¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba FIAT 500 Hybrid y FIAT Panda Hybrid, el paso natural

    20

    Cuando la necesidad apremia los resultados no suelen ser muy óptimos. Pero FIAT ha tirado por la calle de en medio con sus nuevos productos híbridos. Los FIAT 500 y FIAT Panda Hybrid ya están en el mercado y nosotros ya los hemos probado.

    FIAT se ha visto prácticamente obligada a sacar versiones electrificadas de sus modelos. Lo ha hecho porque Europa está asumiendo unas políticas cada vez más restrictivas en cuanto a emisiones, y obviamente los modelos urbanos son los más afectados porque es en las ciudades donde más se vigilan los límites de emisiones. Por ese motivo los italianos lanzan al mercado los FIAT 500 Hybrid y FIAT Panda Hybrid. Son los primeros de la casa en electrificarse, aunque lo hacen de una forma simple pero muy resolutiva.

    Los pequeños de FIAT se hibridizan con un sistema eléctrico de 12 voltios

    Lo que han hecho ha sido transformar sus dos segmento A en modelos parcialmente hibridados. Una tecnología Mild-Hybrid de baja potencia que promete reducir las emisiones en un 30% con el consiguiente ahorro de gasolina. El pequeño motor de un litro y tres cilindros Firefly desarrolla un máximo de 70 caballos a 6.000 rpm y 92 Nm de par máximo a 3.500 vueltas. A él se acopla un sistema eléctrico auxiliar de 12 voltios y una pequeña batería de apenas 0,5 kWh de capacidad. Puede parecer algo insignificante, pero las cifras de homologación de emisiones están ahí para demostrar el beneficio.

    Como en muchos otros Mild-Hybrid del mercado la batería se recarga mediante la frenada regenerativa y la deceleración. Esa carga se usa en diversas fases para apoyar al motor de combustión. En realidad este sistema, que FIAT ha bautizado como BSG (Belt Integrated Starter Generator), es un Start&Stop convencional que ayuda al motor en fase de aceleración. De esta forma el motor tricilíndrico atmosférico está más desahogado en esos momentos donde más puede consumir. Y de ahí que se reduzcan los consumos y las emisiones.

    A la hora de circular el conductor no nota absolutamente nada, todo transcurre como por arte de magia. No hay que modificar nada ni programar nada. El coche hace todo el juego por sí mismo y no tenemos que complicarnos la vida con modos de retención o programas de conducción. Lo que más vamos a notar es a la hora de poner punto muerto por debajo de los 30 Km/h, será entonces cuando el sistema actúe de forma autónoma apagando el motor y extendiendo el rango de uso del Start&Stop. Ni que decir tiene que en coches con un claro enfoque urbano, los 30 Km/h son el pan suyo de cada día.

    A todo esto, una caja de cambios manual de seis velocidades se encarga de entregar la fuerza del motor y destinarla únicamente al eje delantero. FIAT ha reorganizado la estructura y la relación de esta transmisión que ya es conocida. Mientras que se aprovecha de unas marchas cortas muy juntas entre sí que ayudan a ganar velocidad más fácilmente, ha extendido la relación en las dos velocidades más altas, sobre todo en la sexta que será usable únicamente en recorridos extraurbanos. De esta forma el motor baja revoluciones en esos momentos donde el esquema Mild-Hybrid no puede echar una mano.

    Su sencillez de manejo no afecta a pesar de ser coches híbridos

    Los italianos se han visto tan apurados para sacar estas versiones eficientes que ni siquiera han tenido la posibilidad de cambiar algo el aspecto de los FIAT 500 y FIAT Panda. Estéticamente hablando las versiones Mild-Hybrid son exactamente iguales a sus hermanas de gasolina. Tan solo serán reconocibles por los emblemas que FIAT ha diseñado para identificar a sus modelos más eco, la letra H de Hybrid. Estos son los primeros pero en un futuro habrá más. La llegada de la marca al grupo PSA le ayudará a tener acceso que hasta ahora no podía ni imaginar.

    El FIAT 500 Hybrid está disponible en todos los niveles de acabados de la gama. Desde el nivel Pop hasta el Launch Edition. Este nivel se lanza con la llegada de las unidades 500 Hybrid y trae consigo una mayor carga tecnológica así como detalles particulares como la pintura en verde o la tapicería SEAQUAL que utiliza plásticos renovados para su fabricación. Ese mismo material se emplea en el FIAT Panda Hybrid, que al igual que su clásico colega dispone de una versión especial de lanzamiento Launch Edition, aunque en este caso especialmente modificada para su caso.

    A pesar de su reducido tamaño el FIAT 500 puede contemplar mucho equipamiento en su interior, mucho más del necesario para un segmento A. Gracias a ello podemos encontrar faros Bixenon, sistema multimedia con pantalla táctil de hasta siete pulgadas, sistema de sonido Beats Audio, conectividad para dispositivos móviles, sensores de aparcamiento traseros, cuadro de instrumentos digital, climatizador, así como varios elementos de personalización. Otro gran rasgo de la familia 500. Eso sí, lo que no vamos a poder disfrutar en gran medida es de asistentes a la seguridad. Hablamos de un coche que a pesar de estar razonablemente actualizado sigue teniendo elementos viejos.

    De puertas para dentro el ambiente sigue siendo el mismo

    En cuanto al Panda Hybrid todavía no sabemos en qué niveles de equipamiento podrá asociarse la tecnología Mild-Hybrid ya que FIAT España todavía no ha anunciado cómo se estructurará la gama en ese caso. Sí que sabemos que al igual que el 500 tendrá una versión especial Launch Edition, pero no si el Hybrid llegará al resto de versiones. Lo mismo pasa con los sistemas de tracción, la marca no ha especificado si las unidades 4x4 del Panda también podrán disfrutar de la tecnología eficiente.

    En lo que a habitabilidad se refiere no hay grandes novedades. El esquema eléctrico auxiliar de 12 voltios es tan pequeño y compacto que no modifica en modo alguno el espacio interior que son capaces de ofrecer el 500 y el Panda. Si hablamos del primero hay que decir que aunque tiene capacidad para cuatro pasajeros, más vale que los más grandotes viajen delante porque si no los traseros no lo van a pasar bien. El Panda es algo más práctico en este sentido, aunque homologa espacio para cinco, mejor dejarlo en cuatro a no ser que los ocupantes traseros sean de la talla 36.

    Ni uno ni otro se caracteriza por entregar grandes sensaciones de calidad. Al tratarse de modelos del segmento A su enfoque principal es la practicidad y la supervivencia del día a día en la ciudad. Por eso en sus interiores nos encontramos con una abundante cantidad de plásticos duros. Gracias al acabado Launch Edition y a la tapicería SEAQUAL, ganamos algo más de sensaciones premium. Pero en líneas generales tiran por lo práctico más que por la calidad. Tampoco se puede poner pegas a eso.

    El sistema multimedia del 500 Hybrid es sencillo pero bastante completo

    Más que nada porque posiblemente estemos hablando de los híbridos más baratos del mercado. Por el momento solo se han anunciado los precios del 500 Hybrid. En el mejor de los casos el precio de salida de un FIAT 500 Hybrid es de 15.650 euros. Más barato que la opción de gasolina. Ese precio corresponde al 500 Hybrid con acabado Pop. En el lado opuesto de la balanza está el FIAT 500C, que también puede recoger la tecnología Hybrid. En ese caso si lo asociamos al acabado Launch Edition el precio de salida es de 21.750 euros. En todos los casos no se contabilizan ni ofertas ni promociones.

    Al volante de los nuevos FIAT 500 y Panda Hybrid

    Seamos sinceros, la baza principal de los nuevos 500 y Panda Hybrid es que la DGT los certifica con la etiqueta medioambiental ECO. Esto, sumado a su rollo urbano, les permitirá moverse por la ciudad sin grandes preocupaciones de espacios de bajas emisiones o molestos protocolos anticontaminación. También tendrán ventajas a la hora de aparcar en la calle con un 50% de descuento en los parquímetros y una rebaja fiscal importante a la hora de matricular. Sin lugar a dudas si por algo son atractivos los nuevos híbridos de FIAT es por estas cuestiones.

    La etiqueta ECO de los nuevo FIAT 500 y Panda Hybrid le permite moverse tranquilamente por la ciudad

    Los 500 y Panda Hybrid están pensados para lo que están pensados. Como podrás imaginar, los 70 caballos que anuncian son más que suficientes para desenvolverse tranquilamente por la ciudad. Eso sí fuera de los ciclos urbanos van un pelín más apurados. Hay que tener en cuenta que son coches muy pensados para ciudad y sus alrededores, o para recorridos sencillos entre poblados. Obviamente al añadir la pegatina ECO tiene considerables ventajas.

    Lo mejor que presentan estos híbridos es su aparente normalidad de uso. El conductor no se va a enterar de nada porque no hay programas o modos de conducción con los que podamos trastear. Su conducción normal y eso es algo positivo ya que abre su uso a un público general que pueda tener algún complejo o miedo a la hora de usar un híbrido. No es el caso y se agradece.

    Los flujos de energía quedan claramente representados en el cuadro de instrumentos del 500

    El tacto en enteras es de absoluta normalidad. El ruido del motor se deja notar claramente en fases de aceleración. Pero en marcha es bastante más suave de lo esperado. Aunque el Panda es algo menos refinado, el 500 presenta una conducción más cuidada. Las suspensiones son algo duras pero tampoco tanto, y gracias al sistema CITY de la dirección mejoramos la maniobrabilidad a costa de reducir el tacto ya que gira tanto y tan fácil que no se transmite absolutamente nada. Por eso una vez salgamos de ciudad es recomendable quitar el modo City por comodidad y seguridad.

    Al principio te he hablado sobre un ahorro estimado del 30% en consumos y emisiones. Si atendemos a lo que FIAT anuncia en su ficha técnica el 500 Hybrid presenta un consumo medio homologado en ciclo WLTP de 5,3 litros por cada 100 kilómetros. Eso supone 0,9 litros menos por cada 100 kilómetros que en el caso del 500 1.2 de gasolina de 69 caballos. Aunque hay que reconocer que todas las unidades de gasolina montan un cambio automático. Pero el ahorro está ahí y es claro. En el caso del Panda todavía no tenemos los datos como

    Aunque la opción de hibridar la gama se ha visto un poco acelerada por la llegada de las políticas europeas, es un paso natural que FIAT tenía que haber dado antes o después. Ya hemos discutido sobre los motivos de esta tímida apuesta de FIAT por la electrificación, pero también sabemos que no se van a plantar ahí. Los italianos ya están desarrollando un 500 completamente eléctrico. De hecho en 2013 ya había un 500e pero solo a la venta en USA y sin mucho éxito la verdad. El nuevo, que será estrenado en el Salón de Ginebra, llegará a todo el mundo, aunque veremos con qué esquema eléctrico.

    Nuevo logo y nueva tecnología para dos de las gamas más longevas del mercado

    Conclusiones

    Las necesidades son las necesidades, y FIAT estaba necesitada de versiones híbridas. La solución que ha tomado es práctica a la par que sencilla y barata. No tenía sentido tomar caminos complicados para hibridar la gama porque el resultado sería más costoso a todos los niveles, tanto para el fabricante como para el comprador. Así que bien, opción sensata y lógica la tomada por FIAT para la gama del 500 y del Panda. A todo esto ha conseguido ganar sin perder nada. Ambos mantienen las cualidades que siempre les han caracterizado y a un precio contenido. El siguiente paso que la casa tenía que dar y lo ha dado.

    Prueba FIAT 500 Hybrid y FIAT Panda Hybrid, el paso natural
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto