¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Subaru Outback 2015, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero

    Subaru Outback 2015, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero
    9
    Oscar Magro
    Oscar Magro

    Subaru no ha descuidado el diseño de la quinta generación del Outback, ni por dentro ni por fuera. La calidad y la habitabilidad también han mejorado. La gama mecánica del Outback se compone de dos motores bóxer: uno de gasolina 2.5i de 175 CV y otro diésel 2.0 TD de 150 CV.

    No cabe duda de que el nuevo Subaru Outback es más atractivo y elegante. Su imagen también es más robusta, recordando más a un SUV que a un modelo familiar especialmente por las protecciones en la parte baja de la carrocería. Hay una gama de ocho colores exteriores disponibles, de los cuales siete de ellos son metalizados.

    Diseño exterior

    Su longitud es de 4.815 mm, mientras que la anchura y la altura se cifran en 1.840 mm y 1.605 mm respectivamente. Respecto a su predecesor las dimensiones apenas han variado, siendo 25 mm más largo y 20 mm más ancho. La distancia entre ejes es de 2.745 mm y la altura libre al suelo es de 200 mm, más de lo que ofrecen muchos SUV.

    En el frontal no falta la parrilla hexagonal característica de la marca. Las versiones de gasolina cuentan con una parrilla delantera con cierre activo que optimiza el flujo de aire empleando unas láminas que impiden la refrigeración del radiador de forma automática cuando no es necesario.

    Además de la parrilla activa también se han cuidado otros elementos que mejoran la aerodinámica como el pilar A que se ha avanzado 50 mm para disponer la luna en un ángulo más inclinado, la caída del techo más acusada rematada con un spoiler y los bajos carenados. El resultado es un coeficiente aerodinámico Cx de 0,34. La antena de tipo aleta sustituye a la de diseño tradicional que tenía su predecesor.

    En la parte superior de la luna delantera, a ambos lados del retrovisor central, se observan las cámaras del sistema EyeSight, del cual hablaremos con más detenimiento en la tercera parte de esta toma de contacto.

    El Outback estrena la 3ª generación del sistema de seguridad EyeSight

    Los estilizados faros delanteros cuentan con iluminación led para las luces de posición y de cruce y tienen función de bienvenida -novedad en el Outback-. La tecnología led también se aplica en las luces de posición y freno de los pilotos traseros. En el paragolpes se disponen los faros antinieblas redondos característicos de este modelo.

    La línea lateral es muy marcada y recorre la parte alta de las puertas, uniendo la aleta delantera con los pilotos traseros. Los retrovisores han desplazado su base hasta la puerta y son plegables, térmicos y eléctricos de serie, además de alojar los intermitentes. Todas las versiones cuentan con llantas de aleación de 17 pulgadas y neumáticos mixtos Yokohama Geolandar G98 en medida 225/65 R17.

    Diseño interior

    Aunque mantiene un aspecto sobrio, el habitáculo del Outback ha dado un importante salto de calidad en todos los sentidos. La parte superior del salpicadero presenta un tacto blando, hay elementos con perfiles cromados y superficies en negro piano, ajustes sin reproche y múltiples zonas mullidas. La mejora de la calidad es tal que se aprecia incluso en la llave, mucho más moderna, atractiva y robusta.

    El volante presenta un aro más grueso y, de serie en todas las versiones, está forrado en cuero y cuenta con mandos integrados. La instrumentación tiene una buena visibilidad y cuenta con una pantalla LCD a color en el centro, de 3,5 ó 5 pulgadas según el nivel de equipamiento, con unos gráficos que disfrutan de una buena resolución.

    La pantalla LCD de 5 pulgadas en el cuadro de instrumentos aporta toda la información necesaria

    Los mandos de la climatización bizona tienen un tacto muy agradable y resulta de manejo intuitivo, además de disponer de salidas de aire en la fila trasera en el nivel de equipamiento Executive Plus. Otros detalles destacables son los tiradores interiores de las puertas que se iluminan mediante leds y el techo solar panorámico más grande que el del modelo anterior. Entre las pocas cosas que se echan en falta cabe destacar la ausencia de un espejo retrovisor electrocrómico.

    El Outback dispone de un sistema de infoentretenimiento que se maneja a través de una pantalla táctil de siete pulgadas. Desde ahí se tiene acceso a las funciones de audio, navegación, telefonía y se muestran los datos del ordenador de a bordo. El sistema también goza de una función de reconocimiento de voz.

    El navegador integrado funciona realmente bien

    La gama dispone de tres acabados: Sport, Executive y Executive Plus

    La conectividad está asegurada gracias al sistema Starlink. Mediante la conexión a internet del smartphone se tiene acceso a las emisoras de radio AHA, noticias, el tiempo o redes sociales pero además permite disfrutar de algunas funcionalidades remotas a través del móvil con la App Starlink -para iOS y Android-.

    Esta pantalla, que a diferencia de generaciones anteriores está integrada en el salpicadero, tiene un elegante acabado en negro piano que en ocasiones puede provocar reflejos sin la luz incide directamente. Hay que destacar la calidad de visualización de las imágenes en esta pantalla, tanto del propio sistema como de la cámara trasera, demostrando que Subaru también ha dado un salto importante en este sentido.

    El nuevo Outback no se olvida de su lado práctico y en su interior hay múltiples huecos donde dejar objetos, siendo los más grandes la guantera, un compartimento con tapa frente a la palanca de cambios, un compartimento bajo el reposabrazos delantero y las bolsas de las puertas.

    Habitabilidad

    Todas las versiones cuentan con asientos delanteros calefactables y además el del conductor tiene regulaciones eléctricas. El espacio es muy amplio así que resulta sencillo encontrar una postura de conducción correcta y cómoda. Hay tres opciones de tapicería que se componen de tela negra para las versiones Sport y Executive y piel negra o marfil para las versiones Executive Plus. El cuero es más suave que el equipado en su predecesor, está microperforado en la parte central y está cosido con doble costura.

    La habitabilidad en las plazas traseras resulta magnífica en todas las cotas. El espacio longitudinal para las piernas es enorme, no hay problemas de altura e incluso pasajeros de hasta 1,95 m de estatura irán cómodos y la anchura es suficiente para que tres personas viajen con suficiente holgura. Excelente.

    El espacio para las piernas es enorme en las plazas traseras

    Maletero

    A pesar de que el sistema de tracción total resta espacio, el Outback cuenta con un generoso maletero de 510 litros de capacidad. Bajo el piso hay un doble fondo que añade otros 47 litros de volumen adicional. Este espacio de carga extra se pierde si equipamos el Outdoor Pack, que incluye una ruda de repuesto de tamaño original en este doble fondo.

    El portón trasero eléctrico con memoria de altura -a partir del acabado Executive- deja una boca de carga amplia, con 1,1 metros de anchura que se agradecen a la hora de introducir objetos voluminosos. El volumen del maletero se puede ampliar hasta los 1.848 litros con los asientos traseros abatidos. El respaldo de los asiento se puede abatir desde los propios asientos y desde el maletero con un práctico tirador.

    Subaru Outback 2015, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero