Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Conducción eficiente con Porsche híbridos, Cayenne contra Panamera

18

El pasado viernes, Porsche Ibérica nos retó a un grupo de periodistas a sacar el mínimo consumo a sus híbridos enchufables, pero conduciendo de forma realista y con un límite de tiempo. Estos fueron nuestros resultados en las calles de Madrid y alrededores.

Actualmente Porsche tiene un sistema híbrido que va por su segunda generación. Combina un motor de gasolina de 333 CV, un 3.0 V6 TFSI de origen Audi, con un motor eléctrico de 95 CV. Dicho motor eléctrico va integrado dentro de la transmisión Tiptronic, siempre está conectado a las ruedas.

Las baterías se pueden recargar con electricidad o gastando gasolina

Detrás del eje trasero se encuentran unas batería de ión-litio, con más capacidad en el caso del Cayenne. Para que estas duren lo mismo que el coche (tienen una garantía de 200.000 kilómetros) no se utilizan al 100%, por lo que el Panamera cuenta con 7,5 kWh y el Cayenne con 8,6 kWh. Homologan una autonomía de 36 km.

Habiendo ya probado en condiciones similares el Panamera, mi compañero de aventura y yo elegimos el Cayenne. Es además una prueba más estimulante por su dificultad, hablamos de un coche que supera las 2,5 toneladas, y conseguir bajos consumos con él se antoja complicado. Estos son los datos técnicos:

Con más de 30 grados en el exterior, quien a un buen árbol se arriba, buena sombra le cobija

El recorrido era simple, salir del centro de Madrid, por la zona del Retiro, callejear un poco y llegar hasta El Pardo. Allí haríamos un descanso con refresco, y vuelta a Madrid con un tráfico más denso. Hablamos de algo más de 45 kilómetros, por lo que las baterías no aguantarían el trayecto entero.

Los híbridos enchufables, sean de la marca que sean, consumen muy poca gasolina siempre que los recorridos sean cortos, ya que se apoyan fundamentalmente en sus baterías. A medio y largo recorrido no, porque están descargadas y el funcionamiento es el de un híbrido normal que tiene mucho lastre. De esto hablamos anteriormente.

De todas formas, como seguimos hablando de coches pesados y potentes, hay que utilizar las prestaciones con cariño, así que simulamos una conducción relajada, acompasada al ritmo del tráfico, y con un uso moderado de la climatización. Llegar con las espaldas empapadas de sudor no era una opción, ¿qué propietario de Porsche haría tal cosa?

Gracias a los asientos ventilados, es posible hacer un uso más moderado del climatizador, que puede restar bastante autonomía si no se usa de forma eficiente

Como el Cayenne probado cuenta con asientos ventilados, se puede demandar menos esfuerzo al climatizador del coche, 23-24 grados es buena temperatura, mientras mantenemos el cuerpo fresquito. Pensad que con 7,5-8,6 kWh útiles, el climatizador se puede comer hasta 2 kWh, y eso son unos cuantos kilómetros de autonomía.

Ayuda a climatizar el conducir por zonas de sombra y aparcar en zonas frescas

Conduciendo por ciudad, soy de aplicar el principio del cuento de la liebre y la tortuga, es más importante llegar primero, que ser el más rápido. Aunque en algunos semáforos había participantes que nos dejaban atrás, volvíamos a encontrarnos unos metros más adelante, con discos en rojo. El tráfico es el que decide el ritmo que se puede llevar.

Ya en carretera abierta, la zona dulce de utilización es 60-80 km/h, velocidades muy aceptables en la zona de la M-30 y la carretera que va hasta El Pardo, donde no se puede correr. Si a esto le sumamos un buen conocimiento de la orografía, controlando cuándo ascendemos y cuándo descendemos, se pueden lograr buenos resultados.

Es posible conducir de forma ecológica con un Porsche de más de 400 CV y más de dos toneladas, eso sí, sin ninguna prisa: los caballos son sedientos

Conduciendo de esta forma, los 95 CV del motor eléctrico nos sobran. Conseguimos superar la autonomía homologada para las baterías, creo que aguantaron 38-40 kilómetros. La primera mitad conduje yo en modo eléctrico, la segunda mitad Diego Zotes procuró que el motor de gasolina consumiese el mínimo posible.

La calamidad en forma de atasco nos estropeó un poco el resultado

Siempre que pudimos, nos ayudamos de las inercias del coche, manteniendo la aguja del potenciómetro en el 0 ("Ready") para no consumir, y tampoco enlentecer el paso regenerando. En algunas cuestas descendentes pudimos recuperar energía, pero a un ritmo realista. No fuimos anormalmente despacio, ni llegamos sudando a la comida.

Nos sentimos satisfechos, porque fuimos segundos en nuestra categoría (Cayenne), y 4,8 l/100 km para un coche tan grande y pesado es un resultado muy bueno. Obviamente esa cifra no sería sostenible muchos más kilómetros, porque con un 3.0 V6 con turbo es imposible gastar tan poco, aunque le ayude el motor eléctrico con energía recuperada.

Diego Zotes (Autocity) y un servidor logramos conducir 1 hora y 37 minutos sin consumir gasolina. Posteriormente se nos indicó que las mediciones de emisión cero de los primeros eran inferiores a las reales, aunque seguían siendo los primeros

Fijaos que el Cayenne puede gastar menos que el Panamera, a pesar de no tenerlas todas consigo: la berlina tiene mejor aerodinámica y es más ligera, pero es mucho más cara. El conductor es un factor fundamental a la hora de conseguir buenos consumos. Ah, y nadie nos pitó por ir demasiado lentos.

¿Creíais que era posible obtener estos resultados con estos coches? Abramos un debate...

Noticias relacionadas

Conducción eficiente con Porsche híbridos, Cayenne contra Panamera
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto