¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué es un airbag y cómo fnciona?

    Existen airbag frontales y de cortina, entre otros, según su ubicación.

    Los airbag son 'bolsas de aire' que permanecen vacías y se inflan cuando se produce un impacto. Al inflarse de manera rápida amortiguan la fuerza con la que se desplaza el cuerpo del conductor o los ocupantes y minimizan las posibles lesiones con la ayuda, también, del cinturón de seguridad.

    Más conocidos como airbag, su nombre viene del inglés y significa 'bolsa de aire'. Se trata de un sistema de seguridad pasiva y lleva años instalándose en los vehículos, aunque fue Mercedes-Benz el fabricante que patentó el sistema en el año 1971, el día 23 de octubre, y después de haber estado cinco años desarrollando la tecnología y llevando a cabo las correspondientes pruebas.

    Los airbag se instalaron por primera vez en el año 1981 en un vehículo y, efectivamente, el primer paso lo dio Mercedes con su Mercedes Clase S, para más adelante hacer lo propio en el Clase E. Este es el origen del airbag, pero ¿qué es un airbag, exactamente, y cómo funciona?

    Los airbag son efectivos en conjunto con el cinturón de seguridad.

    Qué son los airbag del coche y cómo funcionan

    Aunque se conocen como airbag, que es la propia bolsa de aire, en realidad son todo un sistema de seguridad pasiva compuesto por varios detectores de impacto, tantos dispositivos de inflado como airbag tenga el vehículo y las propias bolsas de nylon. Estas bolsas son únicamente una parte del sistema de seguridad en su conjunto y se llenan de nitrógeno como resultado de una reacción química perfectamente estudiada para su funcionamiento.

    Los airbag del vehículo entran en funcionamiento en caso de colisión, siempre y cuando la aceleración sea mayor que 3G, y para amortiguar con estas bolsas de nylon el impacto de los ocupantes del vehículo contra las ventanas laterales, el parabrisas, el panel de instrumentos y el volante. Apenas tardan 30 ó 40 ms en inflarse, a una velocidad cercana a los 300 km/h, y se desinflan en unas décimas de segundo, pero de forma más lenta.

    Su funcionamiento se basa en una unidad de control, un sistema informático que se encarga de controlar sensores como acelerómetros, sensores de impacto y presión, de velocidad de las ruedas y de ocupación de los asientos. Si se superan los umbrales prefijados de los sensores, la unidad de control manda la 'orden' de inflado que provoca que se genere gas propelente para el inflado de las bolsas.

    Al inflarse las bolsas, microperforadas en zonas específicas, se amortigua el impacto y la presión del cuerpo del ocupante del vehículo, contra la bolsa de nylon, obliga a que el gas de su interior escape del mismo de forma lenta. El inflado de los airbag se produce por la liberación de nitrógeno.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto