¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Carlos Sainz: «Mi trabajo en el simulador es un 90% para el coche del año que viene»

    Carlos Sainz: «Mi trabajo en el simulador es un 90% para el coche del año que viene»
    David S. de Castro
    David S. de Castro5 min. lectura

    Sainz admite que no se siente aún con el 'feeling' como para ser el piloto agresivo que era en McLaren, de la que no se arrepiente de haberse ido.

    No descarta llegar a los 40 años en la Fórmula 1, como Fernando Alonso.

    Carlos Sainz sacó un rato antes de viajar al GP de Rusia, donde ha vivido dos de sus peores accidentes en Fórmula 1, para hacer su ya clásico encuentro con la prensa auspiciado por uno de sus principales patrocinadores, Estrella Galicia 0,0.

    En este evento ha dejado muy claro que el margen de mejora que se plantea aún es alto, ya que aún no se siente el piloto agresivo que cuadraba fines de semana perfectos en McLaren. «Aún no soy el Carlos al límite y agresivo, y es por 'feeling' en el coche. Tener ese punto de confianza para tirar a saco, cuando lo conoces del todo y poder ser agresivo como lo era en McLaren. Quizá estoy pecando ahora un pelín de conservador, pero necesito aún tener ese 'feeling'», señaló.

    Aunque aún quedan ocho carreras para que acabe la temporada y mucho por decidir, Sainz tiene claro que el objetivo y el foco del equipo es y debe ser 2022. Tanto es así que, sin perder de vista las evoluciones que requieren cada carrera.

    «Las sesiones de simulador que estoy haciendo son un 90% de cara al año que viene. El objetivo es llegar al máximo de preparados para el año que viene, y dejarnos todo», avanzó el madrileño. En este sentido, admitió que les da «mucho la 'chapa'» a los mecánicos de Ferrari para enterarse bien de por dónde van los proyectos de desarrollo del coche.

    Ningún arrepentimiento de cambiar McLaren por Ferrari

    Una de las experiencias que más han llamado la atención de Carlos Sainz en su paso de McLaren a Ferrari ha sido vivir lo que supone estar en un equipo como la Scuderia, que le permite hacer cosas que nunca antes habría podido soñar.

    Una de ellas, por ejemplo, fue dar unas vueltas en un triplaza antiguo a sus padres y sus hermanas en el circuito de Fiorano. «Es algo que no se me va a olvidar nunca. Y el GP en Monza, con los tifosi, que casi me vuelcan la caravana de la ilusión de tener un piloto de Ferrari cerca. O estar en mi oficina de Maranello y que te llamen para probar un Ferrari clásico en Fiorano. Son cosas que en otros equipos no pasan. Estoy empezando a disfrutar la experiencia de ser piloto de Ferrari», admitió.

    Quizá por eso no se arrepiente, ni mucho menos, de haber dejado McLaren. Incluso le molesta que le pregunten al respecto, ya que cuando tuvo buenos resultados con Ferrari este mismo año nadie se cuestionó si se arrepentiría.

    «Cuando en Mónaco estaba luchando por la pole nadie me preguntó por McLaren o si lo echaba de menos. Ahora que ha ganado, me preguntan. El año pasado estuve muy cerca de ganar en Monza… ¿Si echo de menos McLaren? No. Estoy disfrutando en la F1, confío mucho en Ferrari en el proyecto a largo plazo y estamos trabajando muy duro para ganarlo», zanjó al respecto.

    A sus 27 años, Sainz tiene muy claro que su carrera puede ser larga y está trabajando para ello. Teniendo a su padre aún en activo con casi 60 años y a su buen amigo Fernando Alonso con 40, él se ve con fuerzas y ganas para continuar mucho más tiempo.

    «Mi método de trabajo es intentar alargar mi trayectoria deportiva y prepararme para estar el máximo tiempo posible. Para mi los deportistas que buscan alargar su carrera deportiva es un compromiso con su deporte. Si estaré con 38 o 40, no lo sé, ahora mismo te diría que sí me apetece. Yo estoy trabajando para ello, por salud que es algo que debería hacer todo el mundo a menor escala», opinó el español.

    Fotos: Estrella Galicia