¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota Verso 115D Advance 7 Plazas: En marcha y conclusiones (III)

22

Arrancamos el coche y junto a una disposición de instrumentos bastante lógica y una modularidad interior de 10, se juntan aspectos mejorables como un reposabrazos retrasado y un motor que con mucha carga hay que saber gestionar. En conjunto, el coche merece mucha la pena por su relación calidad/precio.

Resulta curioso que siendo Toyota una marca puntera en ciertas tecnologías, sigan entregando coches con llave de arranque. No es un fallo, pero pudiendo equipar el arranque por botón de forma opcional, sin duda es uno de los opcionales candidatos a convertirse en dotación de serie en las siguientes generaciones.

Como decíamos en la primera parte, el Verso menos potente tiene mucho que demostrar para llegar a ser suficiente.

Sabemos a la perfección que no es un coche rápido. A una aceleración de 0-100km/h que detiene el cronómetro en 12,7 segundos, le acompaña una velocidad punta de 180 km/h. Sin embargo, el par motor es de 270 Nm, eso sí, entregados entre 1.750 rpm y 2.250 rpm, y por tanto hay que acostumbrarse a las reacciones del coche.

La cámara de visión trasera se torna imprescindible. Es de serie en los dos acabados

Si no, es probable que te pase lo que a nosotros en más de una ocasión durante la prueba: descender marchas para recuperar la fuerza y que el motor no se venga abajo.

En el día a día es muy amable de conducir. Cómodo, sencillo y de manejo delicioso. La palanca de cambios contribuye a una sensación positiva, si bien es verdad que el reposabrazos queda en una posición retrasada. Una solución deslizable o una reubicación más adelantada, sería perfecto.

La dirección es correcta para el día a día y para la velocidad de crucero de carretera. Lo cierto es que se disfruta de la conducción relajada y de ambiente familiar que respira este coche. Sin prisas y cumpliendo la ley a rajatabla.

¿Objetos estrecho y largos? No hay problema

Sin embargo, el climatizador de dos zonas no es suficiente para cumplir con las exigencias de todos los ocupantes. Cuando uno viaja solo puede ‘darse el capricho’ de abrir una ventanilla, poner el climatizador más fuerte o comportarse a placer.

Sin embargo, al viajar 5 o 7 personas, las diferencias entre unos y otros se tornan obvias, y mientras unos tienen frío, otros necesitan que la refrigeración llegue a la parte trasera de forma homogénea, y para ello hace falta un sistema más estudiado de aire acondicionado.

A estas primeras impresiones que han mezclado sensaciones positivas con aspectos mejorables, se une una gran incógnita. ¿Son suficientes sus poco más de 110 CV para mover este conjunto? Pues sí y no.

La instrumentación es clara y tiene buena visibilidad

Para la mayoría de situaciones, cualquier coche puede cumplir de sobra con las normas de circulación, pero a la hora de la verdad, con algo de carga y en autopistas ascendentes, es frecuente descender marchas para encontrar potencia sin sentir que el coche está sufriendo.

Los consumos son contenidos para el volumen y peso del coche

En poblado, si nos enfrentamos a subidas repentinas con mucha pendiente, puede pasar lo mismo, y por ello hay que entender que hasta ciertas vueltas, que coinciden prácticamente con las del par máximo, el coche puede venirse abajo si no actuamos con agilidad sobre las marchas.

Precisamente como el enfoque de este coche es meramente práctico, no es un fallo la ausencia de potencia para determinadas situaciones, y aunque no le vendrían mal otros 20 CV, apostar por esta motorización no es ningún disparate.

Máxime cuando los consumos, de difícil lectura en una pantalla a la que hay que acostumbrarse y que durante el día, con mucho sol presenta reflejos acusados, se han mostrado muy contenidos, con una media en torno a 6,0l/100km en ciclo mixto y de poco menos de 5,0l/100km en carretera. Lo habitual es encontrarse entre la franja de 5,7l/100km y 6,5l/100km. La variable la pone el recorrido particular de cada persona y las necesidades de potencia en cada situación.

La puerta trasera queda retrasada cuando tienen que compartir habitáculo 7 personas

En una primera impresión llama la atención el gigantesco techo panorámico de cristal, que a pesar de no poder abrirse, da sensación de mayor espacio a los habitantes de la segunda y la tercera fila. Junto al plafón central convive un pequeño espejo panorámico cuyo reflejo queda distorsionado y por tanto la vigilancia de los niños es complicada. Sobre todo en movimiento.

La instrumentación puede gustarte más o menos, y recordarte incluso a la colocación de ciertos relojes que tiene el Nissan 370Z (salvando las gigantescas distancias entre ambos en todo lo demás, claro está), pero su colocación y orientación es tan práctica que sólo podemos dar un aplauso a quien se le ocurriera está disposición del cuadro de instrumentos.

Disposición inteligente del cuadro de instrumentos

Como no podía ser de otra manera, también nos hemos aventurado a probar la segunda fila y la tercera, incluso con varias personas en el interior del coche. Las butacas independientes, son un acierto. Sobre todo a la hora de colocar objetos estrechos y largos, o disponer de una mayor independencia a la hora de viajar cuatro personas.

¿No te gustan las llantas? Hay más modelos en 16, 17 y 18 pulgadas. Las más grandes, solo para invierno

Los tiradores son bastante intuitivos y es fácil controlar cómo se colocan los asientos en diferentes disposiciones. Una conclusión que se sacó fue que viajando personas en la tercera fila, obliga a la segunda y a la primera a ajustar espacio para las piernas. Hay que echarse para delante y esto significa que la salida de los pasajeros de la segunda fila se incomoda en tanto en cuanto hay que arrimarse mucho al pilar B.

Incluso en este tipo de detalles, se nota que es un 5+2 y la tercera fila es auxiliar. Una vez más, la peor parte la sufren los pasajeros del final, como pasa en todos los vehículos con butacas pensadas para un uso puntual.

Y con toda la familia, viajando a placer, con un consumo moderado, a una velocidad de crucero legal, entre gritos y discusiones, peleas de críos sentados prácticamente en el maletero y suficiente hueco para alojar infinidad de objetos, no es de extrañar que este Toyota Verso sea un producto de fácil salida comercial, porque puestos a recomendar un monovolumen, ¿qué mejor que un producto que cumple en muchos niveles a un precio de derribo?

Detalles del sistema de navegación

Noticias relacionadas

Toyota Verso 115D Advance 7 Plazas: En marcha y conclusiones (III)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto