamente nos vemos obligados a reducir mucho la marcha para que nuestra espalda no se resienta. Lo bueno de esta configuración es que circulando rápido el balanceo y cabeceo de la carrocería son reducidos y la estabilidad resulta sobresaliente para un coche de una batalla tan corta.

La dirección es buena por tacto y asistencia mientras que el cambio de seis relaciones también cumple sobradamente su cometido, a excepción de que en ocasiones le cuesta engranar la primera velocidad. Los frenos firmados por Brembo actúan muy bien y muestran una gran capacidad de detención cuando las circunstancias lo requieren y soportan el trato continuado sin mostrar fatiga.

Abarth Punto EvoLa respuesta del motor es brillante en cualquier circunstancia especialmente una vez sobrepasadas las 3.500 vueltas, entregándose la potencia de forma lineal y progresiva. Si aún queremos más, junto a la palanca del cambio de marchas está el interruptor "mágico" que nos permite cambiar del modo Normal al Sport. Eligiendo esta última opción se endurece la asistencia de la dirección y se aumentan los niveles de presión del turbocompresor -overboost- de manera que se ofrece más par motor. Las diferencias de comportamiento son notables ya que con el modo Sport activado el motor muestra todo su carácter y la respuesta al acelerador es fulminante, basta con rozar el pedal para que el Punto nos ofrezca una aceleración magnífica y da la sensación de que anda mucho más de lo que dice el cronómetro.

En carreteras reviradas se desenvuelve muy bien aunque no hace falta forzar mucho la situación para que aflore su comportamiento subvirador. Basta con levantar un poco el pie del acelerador y abrir el giro para recuperar la tracción pero se agradecería un comportamiento más neutro ya que el tren delantero desliza con cierta facilidad. El control de estabilidad no es desconectable, algo que nos puede limitar la diversión si decidimos hacer unas tandas en un circuito.

En Abarth Punto Evo dispone de algunos elementos para hacer más cómoda la conducción y la vida a bordo como el Hill Holder -asistente de arranque en pendiente-, el sensor de lluvia, o los faros antiniebla con función de cornering. No puede llevar, ni en opción, equipamiento como faros de xenón, sensor de luces o un asistente de aparcamiento trasero.

Toca hablar de consumos. En nuestros recorridos habituales hemos obtenido unas cifras de consumo en torno a medio litro por encima de lo anunciado por Abarth. El Punto Evo homologa 4,8 l/100 km en ciclo extraurbano pero yo he obtenido 5,6 l/100 km, aunque sigue siendo un buen resultado para un coche con estas prestaciones. En ciudad, los 8,1 l/100 km homologados se convierten en 8,6 l/100 km en nuestro recorrido de pruebas. El sistema Start & Stop de parada y arranque automáticos tiene un funcionamiento correcto y en el display del cuadro de instrumentos aparece una indicación que informa al conductor cuándo debe cambiar a una marcha superior para realizar una conducción eficiente. Aunque los consumos son razonables, el depósito de combustible de 45 litros nos obligará con frecuencia a pasar por la gasolinera cuando apenas hayamos recorrido 500 kilómetros.

En resumen
Abarth Punto EvoEl Punto Evo que ofrece la marca del escorpión está bien resuelto en todos los aspectos, aporta cierta exclusividad -no verás muchos por la calle- y permite disfrutar de su conducción en todo momento. Lo mejor de todo es que no sólo sirve como segundo vehículo para disfrutar de escapadas de fin de semana por carreteras de montaña sino que puede ser perfectamente un coche para el día a día pues cumple razonablemente en todos los apartados.

Su estética exterior y su comportamiento resultan muy atractivos para cualquiera al que le gusterealizar unaconducción deportiva. El Abarth Punto Evo está disponible desde 18.690 euros y presenta una excelente relación precio/prestaciones que le convierten en una opción a tener en cuenta para aquellos conductores que busquen un vehículo de dimensiones contenidas pero sin renunciar a unas fantásticas cualidades dinámicas.

Datos y Equipamiento

Ficha técnica del Abarth Punto Evo:

MOTOR
Tipo: 4 cilindros en línea, 4 válvulas por cilindro, sobrealimentación con turbocompresor Garrett GT1446 de geometría fija
Cilindrada: 1.368 cm3
Potencia: 165 CV (121 kW) a 5500 rpm
Par máximo: 250 Nm (25,5 kgm) a 2250 rpm

TRANSMISIÓN
Tipo: Cambio mecánico de 6 velocidades

SUSPENSIÓN
Delantera: independiente Mc Pherson con barra estabilizadora
Trasera: con esquema de ruedas semiindependientes con eje de torsión

FRENOS
Pinzas de freno delanteras: Brembo M4X40
Discos de freno delanteros: autoventilados Ø 305 mm X 28
Discos de freno traseros: Ø 264 mm X 11mm

DIRECCIÓN
Tipo: Servodirección electrohidráulica Dualdrive con modalidad Sport

RUEDAS
Llantas: de aleación 7" x 17" ET39
Neumáticos: 215/45 R17

CONSUMO Y EMISIONES
Consumo urbano: 8,1 l/100 km
Consumo mixto: 6,0 l/100 km
Consumo extraurbano: 4,8 l/100 km
Emisiones de CO2: 142 g/km

PRESTACIONES
Velocidad máxima: 213 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,9 s

DIMENSIONES
Longitud: 4.065 mm
Anchura: 1.726 mm
Altura: 1.490 mm
Batalla: 2.510 mm
Vía delantera: 1.483 mm
Vía trasera: 1.471 mm
Peso: 1.185 kg
Volumen del maletero: 275 litros


Equipamiento de serie del Abarth Punto Evo:

- Airbags delanteros conductor y pasajero de doble fase de activación
- Airbags laterales y airbags de cabeza
- Airbag de rodilla del conductor
- TTC - Torque Transfer Control (control de transferencia de par)
- ABS+EBD
- ESP+ASR, MSR, HBA, Hill Holder
- Servodirección eléctrica Dual Drive
- Sistema GSI (Indicador de Cambio de Marcha)
- Interruptor de conducción Abarth Sport
- Sistema Start&Stop
- Volante regulable en altura y profundidad
- Asiento del conductor regulable en altura
- Elevalunas eléctricos delanteros
- Retrovisores exteriores eléctricos con sistema antivaho
- Mando a distancia de apertura y cierre de puertas y desbloqueo o bloqueo del portón trasero
- Climatizador manual
- Faros antiniebla
- Ajuste de altura de faros delanteros
- Kit de reparación o inflado de neumáticos Fix&Go
- Kit de fumadores
- Volante y pomo del cambio en piel Abarth
- Pinzas de freno rojas (delanteros Brembo)
- Alerón trasero y faldones laterales en el color de la carrocería
- Geometría rebajada y doble tubo de escape cromado trasero a la vista
- Llantas de aleación de 17" con neumáticos 215/45 R17 (no aptos para cadenas)
- Luz de ambiente ámbar en el salpicadero y en los paneles de las puertas
- Radio CD + mp3 con 4 altavoces 40 W, 2 tweeters 30 W y mandos en el volante
- Sistema de manos libres Blue&Me con tecnología bluetooth, reconocimiento de voz, mandos en el volante y lector de archivos de audio digital con puerto USB

Principal equipamiento opcional del Abarth Punto Evo:

- Climatizador automático
- Retrovisor interior electrocrómico día/noche automático
- Toma de 12 v en maletero
- Tyre Pressure Monitoring System (sistema de monitorización de presión neumáticos)
- Control de crucero
- Sensor de lluvia
- Reposabrazos delantero con hueco portaobjetos
- Kit estético abarth (adhesivos laterales y carcasas retrovisores) rojo, blanco o negro
- Techo practicable eléctrico Sky Dome
- Llantas de aleación de 17" con neumáticos 215/45 R17 (aptos para cadenas)
- Tapicería en piel mixta
- Asientos (conductor y acompañante) Abarth Corsa by Sabelt en tejido negro
- Asientos (conductor y acompañante) Abarth Corsa by Sabelt en piel frau negra mixto alcántara negra
- Cristales traseros y luneta oscurecidos
- Sistema de audio HIFI "Interscope" con amplificador 4 canales, subwoofer amplificado

Rivales

El Abarth Punto Evo 1.4 Multiair 165 CV está a la venta desde 18.690 euros. Sus principales rivales son el Alfa MiTo de 170 CV y los cuatro integrantes del Grupo VAG aunque todos tienen un precio más elevado que el pequeño deportivo de la marca del escorpión:

- Alfa Romeo MiTo 1.4 TB 170 CV MultiAir Quadrifoglio Verde. Es su principal rival y apenas hay diferencias entre sus dimensiones, habitabilidad, prestaciones o consumos. El MiTo puede equipar, opcionalmente, algunos elementos que no están disponibles en el Abarth como el asistente de aparcamiento trasero, suspensión adaptativa, asientos calefactables o los faros de xenón. Su precio de partida es de 21.550 euros por lo que la diferencia de precio entre ambos es muy considerable, 2.860 euros.

- Audi A1 1.4 TFSI 185 CV S-tronic 7 vel. Es 10 cm más corto, lo cual se nota en su habitabilidad interior. Ofrece 20 CV más y por ello tieneunas mejores prestaciones. A diferencia del Punto, que lleva un cambio manual de seis marchas, el A1 disponde de una transmisión automática de doble embrague con siete velocidades. Sin embargo, el A1 juega en otra liga porque la diferencia de precio con el Abarth es abismal ya que el alemán se vende a partir de 27.300 euros.

- Seat Ibiza SportCoupé 1.4 TSI 180CV DSG Cupra. Es más potente y sus prestaciones son superiores, aunque su consumo también es ligeramente mayor. El Ibiza disfruta de un cambio automático de doble embrague con siete velocidades. Su precio es de 23.310 euros, una diferencia que sobrepasa los 4.600 euros con respecto al Abarth a pesar de que ambos gozan de un equipamiento similar.

- Skoda Fabia RS 1.4 TSI 180 CV DSG 7 vel. Su motor entrega más potencia y sus prestaciones son superiores aunque pesa casi 200 kilos más que el Punto. Ofrece 40 litros más de maletero y tiene un cambio automático de doble embrague de siete velocidades. Vale 20.270 euros, lo que supone un desembolso de 1.580 euros más que el Abarth Punto Evo.

- Volkswagen Polo GTI 1.4 TSI 180 CV DSG 7 vel. Con 15 CV más, el Polo dispone de unas prestaciones notablemente superiores a las del Abarth Punto, y además su consumo es inferior. Es nueve centímetros más corto y eso se nota en el maletero, cuyo volumen es 90 litros más pequeño que el del italiano. El modelo alemán tiene un cambio automático de doble embrague de siete velocidades y su precio es de 21.375 euros, es decir, 2.685 euros más que el Abarth Punto Evo pero ofrece climatizador, sensor de lluvia y faros de xenón de serie.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

¿Buscas coches nuevos Abarth?

    Más leídas
    Más comentadas

    ¿Qué te parece el nuevo diseño?

    Tú opinión nos importa.

    Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

    ×
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto