¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso libra la sanción por sus críticas a la FIA tras reunirse con Sulayem

    Alonso libra la sanción por sus críticas a la FIA tras reunirse con Sulayem
    Alonso ofreció su opinión sobre la FIA ante los micrófonos en España.Motor.es
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    El presidente de la FIA acudió a la búsqueda del piloto español en el propio hospitality de su equipo para tratar con él sus recientes declaraciones en contra de la entidad que dirige, una reunión que concluyó sin mayores consecuencias.

    Fernando Alonso atrajo los focos en el Gran Premio de España antes incluso de que los monoplazas echasen a rodar sobre el asfalto del Circuit, pero no por la pasión que despierta en la afición local precisamente.

    En un fin de semana en el que puntuar con los dos monoplazas vuelve a ser el objetivo de una Alpine que no lo logra desde el GP inaugural en Bahréin, lo ocurrido en el pasado GP de Miami aún coleaba en el paddock de Barcelona, con una serie de acontecimientos que tensaría la relación entre él y la FIA.

    Así no

    La segunda sanción en Miami para el #14 le dejó sin puntos, una penalización que no gustó nada al asturiano ni a su equipo. No obstante, Alonso ahondó en la herida dirigiendo una crítica feroz hacia la FIA, resaltando su «incompetencia» y su «poca profesionalidad».

    Niels Wittich tampoco se libró de esta queja, puesto que Alonso llegó a asegurar que le falta conocimiento para ser director de carrera, algo que con Freitas no ocurrirá según él. Aun así, lo que más le dolió al ovetense fue que no quedase personal de la FIA en las oficinas de Miami al ir a presentar unas pruebas que ni siquiera habían oído antes de emitir una sanción que no pudieron echar atrás.

    Fue entonces cuando, aunque de manera informal, la FIA procedió a investigar con mayor detalle hasta qué punto las declaraciones de Alonso podían acarrearle una sanción disciplinaria que evitaría futuras opiniones incendiarias por parte de pilotos y jefes de equipo.

    Tirón de orejas

    El mismo viernes de Gran Premio, Mohammed ben Sulayem, presidente de la FIA desde que reemplazase a Jean Todt, se acercó al hospitality de Alpine para tratar personalmente este asunto con Alonso, dejando así una imagen para el recuerdo.

    «Ya sabía mis comentarios después de Miami, así que estaba al tanto de todo», develó un Alonso que reconoció que ni se disculpó ni pretende hacerlo. «A fin de cuentas, todos intentamos ayudarnos mutuamente. La FIA, los pilotos, la GPDA... todos estamos en el mismo barco e intentamos hacer que el deporte sea más justo y mejor».

    «Fue una charla agradable y amistosa, seguiremos adelante y espero que mejoremos y seamos más consistentes», concluyó Alonso. La última vez que una personalidad habitual del paddock recibió una penalización de este estilo fue Christian Horner, cuando el máximo responsable de Red Bull en los circuitos descargó su frustración contra un comisario que no había reaccionado de una forma de su agrado.

    Fuente: The Race