¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPrueba BMW X4 xDrive35i: En marcha y conclusiones (III)

12

Arrancamos el vehículo que promete un sonido demoledor para darnos cuenta de que los terrenos en los que realmente destaca son confort e insonorización del habitáculo. Las propias llantas y una suspensión dura te advierten de que por campo no debes ser arriesgado. Es más bien la propuesta sexy de BMW con una marcada personalidad.

Es hora de arrancar el coche, y donde se espera un sonido ronco lo que encontramos es suavidad elevada hasta el máximo exponente. No hay vibraciones ni ruidos molestos. Más bien es todo discreción. La realidad no es que el coche no emita un sonido bronco, sino que el elevado nivel de insonorización del habitáculo permite disfrutar de un silencio interior sorprendente.

Estos atributos se perciben también en el manejo del vehículo durante los primeros metros. La caja de cambios automática deportiva de convertidor de par es precisa y rápida y es una compañera ideal para un motor de altas prestaciones como el BMW X4 xDrive35i.

La caída del techo desde el montante B te ayudará a identificarlo

Hablando de las prestaciones, incluso con una superficie de conjunto elevada y de alto peso (1.890 kilos en vacío), el coche es capaz de acelerar de 0-100km/h en sólo 5,5 segundos y alcanzar una velocidad de 247km/h. Su alto par disponible desde muy abajo, permite hablar de progresividad durante todo el régimen de revoluciones como BMW nos tiene acostumbrados en sus modelos.

De 0-100km/h en 5,5 segundos; velocidad máxima: 247km/h

Las llantas de 20” opcionales con medidas 245/40 R20 delante y 275/35 R20 detrás (+ 2.405 euros), son un espectáculo estético, pero su bajo perfil y una suspensión deportiva, no son los mejores aliados para una conducción sin notar las arrugas del asfalto o los resaltos de la ciudad.

Tampoco son la mejor opción si vas a salir al campo, aunque sin duda este traje a medida para el BMW X4 nunca se pensó para quienes buscan capacidades off-road, sino atributos de modernidad y vanguardismo. En cualquier caso, la insonorización del habitáculo y la calidad de construcción, hacen que a pesar de los golpeos de los baches diarios, la sensación de calidad se mantenga en un 10 sobre 10.

Presencia musculosa con faros que se unen a unos riñones de gran tamaño

En ciudad, los modos de conducción permiten realizar consumos bastante eficientes teniendo en cuenta que no es la mejor opción de motorización si lo que quieres es buscar minimizar los gastos al máximo.

En ese caso te recomendamos la variante xDrive35d que tan sólo cuesta 200 euros más y homologa 2,3 l/100km menos en ciclo mixto, o incluso la variante xDrive30d, que con 258CV ya mueve suficientemente bien la caja, es 4.100 euros menos costosa y homologa 2,6l/100km menos en ciclo mixto. El BMW X4 xDrive35i es para quienes quieren disfrutar de deportividad por encima del céntimo de ahorro de combustible, y así entendemos nosotros este coche.

Gran calidad de construcción e insonorización

A pesar de haber obtenido un consumo durante la jornada de pruebas de 11,5 l/100km, usando el coche en todo tipo de vías y sin mirar por el máximo ahorro, nos parece una cifra bastante acorde a su carta de presentación y dimensiones.

Y en modo ECO PRO todavía se puede luchar por un consumo por debajo de los 10 litros gracias a sus medidas de ahorro y su modo a vela, donde desacopla la caja de cambios del motor para poder optimizar aun más el uso de la energía. Los consumos homologados en ciudad/carretera/ciclo mixto son de 10,7/6,9/8,3l/100km.

El paquete aerodinámico se distingue por sus grandes rejillas

Si lo que te preocupan son las dimensiones del vehículo, es algo que debes olvidar. No es tan voluminoso como nos quiere hacer pensar desde fuera y las maniobras son una delicia gracias a la dirección deportiva de radio variable. Con poco esfuerzo vas a poder girar en las calles más estrechas, y el sistema de cámaras te ayuda en caso de tener que realizar varias maniobras en las peores esquinas.

Sí es importante incorporar una cámara de marcha atrás, pues como pasara en el BMW X6, el BMW X4 tiene una luneta trasera que no permite tener una gran visibilidad. La cámara cuesta 516 euros que insistimos que es un buen opcional a tener en cuenta.

Los pilotos traseros son otro ejercicio de diseño el coche

Para viajes, el Head-Up Display y una calidad de rodadura soberbia, nos permiten tener trayectos agradables sin notar balanceos en la carrocería o flotación en la dirección; es como una berlina de formato elevado y de altas prestaciones. A medida que buscamos las zonas altas del tacómetro, el sonido se vuelve más ronco y contundente, sin llegar a ser nunca lo que hemos vivido en el BMW M135i, por ejemplo, pero suficiente para satisfacer las necesidades de los que buscan emoción al volante.

Y si vas a enfrentar al BMW X4 a las curvas más intensas, sí que vas a notar el peso del conjunto pero la suspensión deportiva, el modo de conducción Sport y una dirección precisa, van a ser grandes aliados para gestionar las trazadas. Es impresionante el nivel dinámico de un SAC como el BMW X4 al que además le acompaña un buen equipo de frenos y una carga tecnológica elevada, gracias en parte a los servicios telemáticos de BMW ConnectedDrive.

¿Seis cilindros y ahorro? Mejor un 30d

A medida que hemos circulado con el coche, el estrés del volumen ha desaparecido y como a lo bueno se acostumbra uno rápido, el BMW X4 se ha convertido en un modelo que querríamos para el día a día, pues entre otras ventajas, la altura del puesto de conducción es perfecta para entrar y salir del coche cada día.

Modos de conducción, control de descenso de pendientes, sistemas de cámaras, infoentretenimiento...

Entendemos que un vehículo de estas características está muy orientado a un estilo de vida activo donde la imagen toma protagonismo de quienes lo conducen. Por tanto, si lo que buscas es un paso por curva rapidísimo, unas aptitudes off-road de vértigo o el viaje de larga duración más cómodo y preciso, probablemente encontrarás alternativas más diestras en cada terreno.

Sin embargo, si metieras lo mejor de cada terreno en una coctelera y agitases con fuerza, lo más probable es que el resultado final fuera un BMW X4, y eso, sin duda es un gran acierto.

Noticias relacionadas

Prueba BMW X4 xDrive35i: En marcha y conclusiones (III)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto