¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PruebaBMW Serie 4 Coupé 435i: Reinventando un deportivo (I)

    13

    Los BMW Serie 4 son las nuevas carrocerías coupé y cabrio de la Serie 3. Probamos el 435i Coupé con motor de 3.0 litros y 306 CV de potencia máxima. Su silueta afilada, un traje a medida de la mano de un paquete M y el escaparate completo en cuanto a opcionales, prometen un inicio de año sin igual.

    Tenemos la oportunidad de subirnos en el BMW Serie 4 Coupé en su variante 435i, y si te estás preguntando qué es la Serie 4 de BMW o la variante 435i, déjanos que te expliquemos paso por paso. Los BMW Serie 4 son la nueva generación o más bien la reinvención de los antiguos BMW Serie 3 Coupé y Cabrio. BMW sólo comercializa el BMW Serie 3 en formato berlina y en formato ‘touring’ (que es el formato ranchera). Tanto en la Serie 3 como en la Serie 4 hay dos novedades que merece la pena mencionar: el BMW Serie 3 Gran Turismo y el BMW Serie 4 Gran Coupé.

    El frontal es muy agresivo con el paquete deportivo M.

    Como hoy os hablamos de la Serie 4, os comentaremos brevemente la carrocería novedosa de esta familia. El BMW Serie 4 Gran Coupé responde simple y llanamente a todos aquellos clientes que quieren disfrutar de la silueta atlética del Coupé pero con cierta versatilidad. Es por ello que BMW le ha añadido al Coupé tradicional, un par de puertas traseras y un portón eléctrico. Salvo por estos detalles y unos milímetros adicionales en la caída del techo, es prácticamente igual.

    Un tubo a cada lado es adelanta que estamos frente al BMW 435i

    Estamos probando la variante 435i del Coupé de 2 puertas y 4 asientos homologados. Esta versión es la inmediatamente anterior al BMW M4, y por tanto se entiende que es muy potente. Tiene un motor de 6 cilindros en línea, 3.0 litros de cilindrada y 306 CV de potencia máxima. La potencia máxima la entrega entre 5.800-6.400 rpm y el par máximo es de 400 Nm entre 1.200-5.000 rpm. El coche cuenta con tecnología BMW TwinPower Turbo y gracias a su tecnología, la gran potencia y un peso en vacío de apenas 1.600 kilos, es capaz de acelerar de 0-100km/h en 5,4 segundos o 5,1 segundos dependiendo de la caja de cambios. En nuestro caso nos beneficiamos del mejor dato gracias a la caja automática deportiva (2.897 euros), que tiene levas en el volante y un diseño de palanca específico.

    Las entradas de aire son muy grandes y estos faros son full LED

    Pero lo emocionante empieza desde el primer vistazo. El color de la unidad de pruebas es el Estoril Blue (1.035 euros), que es exclusivo del Paquete deportivo M (4.317 euros). El Paquete deportivo M modifica la estética del vehículo, desde un frontal más agresivo hasta una trasera más deportiva con secciones de mayor tamaño en negro. A su vez incluye molduras de entrada e interiores específicas, una línea de acentuación azul y una tapicería que de no ser por el cuero Dakota Schwarz de nuestra unidad (de serie con nuestra motorización), también tendría un diseño específico en Alcántara. Los asientos son deportivos igual que el volante cuyo diseño es prácticamente calcado a los de BMW M.

    Grandes secciones en negro. Bajo el logo de BMW tenemos una cámara de marcha atrás.

    Gracias al Paquete deportivo M se incluye también un juego de llantas específico, aunque en nuestro caso son las opcionales dentro de las exclusivas. Son de 19” y cuestan 1.172 euros adicionales. Los frenos específicos M tienen discos de mayores dimensiones. En un primer vistazo, no puede estar mejor ‘armado’. Ya no solo por la gran potencia sino porque tecnológicamente incorpora prácticamente el escaparate completo. Faros Full LED (2.341 euros), con el avance tecnológico más puntero de BMW gracias al haz de luz selectivo y a una precisión sin precedentes. El navegador Professional (3.070 euros) que sin duda siempre recomendamos por su alta fiabilidad, la resolución de pantalla y sus posibilidades técnicas. Los servicios de BMW ConnectedDrive (862 euros) donde el Asistente Personal es uno de los servicios destacados así como la información de tráfico a tiempo real (la llamada de emergencia inteligente es de serie).

    Este es uno de los múltiples logos M que encontraremos a lo largo y ancho del vehículo.

    También disponemos de sensores de parking delanteros y traseros, una cámara de marcha atrás, alojada en la tapa del maletero y de muy alta calidad de definición y del Head-Up Display (1.209 euros) que proyecta información sobre el parabrisas del vehículo. Todo ello hace de este BMW 435i Coupé un aliado del más alto nivel para Motor.es.

    BMW Serie 4 Coupé 435i: Reinventando un deportivo (I)