Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los fabricantes acuerdan motores "más simples y menos costosos" para 2021

En una reunión con la FIA en Paris, los actuales motoristas y varias marcas interesadas coincidieron en cuatro puntos fundamentales para las futuras unidades de potencia.

Se buscará mantener el énfasis en la tecnología con motores potentes, más sonoros y menos complicados.

En el día de ayer, la FIA acogió en Paris una reunión para sentar las bases del futuro reglamento técnico de motores de la Fórmula 1, que deberá entrar en vigor en 2021. A dicha reunión, además de representantes de la FIA y de Liberty Media, asistieron los actuales motoristas del campeonato (Mercedes, Ferrari, Renault y Honda), a los que se sumaron otros fabricantes y marcas automovilisticas interesadas en las conclusiones del cónclave, entre las que, según diversos medios, se encontaría el Grupo Volkswagen a través de Audi.

Hoy, se ha publicado que la reunión resultó en "un amplio acuerdo para la futura evolución de las unidades de potencia", y todas las marcas llegaron a un acuerdo conjunto para sentar cuatro puntos clave que el nuevo reglamento de motores deberá cumplir. El primero de ellos es "el deseo de mantener la Fórmula 1 como la cima de la tecnología en el automovilismo, y como un laboratorio para desarrollar tecnología relevante en los coches de calle", conservando así el enfoque tecnológico de la actual generación de motores.

Sin embargo, la complejidad de desarrollo y funcionamiento de las actuales unidades V6 turbo híbridas han sido motivo de controversia desde su implantación en 2014, y los fabricantes así lo han hecho saber. Así, aunque se mantiene "el empeño en futuras unidades de potencia que sean potentes", se hace hincapié en que dichos motores deben ser "más simples y menos costosos de desarrollar y producir", una conclusión que deja la puerta abierta a la posibilidad de que la tecnología híbrida, los motores turbo, o ambos, desaparezcan del mapa competitivo en 2021.

Las otras dos conclusiones buscan satisfacer dos de los aspectos más criticados en los últimos años: "mejorar el sonido de las unidades de potencia", tema perenne desde la desaparición de los motores atmosféricos, y "el deseo de permitir que los pilotos vayan al límite en todo momento", enfoque sobre el que se diseñó el actual reglamento técnico en lo que a aerodinámica y neumáticos se refiere.

Jean Todt, que presidió la reunión, reafirmó en el comunicado oficial su entusiasmo por el amplio acuerdo obtenido, aunque deja claro que aún hay mucho por concretar: "Estoy encantado con el proceso, y con el hecho de que tantas partes involucradas diferentes fuesen capaces de acordar una dirección para el Mundial de Fórmula 1 en un área técnica tan importante. Por supuesto, ahora debemos sentarnos y perfilar los detalles de cómo deben ser las unidades de potencia de 2021, pero hemos empezado con buen pie, y estoy deseando trabajar para que el proceso resulte en la mejor decisión para la Fórmula 1 en el futuro".

Fotos: Mercedes AMG F1 Team

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto