¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso recuerda sus tres grandes duelos: Schumacher, Hamilton y Vettel

    Alonso recuerda sus tres grandes duelos: Schumacher, Hamilton y Vettel
    Michael Schumacher y Fernando Alonso se saludan en Imola 2006.
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    El siglo XXI ha visto competir al máximo nivel a cuatro grandes campeones de Fórmula 1. Fernando Alonso es uno de ellos y recientemente ha hablado de lo que supuso para él enfrentarse a los otros tres grandes de su época.

    La historia de Fernando Alonso en la Fórmula 1 está invariablemente ligada a tres de los grandes campeones de la historia de la categoría: Michael Schumacher, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel.

    Los tres fueron rivales por el título y a consecuencia de ello guardan un lugar especial en la memoria del bicampeón del mundo, que recientemente ha recordado aquellos años.

    Y no cabe duda de que Michael Schumacher fue el que mayor huella dejó en el asturiano, pues en aquel momento Alonso era el joven destacado y el alemán la leyenda imbatible a la que finalmente venció en 2006.

    «Yo era joven, llegaba a la Fórmula 1 y estaba luchando por un campeonato, quizá no estaba listo para semejante reto»

    «Luchábamos contra la leyenda, contra Michael, contra Ferrari. Fue un momento especial», recuerda Fernando Alonso. «Michael fue el mayor rival que he tenido en mi carrera. Fue un profesor para mí en muchas cosas».

    «Yo era joven, llegaba a la Fórmula 1 y estaba luchando por un campeonato, quizá no estaba listo para semejante reto. Y al lado tenía a Michael, con todo su conocimiento y su mentalidad de no rendirse nunca, de intentar cosas especiales en cada carrera», señala Alonso.

    La batalla entre Ferrari y Renault en 2006 fue épica.

    El asturiano recuerda que Schumacher siempre estaba listo para plantar cara, sacando rendimiento extra de cualquier situación. «Recuerdo que Renault llevaba un mejor coche, o que pensábamos que llevábamos cosas mejores, y de repente llegaba el fin de semana, hacías la pole que más o menos te esperabas…», apunta.

    «Y cuando mirabas la tabla de tiempos, veías a Michael segundo y te preguntabas cómo era posible. Pensabas que iba a ser un fin de semana para tomar buena ventaja en el campeonato pero en un mal fin de semana para él, era segundo. Era increíble el rendimiento que podía sacar en un fin de semana que no era competitivo. A veces hacía magia», afirma Alonso.

    La rivalidad con Hamilton y Vettel

    Las cosas fueron diferentes con Lewis Hamilton, al que se enfrentó en la temporada de debut del británico en la Fórmula 1 en un equipo McLaren que no estaba preparado para gestionar una situación tan compleja.

    «Con Lewis… no tuvimos la competición que yo deseaba, digamos. Sí, en 2007 compartimos equipo y para la gente puede parecer que es la mayor pelea que puedes tener, pero ese año ninguno de los dos estábamos listos. Es entendible que él no lo estuviera, porque era novato y acababa de llegar a la F1, pero yo no rendí al máximo tampoco. No llegué a integrarme en el equipo», admite Alonso.

    «Ambos luchamos por el título y por victorias, pero no estuvimos bien gestionados en ese momento. Todo el 2007 pensamos: “Vale, acabamos con los mismos puntos en el campeonato, que se puede ver como una buena pelea, pero ambos podríamos haberlo hecho mejor”. Incluso en los años siguientes yo tuve mejor coche que él, cuando yo estaba en Ferrari y él en McLaren aún, y no pudimos luchar directamente», lamenta sobre un año en el que acabaría triunfando Kimi Räikkönen.

    «Cuando él cambió a Mercedes tuvo un mejor coche, pero nosotros no tuvimos la oportunidad de luchar. Es un punto perdido en mi carrera, pero es una leyenda en el deporte. Y él, como Michael, te lleva al límite. Si quieres ganar a Lewis, tienes que rendir al máximo», afirma.

    Sólo Fernando Alonso llegó a amenazar la supremacía de Sebastian Vettel durante la estancia de este en Red Bull.

    Con Sebastian Vettel, Fernando Alonso sintió que siempre compitió en inferioridad de condiciones y, aunque estuvo cerca de vencerle dos años, finalmente el alemán encadenó cuatro títulos consecutivos entre 2010 y 2013.

    «No tuvimos nunca el mismo paquete para competir rueda a rueda, y aún así pudimos pelear por el campeonato un par de veces hasta la última carrera» rememora el piloto de Alpine.

    «En 2010 y 2012, había que rendir al máximo para batir a un Red Bull ligeramente superior. Tuvieron algunos problemas de fiabilidad y nosotros pudimos mantener la lucha aunque teníamos que bordarlo cada fin de semana. Ambos fueron mis mayores rivales y les respetaré siempre mucho», concluye en relación a Hamilton y Vettel.

    Fuente: Beyond The Grid