¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaInfiniti Q50 2.2d: Introducción, precios y versiones (I)

14

Exótico, exclusivo y Premium. Buena carta de presentación para la berlina de Infiniti cuyo precio en la versión de pruebas es superior a 40.000 euros. Su dotación de serie es elevada al igual que su atractivo. El motor desarrolla 170 CV y va asociado a una caja automática (opcional) de 7 marchas de convertidor de par.

¿Qué es una marca Premium? Esta duda nos asaltaba entre los compañeros de Motor.es y nos vimos en la obligación de redactar un artículo con las virtudes de las empresas que ofrecen productos que se presentan con una calidad superior. Infiniti, marca de lujo de Nissan puede presumir de ser Premium, o al menos entendemos que tanto la propia marca, como las personas, así piensan. Es probable que si no estás familiarizado con la firma de coches lo primero que pienses es que son lujosos, que son caros y que no sabes de dónde vienen.

¿Es Premium? Su belleza desde luego lo es

Quizá a Lexus le pasara en algún momento de su existencia algo similar, pero a día de hoy ya todo el mundo sabe identificar qué es Lexus y qué ofrece. ¿Es Premium Lexus? Nosotros opinamos que sí, aunque no en el mismo sentido que Audi, Mercedes o BMW. Los híbridos son el mercado de la marca de lujo de Toyota, y su ingeniería toma las riendas de este tipo de movilidad.

Interior con dos pantallas como protagonistas

Infiniti no despunta en un terreno como lo hace Lexus e inevitablemente, cuando nos dan la llave del Infiniti Q50 en su variante diesel 2.2d de 170 CV nos asaltan a la mente los rivales alemanes. Otra característica de las berlinas Premium suele ser su precio. Suele ser más elevado que las generalistas, y en la actualidad, el Infiniti Q50 tiene en su oferta estas variantes:

  • Q502.2d: 34.900€
  • Q502.2dAut.7V: 37.675€
  • Q502.2dGT: 38.850€
  • Q502.2dGTAut.7V: 41.475€
  • Q502.2dGTPREMIUM: 42.250€
  • Q502.2dGTPREMIUMAut.7V: 44.875€
  • Q502.2dGTSPORT: 46.150€
  • Q502.2dQDESIGN: 47.875€
  • Q502.2dGTSPORTAut.7V: 48.775€
  • Q503.5Hybrid(RWD)Aut.7V: 53.900€
  • Q503.5HybridGTSPORT(RWD)Aut: 58.075€
  • Q503.5HybridGTSPORT(AWD)Aut: 61.120€

En nuestro caso, la unidad equipaba el cambio automático de 7 velocidades y pertenece a la versión GT. Es de tracción trasera, puesto que sólo el Q50 GT SPORT asociado a la mecánica híbrida puede ser tracción a las cuatro ruedas. El precio de nuestra versión parte de 41.475 euros, un precio elevado al que hay que añadirle equipamientos opcionales si por ejemplo queremos disponer de sensores de aparcamiento o sensor de lluvia.

La berlina es más larga que sus rivales directos... pero no tanto como el siguiente segmento

La pintura metalizada también tiene recargo. Sin embargo, el resto de la dotación de serie es bastante completa. Sistema Start/Stop, dirección variable en función de la velocidad, control de crucero, llantas de aleación de 17 pulgadas, espejos eléctricos (plegado manual), doble pantalla y navegador, cámara para marcha atrás, climatizador bizona, faros LED y antinieblas LED, bluetooth, modos de conducción configurables por el usuario y diversos sistemas de seguridad como ABS, TCS, sistema de control de trayectoria VDC y reparto de frenada EBD. Precisamente por el desembolso que se hace, los sensores de aparcamiento y el sensor de lluvia deberían pertenecer al equipamiento básico de esta versión. Incluso el coche de acceso trae cámara para marcha atrás pero si se desean llantas de aleación se debe pedir de forma opcional. Ciertamente nos sorprende la escala de prioridades.

¡Vaya salidas de escape! Igualmente es un diésel de 170 CV

De partida el precio se nos antoja algo caro, pero no se necesita hacer grandes esfuerzos económicos adicionales para terminar de completar lo que deberían ser de serie y no lo es. Además, Infiniti goza de exotismo porque rara vez encontrarás dos unidades en la misma manzana.

Mirada muy afilada con faros LED como equipamiento de serie

La percepción es de coche lujoso y esta berlina en concreto tiene un atractivo visual elevado. Sin embargo, ni por su belleza, ni por su equipamiento ni por su precio, podemos calificar a esta berlina de Premium todavía, porque como veremos en las próximas partes, un coche de nivel debe cumplir con requisitos más allá de la fachada inicial, que aunque importante y atractiva en este caso, no debe suponer el argumento de compra principal.

Noticias relacionadas

Infiniti Q50 2.2d: Introducción, precios y versiones (I)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto