¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Citroën Berlingo 2020, versatilidad asegurada (con vídeo)

23

El monovolumen tradicional está cediendo el testigo de vehículo familiar por excelencia a furgonetas como el Citroën Berlingo. El modelo francés, que estrena motor Puretech de 130 CV, propone una enorme polivalencia, gran capacidad de carga y una tecnología sin precedentes en su categoría.

Las furgonetas han dejado de ser simples bestias de carga para exponerse como una fórmula más compleja. Apuestan por el diseño, el confort y la tecnología y la propuesta más original la propone el Citroën Berlingo. El modelo francés ha ampliado su gama mecánica, circunstancia que he aprovechado para analizar su diseño, modularidad, equipamiento y precios.

La tercera generación del Berlingo juega en la liga de los vehículos comerciales pero también en la de los monovolúmenes, dependiendo de la versión escogida. En este vídeo nos vamos a centrar en las versiones destinadas a los particulares y al transporte profesional de personas.

El Citroën Berlingo comparte plataforma EMP2 y muchos elementos con el Peugeot Rifter, el Opel Combo y el Toyota Proace City pero ésta es la furgoneta que ofrece más personalidad de este cuarteto. El frontal es toda una declaración de intenciones con un aspecto robusto y grupos ópticos divididos en dos partes, un elemento ya característico de los Citroën actuales. De hecho, nuestra unidad de pruebas con el paquete XTR incluso cuenta con algunos rasgos de estilo también presentes en la gama SUV del fabricante francés como el C3 Aircross y el C5 Aircross. El acabado de acceso Berlingo Live tiene un frontal más sencillo.

Un frontal con mucha personalidad

Tampoco podían faltar los Airbumps, es decir, unos elementos de poliuretano termoplástico cuya misión es la de proteger los laterales del vehículo. Tanto en los Airbumps como en los embellecedores de los antinieblas se pueden escoger en packs de color en blanco o naranja y según la versión las llantas son de 16 o 17 pulgadas. Todo ello aporta un toque de individualización a la imagen del modelo de Citroën.

El conjunto tiene un aspecto llamativo pero que no se olvida de la practicidad. Su diseño muestra un capo alto y corto, con el parabrisas avanzado para aportar una mayor habitabilidad y aprovechar mejor el espacio interior. Además esta generación trae una gran novedad, está disponible en dos longitudes de carrocería: la talla M de 4,40 m y la nueva talla XL de 4,75 m. Ambos tamaños pueden transportar 5 o 7 pasajeros según la configuración interior. Vamos a echar un vistazo por dentro.

Hasta 7 plazas

La atmósfera interior del Berlingo no es lujosa pero los materiales son agradables al tacto, goza de ajustes correctos y se busca ofrecer durabilidad. El salpicadero tiene un diseño muy horizontal para proporcionar un mayor espacio a bordo y por supuesto el acento se ha puesto en la practicidad. Se proponen nada menos que 28 huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo que suponen hasta 186 litros de volumen adicional.

En el interior abundan los plásticos duros pero de tacto agradable

Algunos son especialmente generosos como la guantera doble que Citroën denomina Top Box y cuyo espacio interior está refrigerado. También es muy grande el que se ubica entre los dos asientos delanteros, con tapas deslizantes para ocultar su contenido. El más llamativo es el techo multifunción Modutop con 92 litros de capacidad repartidos en numerosos compartimentos accesibles desde todas las plazas e incluso el maletero.

El equipamiento del Berlingo es muy amplio para este segmento y encontramos cosas útiles como un sistema de acceso sin llaves y arranque por botón, el head-up display, el climatizador bizona, el techo solar, el freno de estacionamiento eléctrico o una base de recarga inalámbrica para smartphones. Por supuesto lo que más destaca es el sistema multimedia con una pantalla táctil de ocho pulgadas, navegador 3D Citroën Connect Nav y conectividad con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink.

El acceso a las plazas traseras es muy cómodo por medio de las dos puertas laterales deslizantes, que incorporan ventanillas con elevalunas eléctricos. Esta segunda fila de asientos está configurada con tres asientos independientes lo que permite jugar con la modularidad. Gozan de un espacio razonable para las piernas y elementos como bandejas tipo avión en los respaldos de los asientos delanteros o luces de lectura individuales.

La segunda fila presenta tres asientos independientes

Tanto en la versión de carrocería estándar como en la larga se puede tener una tercera fila de asientos opcional para llevar hasta siete pasajeros. Los dos asientos adicionales son abatibles y extraíbles y son muy espaciosos, permitiendo que dos adultos viajen sin grandes problemas. En el caso de la carrocería XL van montados sobre raíles lo que permite desplazarlos longitudinalmente en 13 cm.

Las versiones más comerciales del Berlingo cuentan con dos puertas asimétricas para acceder al espacio de carga pero los modelos con espíritu monovolumen se decantan por un portón de apertura vertical donde la luneta trasera se puede abrir de manera independiente. El maletero tiene 775 litros en la versión M y llega a los 1.050 litros en la talla XL contados hasta la bandeja.

Las versiones con cinco plazas tienen una bandeja rígida que puede ajustarse en dos posiciones. En su posición más alta hace su función habitual de cubreequipajes pero se puede colocar a media altura para compartimentar el maletero y es capaz de soportar hasta 25 kg de peso encima de ella.

Capacidad de carga del Berlingo en sus diferentes configuraciones

Los asientos de la segunda y la tercera fila pueden abatirse, dejando un suelo totalmente plano. Se puede hacer de manera muy sencilla desde el maletero a través del mando Magic Flat. El asiento delantero derecho también es escamoteable de manera que se pueden conseguir hasta 3.500 litros de volumen y una longitud de carga de 2,70 m en el Berlingo M y hasta 4.000 litros de volumen y una longitud de carga de 3,05 m en el Berlingo XL, capacidades inalcanzables para un monovolumen tradicional.

Nuevo motor 1.2 Puretech 130 con cambio EAT8

La gama mecánica del nuevo Berlingo propone un motor de gasolina 1.2 Puretech con 110 o 130 CV y el diésel 1.5 BlueHDi con 100 y 130 CV; dependiendo del motor estará asociado a un cambio manual o un automático EAT8 de ocho velocidades fabricado por el especialista Aisin. La prueba de esta unidad tiene lugar durante la presentación de la nueva variante de gasolina de 130 CV con caja automática.

Los motores Puretech son una buena elección para quien busque una conducción agradable. Tiene un funcionamiento refinado, mejor que lo que uno podría esperar en un motor de gasolina de tres cilindros. La verdad es que la diferencia de prestaciones y consumos entre la versión de 110 CV y la de 130 CV no es muy grande así que la elección dependerá del presupuesto disponible.

La furgoneta de Citroën presenta un buen confort de marcha

De todos modos conviene echar un vistazo a las opciones BlueHDi de Citroën porque el propulsor diésel parece casar mejor con la filosofía de este coche. Gasta menos y tiene más fuerza para mover con soltura un coche que en principio está destinado a ir siempre muy cargado de peso.

En cuanto a la transmisión, la caja manual cumple con su función sin más. Es muy recomendable el cambio automático porque proporciona muchísimo confort y una gran suavidad, en general mejora la experiencia de conducción y por lo tanto merece la pena el desembolso adicional.

Todas las versiones del Berlingo son de tracción delantera pero opcionalmente se puede contar con un sistema que mejora la motricidad en terrenos difíciles. Es el Grip Control, un botón giratorio situado en la consola central que permite elegir entre cinco modos para aumentar el agarre sobre nieve, barro o arena. También incluye una ayuda de descenso de pendientes.

Las marchas de la transmisión automática se seleccionan con un mando giratorio. En la parte superior derecha se ubica el selector del Grip Control

En el modelo francés se va sentado en una posición de conducción elevada, bastante erguida, y eso resulta práctico desde el punto de vista ergonómico porque supone una posición natural. Además los asientos son cómodos (aunque poco envolventes) y los delanteros cuentan con reposabrazos. Al volante del Berlingo uno se da cuenta de lo que han evolucionado las furgonetas, han dejado de ser vehículos rudos con un funcionamiento áspero para mostrar unas cualidades dinámicas similares a las de un turismo.

La suspensión blanda asegura una buena comodidad para los ocupantes, un aspecto en el que siempre ha destacado Citroën. Como contrapartida no es un vehículo ágil porque los balanceos de la carrocería son muy notables a la hora de afrontar curvas pero tampoco es un coche con el que se vaya a buscar una conducción alegre. Es bastante silencioso en marcha, el aislamiento del habitáculo es suficiente para que el ruido del motor o del aire no penetre demasiado en el interior.

Destaca la excelente maniobrabilidad de este modelo. Gracias a la gran superficie acristalada y a las formas rectangulares de la carrocería es muy fácil moverse en lugares estrechos y encima contamos con la ayuda de una cámara trasera con visión 180°. Para simplificar al máximo la tarea de aparcamiento se puede contar con un sistema de ayuda al aparcamiento Park Assist que funciona tanto en línea como en batería.

El nuevo Citroën Berlingo es uno de los modelos más versátiles del mercado

El equipamiento de seguridad está entre los mejores del segmento ofreciendo sistemas como la frenada automática de emergencia, la alerta activa de cambio involuntario de carril, el control de crucero activo, la alerta de atención del conductor, el sistema de vigilancia del ángulo muerto, el cambio automático de luces de carretera, la ayuda al arranque en pendiente o el sistema de reconocimiento de las señales de tráfico.

No es hay que sorprenderse de que furgonetas como ésta estén reemplazando a los monovolúmenes en el ranking de ventas. El Berlingo propone un enorme espacio a bordo, practicidad, sencillez, diseño, comodidad y tecnología para convencer. Se convierte así en un vehículo muy polivalente con el que trabajar de lunes a viernes y disfrutar con la familia el fin de semana.

El modelo de Citroën tiene un aliciente adicional: tiene sabor español porque está fabricado en Vigo. Las tarifas del nuevo Citroën Berlingo arrancan en los 17.290 euros incluyendo las promociones actuales de la marca pero, como siempre, el mejor precio lo encontrarás en la app de motor.es así que bájatela ya de Google Play ¡es gratis!

Noticias relacionadas

Prueba Citroën Berlingo 2020, versatilidad asegurada (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto