¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lexus IS 250C. Relájate y disfruta

    66

    Con el Lexus IS 250C la marca de lujo de Toyota ofrece un descapotable con techo duro retráctil basado en la berlina IS pero que presenta su propia personalidad. La comodidad y la suavidad de marcha han sido las máximas que la firma japonesa ha buscado en el IS Cabrio y podemos dar fe de que han hecho un trabajo inmejorable.

    El Lexus IS 250C puede transformarse en unos pocos segundos y con sólo pulsar un botón de un elegante coupé a un cabrio de aspecto arrebatador. Ofrece cuatro plazas "de verdad", un equipamiento completo y un exquisito motor de gasolina de 6 cilindros en V que ofrece 208 CV, el mismo que probamos con anterioridad en la berlina IS 250.

    La gama del IS 250C ofrece dos niveles de equipamiento denominados Luxury -desde 54.995 euros- y President -desde 63.585 euros-, precios que le sitúan por encima de algunos de sus rivales como el BMW 325i Cabrio y el Audi A5 Cabrio 2.0 TFSI y al mismo nivel del Mercedes E 250 Cabriolet BlueEfficiency. La unidad que hemos probado disponía del equipamiento más alto, el Lexus IS 250C President.

    Destaca por su imagen elegante y el trato que ofrece a sus ocupantes ya que todo está enfocado a ofrecer la máxima comodidad y sensación de calidad. El propulsor no ofrece el mismo "nervio" que presenta el IS 250 berlina pero a cambio disfrutaremos de una suavidad de marcha excelente. No importa, no tendrás prisa por llegar a tu destino, todo está pensado para gozar del viaje: Relájate y disfruta.

    Prueba

    Diseño exterior

    Lexus IS 250C

    A primera vista la carrocería del IS Cabrio recuerda a la de la berlina. Sin embargo pocos elementos se conservan inalterados ya que este descapotable sólo comparte con la variante de carrocería cerrada el capó, los faros delanteros, la parrilla frontal y las manetas de las puertas. El resto de paneles y elementos han sido diseñados y creados específicamente para esta versión.

    El diseño ofrece un buen equilibrio entre deportividad y elegancia, con una línea de cintura alta y una longitud total de 4,63 metros, 5 centímetros más que el IS250 "a secas". En la parte delantera destacan los faros de descarga de alta intensidad (HID) bixenon que incluyen luz diurna con tecnología led. La parrilla con el gran logo de la marca japonesa y el paragolpes frontal con una entrada de aire rectangular central definen su aspecto frontal.

    En la vista lateral se hace patente su dualidad: Un bellísimo coupé cuando el techo está cerrado, un elegante cabrio cuando está descapotado. Respecto a la berlina, el IS C tiene varios refuerzos en la carrocería para mantener la rigidez torsional que se pierde al carecer de techo duro.

    Detrás un pequeño spoiler sobre la tapa del maletero aloja la tercera luz de freno y la doble salida de escape cobra protagonismo en la parte inferior. El único inconveniente es la presencia de los catadióptricos en las esquinas del paragolpes trasero, una zona que queda muy expuesta ante pequeños golpes.

    Diseño interior y habitabilidad

    Lexus IS 250C

    El habitáculo del Lexus IS 250C presenta un aspecto acogedor y nada más sentarnos podemos comprobar la gran comodidad de sus asientos. Según el nivel de equipamiento tenemos disponibles dos tipos de tapicerías de piel, siendo la de esta versión President de un suavísimo cuero perforado de alta calidad.

    Los sillones delanteros están calefactados y ventilados, tienen regulación eléctrica y únicamente se echa en falta una mayor sujeción lateral. En el anclaje que tienen en su parte superior para pasar el cinturón de seguridad tienen un interruptor que sirve para desplazarlos longitudinalmente de forma eléctrica. Abatidos, el acceso a las dos plazas traseras es fácil y cómodo. Los pasajeros situados atrás disponen de sus propias salidas de aireación, además de dos portalatas ocultos en el reposabrazos. La anchura y espacio para las piernas que ofrecen las cuatro plazas es buena, mientras que en la cota de altura personas de hasta 1,85 metros de estatura pueden acomodarse sin problemas en la parte delantera cuando el techo está cerrado; detrás habrá que medir algo menos para estar a gusto.

    El salpicadero ofrece un diseño clásico pero funcional, con unos excelentes ajustes y combinando el blanco hueso de su parte inferior con los tonos oscuros de la superior. La consola central dispone de un panelado de madera de arce. El equipamiento es muy amplio y es culpable en parte de que el denso manual del propietario disponga de 600 páginas, a las que hay que sumar otras 400 del manual del sistema de navegación -afortunadamente el manejo de todos los mandos es muy intuitivo-.

    Lexus IS 250C

    El cuadro de instrumentos presenta un indicador de velocidad y otro de revoluciones, ambos con una esfera naranja interior que se ilumina en color amarillo cuando se sobrepasa la velocidad o las revoluciones fijadas -se puede ajustar para que la indicación se muestre a la velocidad o revoluciones que queramos-. Entre ambas esferas existe una pequeña pantalla multifunción que señala la temperatura exterior, la autonomía con el combustible restante, el consumo medio, el consumo medio desde el último repostaje, el consumo instantáneo y la velocidad media de viaje. Debajo hay un indicador de la marcha engranada en la caja de cambios.

    El protagonismo de la consola es para la pantalla táctil de 7 pulgadas que Lexus denomina Pantalla Electrónica Multivisión (EMV) y que junto con el sistema de audio envolvente Mark Levinson Premium de 12 altavoces - de excepcional calidad de sonido- hace las funciones de sistema de navegación y monitor de asistencia al aparcamiento, además de permitirnos interactuar con la radio, el reproductor de CD/DVD o la climatización dual -realmente eficiente-. En esta zona más plástico del deseable en un coche que supera los 60.000 euros pero en general ofrece una buena impresión y tacto agradable. El único detalle que desentona en la consola es el arcaico reloj digital, que parece sacado de los años 90 y hasta los botones para su configuración resultan anticuados.

    El reposabrazos central es deslizable y en su interior contiene un útil compartimento para guardar objetos pequeños, un portalatas y conexiones de 12V, USB y auxiliar. Entre el reposabrazos y la palanca de cambios hay otro portalatas con tapa. En la base del asiento trasero encontraremos una palanca que permite abatir mecánicamente los reposacabezas traseros sin esfuerzo desde las plazas delanteras. Los asientos traseros tienen fijaciones Isofix y anclajes Top Tether para enganchar un sistema de retención infantil.

    De coupé a cabrio en 20 segundos

    Lexus IS 250C

    Uno de los principales encantos de este convertible es su techo de aluminio de tres piezas. La capota del IS Cabrio se abre o se cierra en sólo 20 segundos -según Lexus es la más rápida del segmento- en un proceso completamente automático gracias a la ayuda de 13 motores eléctricos y 33 sensores. Basta con pulsar un interruptor situado en la parte inferior izquierda del salpicadero para que comience la maniobra, un botón que hay que mantener pulsado durante todo el proceso ya que si lo soltamos el sistema se detiene -Lexus indica que es una medida de seguridad-. Para iniciar la maniobra el coche debe estar completamente parado.

    Además, el IS 250C utiliza los sensores de aparcamiento traseros para calcular si el espacio libre detrás del vehículo es suficiente para que la tapa del maletero se incline hacia atrás, antes de abrir o cerrar el techo. Si se detecta un obstáculo a menos de 35 centímetros de la trasera del coche el sistema impide que comience el plegado/desplegado.

    En la última fase del proceso de cierre de la capota se acciona un mecanismo de "frenado" según el cual los paneles del techo se unen al marco del parabrisas con más lentitud, lo que brinda una mayor suavidad y seguridad. Junto al interruptor de accionamiento de la apertura/cierre del techo hay un pulsador que baja todas las ventanillas al mismo tiempo. Una pantalla en el cuadro de instrumentación muestra el estado de la capota durante la apertura o el cierre (ver imagen animada del proceso de apertura).

    En el maletero existe un separador extraíble que divide el hueco que ocupa la capota del espacio libre para el equipaje. Si este separador no está colocado el sistema no permite iniciar el proceso de plegado. El espacio ofrecido está bien aprovechado y tenemos 420 litros con la capota subida y 165 litros si está bajada, en caso de llevar kit de reparación de neumáticos -391 y 109 litros respectivamente si disponemos de un neumático de repuesto-.

    En marcha

    Lexus IS 250C

    El funcionamiento es sencillamente exquisito. Silencioso y confortable, el IS C lleva con una suavidad extrema a sus ocupantes por cualquier tipo de carretera. Con el techo colocado el aislamiento acústico es excelente aunque esta sensación no disminuye un ápice cuando rodamos con la capota bajada ya que los flujos aerodinámicos de la carrocería han sido optimizados para minimizar las turbulencias de aire que se crean en el interior del habitáculo. El ángulo del parabrisas y el diseño de su borde superior están pensados para rodar rápido sin que el aire o el ruido moleste en las plazas delanteras, un aspecto que lo sitúa entre los mejores de su categoría.

    El cambio de marchas automático de seis velocidades contribuye a la sensación general de suavidad ya que realiza los pasos de una marcha a otra de manera agradable. Es posible utilizarlo en modo secuencial realizando los cambios con la palanca o con las levas situadas detrás del aro del volante -perfectas por tamaño y tacto-.

    A diferencia del Lexus IS 250 que pasó anteriormente por nuestra redacción (ver prueba), el IS 250C presenta un comportamiento muy diferente a pesar de contar con el mismo motor V6 de 2,5 litros y 208 CV. La berlina tenía un carácter decididamente deportivo, aspecto acentuado por disponer del paquete F Sport, mientras que el cabrio es mucho más manso y relajado. Desde parado, al IS C le cuesta coger velocidad en los primeros metros -acelera de 0-100 km/h en 9,0 segundos- y es necesario subir mucho el régimen del motor para que su potencial aflore, aunque siempre se entrega la fuerza de forma progresiva y sin brusquedades. Las prestaciones no son brillantes pero sí suficientes para moverse con soltura y realizar adelantamientos.

    Lexus IS 250C

    De todos modos, si queremos un comportamiento más vivo hay "truco". Junto al botón de desactivación del TRC (control de tracción) y el VSC (control de estabilidad) está el interruptor que permite seleccionar entre tres modos de conducción: PWR -modo de potencia para aceleraciones fuertes y carreteras montañosas-, ECT -modo normal- y SNOW -modo nieve, para acelerar suavemente sobre superficies resbaladizas-. Si pasamos de la posición estándar al modo PWR ("Power") el cambio es notable, el brío que esconde el propulsor despierta. No llega a ofrecer las sensaciones de un gran deportivo pero sí que demuestra cierta agilidad y gracias a su comportamiento neutro podremos, por ejemplo, gozar de las curvas en una carretera de montaña.

    En cuanto a consumos, Lexus homologa 7,2 l/100 km en carretera, 9,2 l/100 km en ciclo mixto y 12,7 l/100 km en recorridos urbanos. En nuestros recorridos hemos calculado un consumo de alrededor de medio litro por encima de estos datos. Son cifras elevadas, especialmente comparadas con algunos de sus principales rivales. El Audi A5 Cabrio 2.0 TFSI y el BMW 325i Cabrio cuentan con mejores prestaciones pero consumen, al menos, un par de litros menos en cada una de las mediciones.

    La visibilidad es buena y aparcar es fácil al disponer de sensor de aparcamiento delantero y trasero -auxiliado con una cámara de visión posterior-. Cuenta con freno de estacionamiento de pie, una solución muy "americana". Un aspecto mejorable lo encontramos en la rapidez de actuación del sensor de luces, que tarda demasiado en detectar la necesidad de encender los faros. Por ejemplo, al entrar en un túnel pasan unos cinco segundos hasta que la luz se enciende.

    En resumen

    Lexus IS 250C

    Placentero, elegante, suave, bien equipado, cómodo... las virtudes del Lexus IS 250C salen a relucir cuando vamos sin prisa y pretendemos disfrutar del viaje. Realizando una conducción tranquila pocos modelos serán más agradables que éste, especialmente a la hora de circular con el techo guardado en el maletero.

    Objetivamente hay que reconocer que hay modelos que suponen una alternativa más lógica que el modelo japonés, ya que ofrecen mejores prestaciones, consumos más bajos e incluso en algún caso nos podemos ahorrar algunos euros. Sin embargo este tipo de coches no suelen comprarse con la cabeza. Si hacemos caso al corazón, este Lexus IS 250C nos enamorará sin dudarlo en cuanto hayamos recorrido los primeros kilómetros tras el volante porque conducirlo es una auténtica delicia. ¿Razón o pasión? Tú decides.

    Datos y Equipamiento

    DATOS TÉCNICOS del Lexus IS 250C:

    MOTOR
    Capacidad: 2.500 cc
    Disposición cilindros: V6
    Mecanismo de las válvulas: Inyección directa, VVT-i Dual
    Potencia máxima: 208 CV a 6.400 rpm
    Par máximo: 252 Nm a 4.800 rpm
    TRANSMISIÓN
    Ruedas motrices: Tracción trasera
    Transmisión: Automática de 6 velocidades con modo secuencial
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima: 210 km/h
    Aceleración 0-100 km/h: 9,0 s
    CONSUMO DE COMBUSTIBLE
    Ciudad: 12,7 l/100 km
    Carretera: 7,2 l/100 km
    Mixto: 9,2 l/100 km
    EMISIONES DE CO2
    Ciudad: 294 g/km
    Carretera: 166 g/km
    Mixto: 213 g/km
    FRENOS
    Delanteros: Discos ventilados
    Traseros: Discos ventilados
    SUSPENSIÓN
    Delantera: Doble horquilla
    Trasera: Multi-brazo
    DIRECCIÓN
    Tipo de mecanismo: Cremallera y piñón
    Sistema de control: Dirección Asistida Eléctrica (EPS)
    Giro, de extremo a extremo: 3,2 vueltas
    Radio de giro mínimo: 5,1 m
    DIMENSIONES:
    Longitud: 4.635 mm
    Anchura: 1.800 mm
    Altura: 1.415 mm
    PESOS
    Peso bruto del vehículo: 2.075 kg
    Peso en orden de marcha (min.-máx.): 1.730 - 1.750 kg
    COEFICIENTE DE RESISTENCIA AERODINÁMICA
    Índice Cx: 0,29
    CAPACIDADES
    Depósito de combustible: 65 l
    Maletero:
    - con la capota subida 420 l (con kit de reparación de neumáticos. Con rueda de repuesto son 391 l)
    - con la capota bajada 165 l (con kit de reparación de neumáticos. Con rueda de repuesto son 109 l)

    NIVELES DE EQUIPAMIENTO del Lexus IS 250C:

    • LUXURY

    Sistema Antibloqueo de Frenos (ABS)
    Sistema de Asistencia a la Frenada (BAS)
    Distribución Electrónica de la Fuerza de Frenada (EBD)
    Dirección Asistida Eléctrica (EPS), sensible a la velocidad
    Control Electrónico de Tracción (TRC)
    Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM)
    Control de Estabilidad del Vehículo (VSC).
    Airbag de 2 etapas, conductor
    Airbag de doble cámara y 2 etapas, pasajero delantero
    Mando de anulación del airbag delantero para pasajero
    Recordatorio visual y audible por olvido de los cinturones delanteros
    Asientos traseros exteriores con sujeción ISOFIX
    Airbags de rodilla para conductor y pasajero
    Protección anti-vuelco
    Cinturones delanteros con pretensores
    Airbag lateral tipo TAP (Tórax, Abdomen, Pelvis) con protección para la cabeza, conductor y pasajero delantero
    Sistema de Control de Presión de Neumáticos (TPWS)
    Asientos delanteros WIL (Reductor de lesiones por traumatismo cervical)
    Sistema antirrobo con inmovilizador, sensor de intrusión
    Cierre de puerta automático
    Doble cierre de puertas
    Techo duro retráctil de tres partes
    Llantas de aleación de 18 pulgadas con diseño de 5 radios
    Neumáticos 225/40 R18 (delante) y 255/40 R18 (detrás)
    Espejos retrovisores exteriores con ajuste eléctrico, plegables y calefactables, con intermitentes incorporados
    Faros antiniebla delanteros
    Diodos Emisores de Luz (LED) en luces traseras y frenos
    Sensores de asistencia al aparcamiento, delanteros y traseros
    Cristales tintados con protección ultravioleta (UVA)
    Sistema de sonido de 8 altavoces, con ajuste automático del sonido con la capota bajada, cargador frontal integrado de 6 CD y puerto USB
    Conexión Bluetooth para teléfono móvil
    Mandos instalados en el volante
    Control por comandos de voz de las funciones del teléfono móvil Bluetooth
    Toma de 12 V en el reposabrazos central delantero
    Control de crucero
    Transmisión automática de 6 velocidades con cambio secuencial y levas en el volante
    Fácil acceso a los asientos traseros con función eléctrica de entrada de un toque y sistema de apertura/cierre simultáneo de todas las ventanillas
    Elevalunas eléctricos, delanteros y traseros
    Climatizador bizona con ajuste automático de la temperatura con la capota bajada y filtro activo anti-polen
    Reposabrazos central delantero
    Asientos delanteros calefactados, ajustables eléctricamente (8 puntos de ajuste para conductor y pasajero),
    Sistema de iluminación de entrada
    Volante y palanca de cambios con guarnecido de cuero
    Tapicería de cuero
    Espejo retrovisor interior electrocromático
    Reposacabezas traseros plegables a distancia
    Sistema de entrada y arranque inteligente
    Volante regulable eléctricamente en profundidad y distancia

    • PRESIDENT. Añade al Luxury:

    Retrovisores exteriores electrocromáticos
    Ventilación en asientos delanteros
    Faros de Descarga de Alta Intensidad (HID) bixenon con lavafaros emergentes y nivelación automática
    Luz de marcha diurna tipo LED
    Embellecedores de los umbrales de las puertas delanteras con iluminación
    Función de memoria para asientos delanteros, retrovisores exteriores y volante
    Acabado de cuero perforado de alta calidad
    Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
    Panelado de madera
    Llave inteligente
    Pedales deportivos
    Sistema de Navegación
    Sistema de sonido Mark Levinson con 12 altavoces y cargador frontal integrado de 6 DVD
    Control de Asistencia al Aparcamiento con cámara trasera

    Rivales

    El Lexus IS 250C President tiene un precio oficial de 63.585 euros. Sus principales rivales son:

    • Audi A5 Cabrio 2.0 TFSI Multitronic 211 CV. Cuesta 50.130 euros, una cantidad sensiblemente menor que la del modelo japonés. Aunque su equipamiento de serie es menor es posible igualarlo utilizando la lista de equipos opcionales y aún así su precio sigue siendo inferior al del Lexus. Audi ofrece la posibilidad de elegir entre tres tipos de transmisiones (Multitronic, S-tronic y manual), dos tipos de tracción (delantera y Quattro) y siete motores (tres de gasolina y cuatro diesel) mientras que Lexus sólo oferta el IS C con una mecánica, transmisión y sistema de tracción invariable. La capota del Audi es de tela. El A5 supera claramente al IS C por prestaciones y consumos, aunque su maletero es 40 litros más pequeño -con la capota puesta- (leer prueba del Audi A5 Cabrio con el motor 2.0 TDi).
    • BMW 325i Cabrio Aut. 218 CV. De serie se ofrece por 52.500 euros pero con un equipamiento mucho menos completo que el de su rival. Si sumamos las opciones para igualar equipamientos el precio entre ambos es similar. El maletero del Lexus es 90 litros más grande --con el techo puesto-. En el apartado dinámico y de consumos la balanza se inclina claramente a favor del cabrio alemán.
    • Mercedes E 250 CGI BlueEfficiency Cabriolet 204 CV. Ofrece una filosofía similar a la del IS C ya que antepone el confort de marcha sobre las prestaciones puras. Los consumos del modelo alemán también son inferiores a los del Lexus, pero no tanto como los casos del Audi y el BMW. Una vez más, las prestaciones del IS C son más discretas que las de su rival. El Mercedes cuenta con la interesante transmisión automática 7G-Tronic. El Clase E Cabrio cuenta con una capota de tela en lugar de techo duro retráctil como el IS C. Su precio es de 54.949,99 euros pero añadiendo equipamiento opcional (llantas de 18 pulgadas, tapicería de cuero, asientos calefactados, asistente de aparcamiento, etc) supera los 66.000 euros.
    • Volvo C70 T5 Inscription Aut. 230 CV. A la venta por 52.600 euros. Si se añaden los asientos calefactables y con regulación eléctrica, la alarma, sistema de audio Premium, el acceso sin llaves y otros equipamientos que ofrece de serie el IS C se acerca a los 60.000 euros. El techo es metálico en ambos modelos mientras que el cambio automático del Volvo es de 5 marchas (6 el Lexus). Ofrece mejores prestaciones que el cabrio japonés pero en cuanto a consumo de combustible están a la par.
    Lexus IS 250C. Relájate y disfruta