Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Comparativa Volkswagen Touran, lo nuevo frente a lo viejo ¿Cuál será mejor?

18

La mejor, y única, manera de saber cómo evoluciona un modelo es poniéndolo frente a frente con su inmediato predecesor. En esta ocasión lo hemos hecho con una comparativa de Volkswagen Touran. Lo nuevo frente a lo viejo. ¿Cuál será mejor?.

El Touran es uno de los modelos más polivalente y polifacéticos de Volkswagen. La primera vez que lo vimos fue en el año 2003. Más de 13 años han pasado desde que llegara al mercado, y sus cualidades han conquistado a más de dos millones de clientes en toda Europa. Un trabajo de evolución y mejora que ha llegado al día de hoy. Sin embargo siempre nos preguntamos cómo son las nuevas generaciones frente a las antiguas. ¿Son mejores? ¿Son peores? Bueno, pues comprobémoslo para este caso con esta comparativa del Volkswagen Touran.

Ahora bien, ¿qué tenemos frente a frente en este duelo generacional? Además de lo obvio, dos Volkswagen Touran, nos encontramos con que ambas comparten nivel de equipamiento, el Advance, aunque el modelo anterior va ligeramente equipado gracias al viejo paquete Traveller. También comparten mecánica, tanto el motor, el bloque 1.6 TDI que en la anterior generación desprendía 105 CV mientras que ahora alcanza los 115, como el cambio, el manual de seis velocidades. La configuración que a priori es la más demandada.

¿Y en qué se diferencian? Pues he ahí la razón de esta comparativa. A simple vista la única diferencia, más allá del diseño, el equipamiento, y el color, es la presencia de las siete plazas del modelo actual, frente a las cinco del de la pasada generación. A partir de ahí trataremos de determinar cuál es mejor, y si realmente el cambio, el salto generacional, le ha sentado bien al famoso Volkswagen Touran. Vamos allá.

Diseño

Obviamente el cambio generacional se tiene que plasmar de una manera diferente. La intención de Volkswagen ha sido dotar al Touran de un estilo más en consonancia con su nueva filosofía de diseño. Un toque más agresivo, sin pasarse, gracias a nervaduras más marcadas y líneas más rectas. Si los comparamos visualmente uno se da cuenta que la pasada generación era más redonda, más curvada en todas sus formas. ¿Una mejora? Bueno, en gustos no hay nada definido, pero sí te podemos decir que el cambio ha sido para mejor en temas de rendimiento, pues con el nuevo diseño el Touran es más aerodinámico, y por lo tanto, más eficiente.

Estéticamente son muy diferentes, aunque se sigue reconociendo el toque Touran

Interior

Es aquí donde empezamos a encontrar los primeros cambios significativos. Volkswagen tiene muy clara la importancia de la habitabilidad y la ergonomía en sus coches, pero más si cabe en un monovolumen del estilo del Touran. Si echamos un vistazo a ambos interiores nos damos cuenta que la zona del salpicadero es completamente nueva. Una vez más se hace patente la filosofía de Volkswagen. La principal diferencia de estructura reside en la ubicación de la pantalla de la consola central. La antigua la presentaba en la parte inferior, mientras que la actual la luce en la parte superior. Puede parecer un cambio nimio, pero ésta última es la colocación correcta, pues nos obliga a desatender menos la carretera.

En cuanto a calidades y acabados, hay que reconocer que son muy semejantes, aunque el nuevo presenta un mejor ajuste en determinadas zonas. Ambos abusan en cierto modo del uso de plásticos, plásticos de buen tacto todo sea dicho de paso. Tampoco lo podemos poner como una pega, porque estos coches están pensados para una vida muy dura, con niños arriba y abajo, con viajes cargado hasta los topes. Son mulas de carga, y éstos no pueden ir equipados con cueros finos o materiales delicados, pues no soportarían el paso del tiempo de la misma manera que lo hacen ahora. Con un poco de cuidado tenemos a dos coches eternos.

La movilidad de la 2ª fila de asientos es impresionante en cualquiera de las dos generaciones

Si hablamos de espacio, la diferencia es grande. Tomando las medidas exteriores como referencia, se aprecia que el nuevo Touran es más grande en todos los sentidos, sobre todo en la distancia entre ejes, que al final es la que determina el espacio interior. Todas las medidas juegan a favor del modelo nuevo, el cual muestra mejores cotas de espacio. Más espacio para las piernas, más amplitud lateral y más altura. Todo ventajas frente a un predecesor que dejo el listón muy alto.

Habitabilidad

Como ya hemos dicho la habitabilidad es un punto a tener en cuenta en todos los coches, pero más en los familiares. El Touran siempre ha demostrado ser uno de los mejores de su clase, con un interior versátil que se adapta a todas las necesidades. Sin embargo en la pasada generación existía un sistema de plegado de asientos nada cómodo y bastante complejo. La versatilidad era excelente, pero había mejores maneras de solucionar la papeleta. De hecho cada asiento de la segunda fila era extraíble, aunque estos pesaban 17 kilogramos cada uno. Un peso exagerado. Lo dicho nada cómodo.

Pero Volkswagen supo ver el error, y en esta generación se ha subsanado. Ahora cada asiento se pliega de forma individual, en una proporción 40:20:40, dejando un suelo completamente plano, por lo que no se necesita extraer los asientos para conseguir el máximo espacio. En cuanto a la tercera fila, el despliegue y recogida sigue siendo exactamente igual. Nada que decir, pues el un sistema cómodo, fácil y práctico. Lo mismo pasa con el acceso a esa tercera fila, que se realiza a través de los asientos de los extremos de la segunda fila. El paso es bastante amplio, aunque una vez más está especialmente diseñado para gente habilidosa y sin problemas de movilidad.

Tecnología

Es seguramente la mayor diferencia entre ambas. Puede parecer que en los cinco años que separan ambas unidades la tecnología no ha evolucionado mucho, pero sí. Como ya os detallamos en la prueba del Volkswagen Touran 2016, éste puede lucir dispositivos de última generación, muchos de ellos enfocados a la seguridad, pero también otros más funcionales para el día a día, como las cámaras de visión de 360º, el sistema de altavoces que amplían la voz, los faros de LED, el sistema de infoentretenimiento, el control de crucero adaptativo... Todo lo que se puede pensar, el nuevo Touran lo tiene, cosa que la vieja no puede. Un salto muy cuantitativo y cualitativo. Punto a favor para el nuevo modelo.

Maletero

Es el arma principal del Touran, tanto en esta generación como en las anteriores. En el caso de las unidades comparadas una llevaba tres filas de asientos, mientras que la otra no, pero sí rueda de repuesto de tamaño normal. Esto significa que el viejo presenta un mayor volumen, 62 litros se pierden centímetro aquí centímetro allí. No es una pérdida sustancial, pues aun así el viejo gana este particular duelo. Aunque repito el sistema de plegado de los asientos es mejor, por lo que en cierta manera compensa la pérdida. Dos cofres de gran valor para las familias.

La segunda fila de asientos es más funcional en el nuevo gracias a su sistema de plegado

Comportamiento

Como ya hemos dicho, ambas unidades montaban el mismo motor, por lo que la comparativa es más real. Antes de entrar en términos de dinámica hay que decir que ambos modelos pesan exactamente igual. Un dato curioso si tenemos en cuenta que el modelo nuevo es más grande, más equipado y más avanzado que el anterior. Teniendo esto en cuenta los 10 CV de potencia que separan ambas unidades son apenas notables. Sí, con los datos en la mano el Touran 2016 tiene mejores cifras de aceleración y prestaciones, pero en el mundo real apenas se nota la diferencia de comportamiento.

Algo parecido pasa en los tramos revirados, donde el tarado de las suspensiones, tirando a flojo, permite un mayor apoyo para el nuevo, aunque es muy muy ligero. Ambos se comportan de manera excelente a pesar de su altura, su peso y su configuración. En autopistas las diferencias merman hasta no notarse diferencia alguna. Es más, salvo por algún detalle que ahora comentaremos, si nos tapan los ojos no sabríamos decir en qué modelo nos encontramos. La configuración de la anterior generación ya era excelente, así que para que cambiar algo que funciona.

Pero vayamos con las diferencias. Volkswagen ha revisado los motores para que estos no solo sean más potentes y eficientes que sus predecesores, sino para que también sean más refinados. Nada más arrancar se nota que el nuevo está mejor ajustado. No hay vibraciones en ninguno de los casos, pero se filtra menos ruido a la cabina y el andar es más suave, más relajante. Es lógico pensar que esto sea así, cada año las marcas consiguen un mayor refinamiento en cuanto a comportamiento, y en este salto generacional se nota.

Conclusiones

En definitiva, ¿el Touran ha mejorado con su nueva generación? Rotundamente sí. Que conste que el viejo ya era bueno, una referencia en su segmento, pero Volkswagen ha conseguido detectar los fallos y mejorarlos de forma significativamente. Ya no solo hablamos de diseño, que para gustos los colores, sino en todo lo demás. Estamos ante el Touran más moderno y tecnológico de todos. También estamos ante un mejor producto, mejor resuelto en ciertas zonas, con una habitabilidad mejorada y con un mejor espacio, aunque no así en el maletero, donde pierde un puñado de litros.

En cuanto a su conducción hay que decir que ambos son muy parecidos. Era uno de los puntos fuertes de la versión de 2011, y en este caso Volkswagen solo ha hecho ciertos retoques en cuanto a suspensiones y confort de marcha. El nuevo gana por calidad de rodadura, es más suave, mejor insonorizado y con una mayor sensación de calidad. Por lo tanto, gracias a ligeras ganancias aquí y allí podemos decir sin temor a equivocarnos que el Touran ha mejorado, algo obligado, pues la competencia cada vez empuja más fuerte. Buen trabajo Volkswagen.

Las evoluciones siempre deben ser para mejor, y en el caso del Touran es así

Noticias relacionadas

  • Comentario de Josep
    24/08/2016 (11:38)

    Josep

    "El motor esta vez no estará trucado no? Sería un aspecto notablemente diferente. Porqué aún no se sabe que les pasará a los motores 1.6 de la "vieja" Turan."

Comparativa Volkswagen Touran, lo nuevo frente a lo viejo ¿Cuál será mejor?
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto