¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los tipos de autocaravana: cómo son y en qué se diferencian

    No todas las autocaravanas son iguales, existen tres tipos.

    Existen tres tipos de autocaravana: capuchina, perfilada e integral. Sus carrocerías se diferencian de forma notable y esto condiciona la cantidad de camas para dormir y el reparto del espacio interior. ¿Cuáles son sus diferencias y cómo es cada una?

    El mundo de las autocaravanas es algo más complejo de lo que parece. Y si es un tipo de vehículo que te interesa, antes que nada deberías saber que existen tres tipos de autocaravana diferenciados, principalmente, por las formas de su carrocería. Pero es que, además, la forma de la carrocería determina el habitáculo, sobre todo en cuanto a la disposición de cada elemento.

    Vamos a repasar cuáles son los tres tipos -principales- de autocaravana, cómo son cada uno de ellos y en qué se diferencian. Sobre todo, para tratar de encontrar cuáles son sus principales ventajas y desventajas frente a los otros tipos de autocaravana. Seguro que así te será más fácil encontrar cuál encaja más con lo que necesitas para tus viajes.

    Tipos de autocaravana

    Autocaravana de tipo capuchina.

    Capuchina

    La autocaravana capuchina tiene una carrocería con mayor altura, porque encima de la cabina de conducción cuenta con una cama fija, normalmente doble -o de matrimonio-. Es la que provoca que, desde fuera, se vea un importante abultamiento que queda adelantado sobre el cristal frontal, y que hace que esta parte sea también notablemente más alta.

    Este diseño permite, efectivamente, una cama doble fija. Por eso, este tipo de autocaravana, aunque con una cabina algo más pequeña -sobre todo en altura- suele contar con más plazas interiores para dormir, aunque puede tener las mismas plazas para viajar que el resto de autocaravanas.

    La habitabilidad es su principal ventaja, pero su gran desventaja está en que la aerodinámica suele ser bastante mala por la forma frontal de su carrocería. Esto hace que su comportamiento dinámico esté a un nivel indiscutiblemente inferior que el de una autocaravana perfilada o integral.

    Autocaravana de tipo perfilada.

    Perfilada

    Aunque también tienen un abultamiento sobre la cabina de conducción, es mucho más pequeño. Tanto, que en este espacio no cabe una cama doble fija, sino que se suele utilizar para un armario de generosas dimensiones. Esta situación hace que el espacio sea más limitado para dormir, pero que estas autocaravanas sean más aerodinámicas.

    Las autocaravanas perfiladas suelen tener bastante más condicionado el espacio interior para dormir. Muchas, con sofás camas transformables y, en algunos casos, con cama fija en la parte trasera. Suelen estar orientados a un uso por parte de dos o cuatro personas, sobre todo, por las limitaciones a la hora de dormir.

    El comportamiento dinámico de este tipo de autocaravana es mucho mejor que el de una autocaravana capuchina. Y sobre todo cuando tienen una longitud de carrocería no excesivamente larga. Los ruidos que se filtran al habitáculo por turbulencias y el paso del aire son menos presentes en este tipo de autocaravana.

    Autocaravana de tipo integral.

    Integral

    A nivel de conducción, la autocaravana integral es la opción ideal. Tienen formas parecidas a las de un autobús, sin protuberancia de ningún tipo en la parte superior. Esto hace que la cabina de conducción sea del tamaño más grande posible y que la luminosidad en la parte frontal sea también mucho mejor que en los anteriores tipos de autocaravana.

    Sin embargo, en idénticas dimensiones de carrocería, este tipo de autocaravana es la que tiene peor aprovechado el espacio interior. Se suele recurrir a muebles modulares para poder modificar los ambientes. Por ejemplo, con asientos giratorios que sirven para la conducción y también para el salón.

    Este tipo de autocaravana, las autocaravanas integrales, son las que prestan la mejor experiencia en la conducción. Además, por su buena aerodinámica -frente a las demás- también es habitual que ofrezcan unos consumos de combustible algo inferiores en la circulación en idénticas circunstancias.