¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6. Te sentirás como en casa

87

Pocos coches pueden aunar cualidades tan dispares como la habitabilidad excepcional de un monovolumen, el agrado de conducción de una berlina de lujo y las intachables capacidades offroad de un gran todoterreno: El Land Rover Discovery 4 puede presumir de ello. El Discovery puede hacer frente a condiciones todoterreno extremas y a la vez ofrecer un excelente confort en carretera y un refinado habitáculo con capacidad para siete pasajeros.

Su comodidad de marcha te hará sentirte tan a gusto como en tu propio salón gracias a unos sillones realmente cómodos, una suspensión que filtra a la perfección las irregularidades del terreno, la ausencia de ruido y vibraciones del motor y un equipo de sonido de gran calidad. Por si esto fuera poco puedes llevarte la casa a cuestas ya que el todoterreno británico cuenta con un maletero que ofrece una inmensa capacidad de carga.

La gama Discovery 4 se compone de dos mecánicas turbodiésel V6 con dos niveles de potencia disponibles: 211 CV en la versión TDV6 y 245 CV en la versión SDV6 -que tras el restyling del pasado mes de julio de 2011 ha aumentado en 10 CV más- que destacan por su suavidad de funcionamiento. Los niveles de equipamiento son tres y se denominan S, SE y HSE, siendo este último el más completo. Los precios del Discovery 4 parten de los 49.460 euros.

Hemos probado la versión tope de gama, el Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6 HSE. Con este motor se obtienen unas prestaciones suficientes para movernos con soltura en cualquier circunstancia, manteniendo unos consumos razonables para sus mastodónticas dimensiones y peso. El equipamiento de serie es muy completo aunque, como cabe esperar, su precio no es apto para todas las economías: Ronda los 65.000 euros.

Prueba

Diseño exterior

Land Rover Discovery 4

No cabe duda: Su diseño exterior lo delata como un Land Rover lo mires por donde lo mires. Las líneas rectas y fuertes dan una sensación de robustez desde cualquier ángulo y sus formas cuadradas le permiten aprovechar al máximo el espacio interior. En la parte frontal destacan las dos barras con diseño de nido de abeja que forman la calandra y el diseño de los faros delanteros bixenón adaptativos con luces de "cornering" -opcionales por 497 euros-.

En la vista lateral encontramos una salida de aire lateral a continuación del paso de rueda delantero, tiradores de puertas con acabado gris Oberon y unas llantas de aleación de 19 pulgadas con siete radios dobles que calzan unos neumáticos Goodyear Wrangler HP en medida 255/55 R19, los cuales nos permiten un uso mixto tanto en carretera como fuera del asfalto.

Atrás los pilotos traseros también cuentan con tecnología led y el portón está dividido en dos partes asimétricas -la luneta se levanta y la parte metálica se baja-. La parte superior del portón está rematada con un pequeño spoiler que contiene la tercera luz de freno.

Diseño interior

Land Rover Discovery 4

El habitáculo del Discovery muestra una atmósfera atractiva y funcional, con superficies suaves y limpias. Pese a que los materiales empleados son de una excelente calidad no da la sensación de ofrecer una atmósfera especialmente lujosa, al menos con la combinación de nuestra unidad. La parte superior del salpicadero está recubierta de cuero suave mientras que el resto está hecho de plástico duro pero que ofrece un buen aspecto visual además de unos ajustes perfectos. Los botones y mandos son de gran tamaño y resulta agradable y fácil manipularlos -incluso en invierno llevando unos guantes-. La ergonomía es muy buena ya que pese a disponer de un amplio equipamiento el salpicadero no nos abruma con demasiados interruptores y además todos se encuentran a la vista, quedando a mano.

En la consola central encontramos una gran pantalla táctil que forma parte del sistema multimedia. Los menús son claros y sencillos y la información se representa con claridad. Además de utilizar esta pantalla también es posible manejar algunas funciones del navegador y del equipo de audio -de Harman/Kardon con nueve altavoces y una fantástica calidad de sonido- mediante los botones situados justamente debajo y en cuya parte central figura un reloj analógico. El módulo del climatizador bizona figura en el extremo inferior de la consola.

El volante de cuatro brazos es de gran tamaño e integra los mandos del sistema multimedia, el manos libres y el control de velocidad. Detrás está el cuadro de instrumentos, que sorprende por su sencillez ya que muestra dos esferas -velocímetro y cuentarrevoluciones- y una pantalla multifunción monocroma TFT de 5 pulgadas en su parte central con las habituales funciones del ordenador de a bordo además de mostrar la temperatura del motor y el combustible restante.

Land Rover Discovery 4

En el ancho túnel de trasmisión está la palanca de cambios de la caja automática del Discovery y a su izquierda el interruptor del freno de estacionamiento electrónico. Delante se sitúa el mando giratorio del sistema Terrain Response -permite modificar algunas configuraciones para adecuarnos a las condiciones del terreno sobre el que circulemos- y los interruptores de accionamiento de la suspensión neumática, el sistema de control de descenso de pendientes (HDC) y la reductora.

Los asientos delanteros, con tapicería negra de cuero, son grandes y extremadamente cómodos. Cada uno de ellos cuenta con regulación eléctrica y su propio apoyabrazos, si bien existe otro apoyabrazos central en cuyo interior encontraremos un compartimento con conexiones para el iPod y un dispositivo USB. En la segunda fila se ofrecen tres asientos independientes para los ocupantes y esta zona cuenta con sus propias salidas de ventilación y conexiones auxiliar y de 12V.

El maletero es enorme y en nuestra unidad contaba con una tercera fila de asientos para dos ocupantes más -opcional por 1.756 euros-, cuyas plazas se ocultan perfectamente en el piso cuando no se utilizan. Además, cuenta con un techo solar panorámico dividido en tres zonas, uno para cada fila de asientos -el delantero es eléctrico y los dos traseros fijos-, un elemento que también es opcional por 1.756 euros.

Habitabilidad

Land Rover Discovery 4

Uno de los puntos fuertes del todoterreno británico es su inmenso espacio interior. Las grandes dimensiones exteriores tienen su reflejo en el habitáculo y en todas las plazas hay espacio de sobra tanto en longitud como en anchura y altura, incluso si empleamos las siete plazas que ofrece.

Incluso los dos asientos de la tercera fila, que en la mayoría de vehículos suelen resultar angostas, son confortables y perfectamente utilizables por dos pasajeros adultos. Siete plazas de verdad. Si bien no se puede poner ningún reproche al espacio y comodidad que ofrecen las dos plazas traseras sí que hay que ponerla en cuanto a su acceso: Hay que abatir el asiento de la segunda fila y pasar por encima de él, a gatas, en una maniobra imposible para cualquier persona que no cuente con una buena agilidad.

Con la suspensión neumática que montaba nuestra unidad es posible regular la altura de la carrocería con solo pulsar un interruptor de la consola. En condiciones normales la altura libre es de 185 mm pero a la hora de sortear obstáculos podemos elevarnos hasta 310 mm por encima del suelo. También cuenta con una posición que facilita el acceso a su interior al bajar la carrocería hasta los 135 mm, algo que resulta casi imprescindible porque en caso contrario es necesario elevar mucho las piernas para poder subir en el Discovery. Para paliar este defecto también resulta interesante equipar los estribos laterales que existen como equipamiento opcional.


Hay numerosos huecos donde dejar objetos, como una guantera doble, los grandes bolsillos de las puertas, un gran compartimento en la consola central e incluso dos cofres para los pasajeros de la tercera fila de asientos.

Si grande es el habitáculo, el maletero parece no tener fin -en este aspecto el SsangYong Rodius es el único coche que le supera en el mercado-. Nada menos que 1.260 litros en la versión de cinco plazas (1.192 si está equipado con siete) nos permiten cargar con absolutamente todo. Si se abate la segunda fila de asientos, la capacidad aumenta a 2.558 litros (2.476 con siete plazas) y podremos llevarnos la casa a cuestas. Si utilizamos las siete plazas, el maletero se reduce a 280 litros. El problema de su descomunal amplitud es que cuesta alcanzar los objetos que estén situados más alejados de la abertura del maletero, incluso para las personas de gran estatura. El Discovery lleva una rueda de repuesto de tamaño normal colocada en el exterior, por debajo del maletero.

Terrain Response

Land Rover Discovery 4

Uno de los elementos más destacados del Discovery 4 es el Terrain Response. A través de una rueda selectora, este dispositivo permite seleccionar cinco programas de conducción diferentes adaptando la dinámica del vehículo en función del tipo de terreno por el que circulamos. En cada programa se modifican los parámetros que rigen el funcionamiento del motor, la respuesta al acelerador, la suspensión, los frenos, la transmisión, los diferenciales, el sistema de control de estabilidad y el sistema de control de tracción.

Los programas diferencian entre conducción general, superficies de baja adherencia (hierba, hielo o nieve), barro y surcos, arena y paso por rocas.

Por ejemplo, circulando sobre nieve basta con seleccionar el modo de baja adherencia para que el par motor se entregue con más suavidad y progresividad, la transmisión engrane la segunda velocidad para arrancar -todo ello para evitar el resbalamiento de las ruedas- y el control de estabilidad se muestra más sensible. Por el contrario, al circular por un terreno seco y duro se elige el modo de paso por rocas y así la entrega de par motor se realiza con más fuerza e inmediatez, los cambios de marcha se realizan a unas revoluciones más altas, las frenadas se realizan con menor intensidad, el control de descenso de pendientes se conecta automáticamente, el control de tracción actúa con más frecuencia para que las ruedas no patinen y el control de estabilidad se muestra menos intrusivo.

En definitiva, toda una serie de ajustes en la dinámica del vehículo que antes sólo estaban al alcance de expertos en conducción offroad y que ahora cualquier conductor tiene en su mano con sólo girar el selector. De esta manera, el Discovery 4 se muestra muy efectivo en cualquier tipo de terreno sin perder comodidad ni sencillez de manejo.

Conducción

Land Rover Discovery 4

La posición de conducción es elevada y nos permite dominar el tráfico a nuestro alrededor. Su anchura -pasa de los dos metros- nos obligará a andarnos con cuidado en calles estrechas y a la hora de estacionar en batería. La visibilidad es buena, cuenta con un buen radio de giro y la asistencia de la dirección es adecuada así que, pese a que en una primera impresión pueda parecer lo contrario, es bastante manejable a la hora de aparcar si encontramos un espacio suficientemente grande.

En vías reviradas su peso y altura se dejan notar con claridad y la carrocería balancea notoriamente así que pese a su buena estabilidad en esas circunstancias habrá que tomárselo con calma y levantar el pie del acelerador.

Su motor turbodiésel LR-TDV6 de 245 CV me ha gustado por su fuerza y progresividad. Desde bajas revoluciones, el V6 del Discovery mueve con soltura el vehículo, siempre con mucha suavidad, una baja sonoridad y nulas vibraciones. La transmisión automática ZF HP28 de seis relaciones es el complemento perfecto para este motor al ofrecer una transición entre marchas apenas perceptible además de leer muy bien la marcha que necesitamos en todo momento. Los consumos son razonables: en nuestras rutas habituales ha logrado 8,6 l/100 km en ciclo extraurbano y 12,7 l/100 km en ciudad, valores ligeramente por encima de los homologados por la marca.

Los frenos se han mostrado suficientemente eficaces para detener la inmensa mole que es el Discovery en una distancia razonable, incluso dándoles un uso intensivo. No en vano cuenta con unos grandes discos de 360 mm de diámetro en el eje delantero y 350 mm en el trasero.

En vías asfaltadas resulta muy cómodo, al nivel de cualquier berlina de lujo. La suspensión filtra muy bien las irregularidades del terreno y el sonido del motor apenas se deja sentir en el habitáculo. Lo sorprendente es que si salimos del asfalto los ocupantes siguen disfrutando de un confort envidiable que pocos coches son capaces de ofrecer.

En resumen

Land Rover Discovery 4

La vida a bordo del Discovery resulta extremadamente confortable. Sillones grandes y cómodos, espacio a raudales en todas las cotas, unas suspensiones que tratan con mimo a los ocupantes en cualquier terreno, un equipamiento completísimo, motor potente y transmisión efectiva... Un confort de marcha exquisito en todo momento tanto para el conductor como para cualquiera de los acompañantes.

Se trata de un modelo excelente para cualquiera que haga incursiones fuera del asfalto, ya sea una pequeña excursión campestre o una verdadera ruta offroad ya que el Discovery cumple sin problemas en cualquier superficie. También es perfectamente válido para aquellos que demanden un coche de representación, para los que hagan frecuentes viajes con la familia o los que necesiten un maletero de grandísima capacidad. Sea cual sea el motivo, el Land Rover Discovery debe ser una opción a tener en cuenta por cualquiera que busque un auténtico todoterreno de lujo.

Datos y Equipamiento

DATOS TÉCNICOS DEL LAND ROVER DISCOVERY 4 3.0 SDV6

MOTOR
Tipo: LR-TDV6
Cilindrada: 2.993 cc
Potencia máxima: 245 CV a 4.000 rpm
Par máximo: 600 Nm a 2.000 rpm
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Aceleración 0-100 km/h: 9,6 segundos
Velocidad máxima: 180 km/h
Consumo urbano: 11,2 l/100 km
Consumo extraurbano: 8,3 l/100 km
Consumo combinado: 9,3 l/100 km
Emisiones de CO2: 244 g/km
Capacidad depósito de combustible: 82,3 litros
DIMENSIONES
Altura: 1887 mm
Anchura: 2176 mm
Longitud: 4829 mm
Batalla: 2885 mm
Coeficiente aerodinámico: 0,40
Peso: 2583-2700 kg (según equipamiento)

OFFROAD

Altura libre al suelo: 185 mm (310 mm con suspensión neumática, en su posición más alta)

Profundidad de vadeo: 600 mm (700 mm con suspensión neumática)

Ángulo de entrada: 36,2º

Ángulo ventral: 27,3º

Ángulo de salida: 29,6º

OTROS DATOS

Suspensión delantera: Doble trapecio
Suspensión trasera: Doble trapecio
Sistema de tracción: Permanente a las cuatro ruedas con bloqueo de diferencial central. Opcionalmente, bloqueo del diferencial trasero con suspensión neumática y Terrain Response
Diámetro de giro: 11,8 m

EQUIPAMIENTO DE SERIE del Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6 HSE:

Navegador Premium con disco duro y pantalla táctil
Pantalla de información de conducción en TFT 5 pulgadas
Sistema de sonido Hi-Line con 8 altavoces Harman/Kardon, subwoofer, 240 W, lector de CD, conectividad USB, entrada auxiliar de audio
Bluetooth (teléfono)
Conectividad iPod
Retrovisores exteriores de plegado eléctrico (se pliegan automáticamente al cerrar el coche) y térmicos
Faros delanteros bixenón
Llantas de aleación en 19 pulgadas con 7 radios dobles (255/55)
Portón trasero de doble puerta
Sistema de control de distancia de aparcamiento trasero
Arranque sin llave
Pilotos traseros con tecnología LED
Tapicería de piel
Asientos delanteros eléctricos con reposabrazos
Bandeja cubremaletero enrollable
Rueda de repuesto de tamaño completo
Volante multifuncional tapizado en piel
Climatizador bizona con salidas de ventilación traseras (Land Rover lo llama ATC - Control Climático Automático)
Control de descenso de pendientes (HDC - Hill Descent Control)
Control de liberación de frenos en pendiente
Control de aceleración en pendientes (GAC )
Control de estabilidad (DSC)
Control de velocidad de crucero (la velocidad suele irse entre 1 y 4 km/h más que la seleccionada en cuento llega una pendiente, aunque no sea pronunciada).
Control electrónico de tracción (ETC)
Filtro de partículas (DPF)
Sistema de reducción de balanceo (ARM)
Suspensión neumática independiente a las cuatro ruedas
Terrain Response
6 airbags
Control de estabilidad antivuelco (RSC)
Freno de estacionamiento electrónico
Diferencial central con bloqueo electrónico
Caja de cambios automática adaptativa de 6 velocidades con CommandShift
Caja transfer con relaciones cortas y largas
Dirección asistida sensible a la velocidad
Tracción 4x4 permanente

EQUIPAMIENTO OPCIONAL del Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6 HSE que llevaba nuestra unidad de pruebas:
Techo solar (delantero eléctrico y traseros fijos), 1.756 euros
7 asientos, 1.756 euros
Acceso sin llave, 1.320 euros
Sistema de control de aparcamiento trasero con cámara trasera, 467 euros
Faros delanteros bixenón adaptativos con luces de "cornering", 497 euros

Rivales

Tras su último restyling el Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6 HSE ofrece 255 CV y está disponible en los concesionarios de la marca desde 64.630 euros. Otros todoterrenos que tengan una potencia, dimensiones y precio similares son:

  • Audi Q7 3.0 TDI 245 CV Ambiente Quattro Tiptronic 245 CV. El motor turbodiésel del Q7 ofrece unos fantásticos consumos que rebajan los del Discovery. En cuanto a prestaciones, la balanza se muestra igualada. Los acabados interiores son más lujosos en el Audi, las capacidades 4x4 son superiores en el Land Rover. Por precios están igualados, aunque el Q7 necesita recurrir a los elementos opcionales para igualar algunos aspectos del Discovery por lo que económicamente resulta más interesante el modelo inglés.
  • BMW X5 xDrive30d 245 CV. Gracias a un peso más contenido, el X5 ofrece unas prestaciones y consumo ligeramente mejores que el Discovery. El BMW cuenta con un cambio automático de ocho relaciones, al igual que el Land Rover tras su reciente restyling. El Discovery tiene unas capacidades todoterreno mejores. El modelo alemán resulta 3.340 euros más barato, pero está peor equipado al carecer de asistente de aparcamiento trasero, techo panorámico, una tercera fila de asientos, faros de xenón, calefacción en los asientos delanteros, retrovisores electrocromáticos, ... Sumando estas opciones, el X5 resulta claramente más caro que el Discovery.
  • Infiniti FX30d GT 238 CV. Apenas hay diferencias de precio, prestaciones y consumos entre este modelo y el Discovery. Sin embargo, el Infiniti es claramente menos capaz fuera del asfalto y ofrece una habitabilidad más justa. El equipamiento del Land Rover es algo más completo.
  • Jeep Grand Cherokee 3.0 V6 CRD Overland 241 CV. La comparativa entre el Discovery y el Grand Cherokee es muy equilibrada. Ambos ofrecen prestaciones y consumos parecidos, una buena habitabilidad -aunque el Land Rover tiene un maletero claramente mayor-, precios similares y una excelente capacidad offroad. El Jeep cuenta con unos acabados interiores más lujosos aunque el Land Rover ofrece un conjunto motor/transmisión de uso más agradable y efectivo.
  • Mercedes ML 350 BlueTEC 4Matic 258 CV. Quizá éste sea el mayor rival del Discovery. El modelo alemán tiene mejores prestaciones y además las consigue con unos consumos inferiores al británico. El maletero del ML es de 690 litros (con dos filas de asientos), un espacio enorme aunque el Discovery ofrece el doble ya que es su principal ventaja. No hay diferencias en cuanto a precios. En cuanto a aptitudes offroad, también resulta igualado. El Mercedes ofrece, entre su equipamiento opcional, infinidad de elementos y gadgets con los que equipar el ML.
  • Nissan Pathfinder LE V6 3.0 dCi Aut. 231 CV. No está tan equipado como el Discovery, ni siquiera acudiendo al equipamiento opcional. También está un paso por detrás en calidad de materiales del interior. Con dos filas de asientos el maletero tiene una capacidad de 515 litros, menos de la mitad que el modelo británico. Por prestaciones y consumos están al mismo nivel. La ventaja del Nissan es que cuesta 9.380 euros menos.
  • Porsche Cayenne Diesel 240 CV. El Cayenne aporta unas buenas prestaciones, menor consumo y un mayor agrado de uso en carretera, aunque su capacidad fuera del asfalto está algo por debajo de las ofrecidas por el Discovery. El precio del modelo alemán es de 67.575 euros, casi 3.00 euros más que su rival, pese a estar menos equipado y tener unos costes de mantenimiento mayores.
  • Toyota Land Cruiser 3.0 D-4D Limited Aut. 5p 190 CV. El Land Cruiser goza de unas muy buenas aptitudes camperas pero es menos potente y prestacional que el Discovery. El tamaño del maletero es claramente inferior y cuenta con una transmisión automática de funcionamiento menos agradable que la del modelo británico. El equipamiento del 4x4 japonés es excelente en el acabado Limited pero su precio es de 69.250 euros, 4.620 euros más que el Discovery.
  • Volkswagen Touareg Premium 3.0 V6 TDI BlueMotion Technology Tiptronic 8 vel. 245 CV. El coche alemán ofrece buenas prestaciones con un consumo relativamente bajo. Por acabados es más interesante que el Discovery, aunque sus capacidades en el campo son menores. Su precio es de 61.950 euros, al que hay que sumar algunas opciones para ponerlo al nivel del Discovery por lo que las cifras finales son similares.

Noticias relacionadas

Land Rover Discovery 4 3.0 SDV6. Te sentirás como en casa
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto