¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba EcoFlow Delta Mini: tu camper no necesita nada más que esto

    Prueba EcoFlow Delta Mini: tu camper no necesita nada más que esto
    7
    Han mimado incluso el diseño de sus baterías portátiles al milímetro.
    Carlos González
    Carlos González11 min. lectura

    EcoFlow se plantea como referencia en baterías portátiles. ¿Son buena idea para una furgoneta camper? Hemos probado la EcoFlow Delta Mini y, efectivamente, es un equipamiento muy interesante para alimentar todos nuestros dispositivos y "aparatos" en una furgoneta camper sin preocupaciones.

    Durante años, las baterías AGM han sido las favoritas de los campistas, que las han estado utilizando para alimentar sus sistemas de iluminación, la calefacción estacionaria, la cocina en algunos casos y, en definitiva, todo el equipamiento clave. Pero poco a poco van imponiéndose las baterías de litio y, en paralelo, también las baterías portátiles'todo en uno'. Sí, algo así como una powerbank gigante que ya cuenta con inversor de corriente, controlador y tomas de corriente de todo tipo.

    El fabricante EcoFlow está posicionándose justo en este segmento como una de las piezas clave. Probablemente, como la marca clave tanto por la variedad de baterías portátiles con que cuenta en su catálogo como también por la calidad que ofrecen sus productos y las excelentes prestaciones de todas ellas. Nosotros hemos puesto a prueba el modelo EcoFlow Delta Mini. Uno de sus productos de última hornada.

    Tiene un tamaño compacto y un peso reducido.

    Características técnicas de la batería EcoFlow Delta Mini

    El modelo EcoFlow Delta Mini ofrece una capacidad de 882 Wh y con un peso de 11 kg, además de que sus medidas son de 37 x 18,2 x 23,6 cm. El cuerpo de la batería está construido en plástico bicolor con doble asa en los laterales. Esto hace que el dispositivo se sienta compacto y manejable para poder llevarlo sin ningún problema. La calidad de construcción es extraordinaria y, como verás, sus características técnicas son francamente buenas para este tipo de dispositivos.

    De los varios modelos que comercializa EcoFlow, la Delta Mini es una de las opciones ideales para camper. ¿Por qué? Más adelante, en las pruebas que hemos hecho de consumo y autonomía, vas a poder ver cuáles son las aplicaciones reales que te puede ofrecer. En cualquier caso, sus 882 Wh son uno de los puntos críticos en este apartado y, a priori, es más que suficiente para aguantar 2 ó 3 días de autonomía completa -para tu camper- sin ningún tipo de ahorro.

    La batería se puede cargar en 220V, 12 V o con placa solar. Esto hace que la podamos cargar con la toma propia de la furgoneta, en la instalación de un camping -a mayor velocidad, claro- o que la podamos cargar también con las placas solares que se venden por separado. O incluso combinando dos opciones al mismo tiempo, por ejemplo, para que la carga sea más rápida.

    Viene con todos los cables que necesitas y "lista para usar".

    Su sistema de carga ultra rápida permite llegar hasta los 900 W cuando la conectamos a 220 V y, al mismo tiempo, su inversor de corriente es capaz de servir un máximo de 2.200 W en descarga. Es decir, que es capaz de alimentar cualquier tipo de electrodoméstico y dispositivo, a pesar de sus 882 Wh, gracias a las prestaciones del inversor de corriente que lleva integrado.

    ¿De qué es capaz la EcoFlow Delta Mini en una furgoneta camper? Autonomía y posibilidades

    Sobre el papel, las especificaciones técnicas de la EcoFlow Delta Mini son espectaculares, pero ¿qué hay de cierto en ellas? La hemos puesto a prueba con una nevera de compresor, por ejemplo, para ver durante cuántas horas es capaz de permitirnos absoluta libertad para viajar.

    Con una nevera Alpicool T50 en modo Eco -que es más eficiente- hemos conseguido hacer un total de 60 horas en modo nevera; es decir, a 5 ºC en una única zona. Pero hemos probado también el rendimiento en modo nevera y congelador, con la configuración bizona en temperaturas de 5 / -5 ºC. De este modo, como cabía esperar, la autonomía se ha reducido a 33 horas. Es decir, que podemos pasar dos días y medio totalmente aislados, sin cargar la batería, y mantendremos nuestra comida a salvo en la nevera.

    También hemos probado el rendimiento de la batería con una calefacción estacionaria, con la Autoterm Planar Air 2D. Y no solo es capaz de alimentarla sin ningún tipo de problema con una de sus tomas 12V 3A, sino que además es capaz de hacerla funcionar durante más de 70 horas de manera continuada. Y como podrás imaginar, es una prueba bastante sintética y exigente, porque en pocos casos vas a tener la calefacción activa, de manera constante, durante 70 horas seguidas.

    Podemos alimentar equipamiento y dispositivos de manera simultánea sin problemas de ningún tipo. Pueden estar alimentándose la batería y la calefacción al mismo tiempo, y también se pueden estar cargando nuestro móvil y tablet a la vez. Y esto mismo podríamos hacerlo mientras que recibe alimentación, con el conector de 12V, de la toma de corriente de la furgoneta. Todo esto lo hemos probado y, efectivamente, lo hace con una soltura absoluta.

    Se puede controlar desde el móvil, pero solo por WiFi (no por Bluetooth).

    EcoFlow Delta Mini ¿una buena batería portátil para alimentar nuestra camper?

    Frente a una instalación eléctrica clásica para furgoneta camper, la batería portátil tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La mayor pega es que este tipo de dispositivos tienen un precio algo elevado. Pero claro, hay que tener en cuenta que en un reducido peso, y en un cuerpo francamente compacto y manejable, tienen ya integrada la batería, el inversor de corriente, el controlador para las placas solares y el medidor de corriente, así como un módulo de control inalámbrico, entre otros.

    Es decir, que es una instalación eléctrica completa, pero en un formato mucho más reducido. Y en una furgoneta camper el espacio importa ¿verdad? Así que este es un punto a tener en cuenta, y lo es también el hecho de que se trata de una batería de litio, que tiene unas prestaciones mucho mejores que las de una batería de AGM y, sobre todo, una excelente fiabilidad y vida útil.

    Tiene otra gran ventaja este sistema, y es que no requiere homologación, a pesar de que nos ofrece varias tomas de 220V para poder alimentar pequeños electrodomésticos, por ejemplo. Y que podemos utilizarla en nuestra furgoneta camper y, cuando nos haga falta, utilizarla también en nuestro coche o dejársela a un amigo o familiar -por ejemplo-. Es decir, que no deja de ser una instalación eléctrica portátil.

    Tiene un sistema de refrigeración activa propio que se activa automáticamente.

    Según la experiencia que hemos podido tener con este dispositivo, sí, es una opción perfecta para furgoneta camper. Y aunque existen otros fabricantes que construyen también este tipo de baterías portátiles, a día de hoy los modelos de EcoFlow son los que ofrecen la mejor calidad y prestaciones. No obstante, también hay modelos de menor y mayor capacidad de batería que pueden ser mejor opción para según qué tipo de usuario.

    Durante esta larga prueba que hemos podido hacer, la EcoFlow Delta Mini ha mostrado algunas debilidades como el consumo residual en standby, que con algunas actualizaciones de software se ha ido optimizando. O el hecho de que, aunque tenemos una completa aplicación desde la que controlar cualquier parámetro de configuración y monitorizar el funcionamiento, solo la podemos usar por WiFi y no nos permite usarla por Bluetooth.

    Prueba EcoFlow Delta Mini: tu camper no necesita nada más que esto