¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Ecclestone más nostálgico recuerda a Frank Williams

    El Ecclestone más nostálgico recuerda a Frank Williams
    Bernie Ecclestone, junto a Frank Williams.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Pocos conocieron mejor a Frank Williams que Bernie Ecclestone, que primero como jefe de equipo y luego como gerente de la Fórmula 1 trató con él durante más de tres décadas.

    Bernie Ecclestone no es un hombre muy dado a los halagos ni a dejarse llevar por los sentimientos, pero la muerte de Sir Frank Williams ha hecho que el exdirigente británico recuerde sus tiempos pasados en la Fórmula 1, rindiendo un sentido homenaje al fundador de uno de los equipos míticos de la parrilla.

    Y es que Frank Williams pertenece a una estirpe ya extinta de los denominados garajistas o carreristas, jefes de equipo que fundaron sus modestos equipos privados y que acabaron dominando la Fórmula 1 en algún momento de sus vidas.

    «Sin gente como Frank, pProbablemente Ferrari lo habría dejado y eso habría sido todo»

    Nombres como Ron Dennis, Ken Tyrrell, Jack Brabham o Bruce McLaren pertenecen a este grupo de singulares hombres que ahora se extingue con la muerte de Frank Williams, que fundó su equipo a mediados de los 70 en un almacén de alfombras de Didcot.

    «Sin ese tipo de personas, dudo que la Fórmula 1 funcionara actualmente. Probablemente Ferrari lo habría dejado y eso habría sido todo. No quedan muchos de los viejos ahora, los que estaban con los equipos cuando comenzaron. Se podía comprar un motor y una caja de cambios. No necesitabas tener miles de millones y 1.000 personas trabajando para ti», rememora Bernie Ecclestone en declaraciones a Reuters.

    Ecclestone, quien dirigió el equipo Brabham a principios de la década de 1970, recuerda a Frank Williams como un viejo amigo que superó los obstáculos financieros y físicos de la vida con determinación.

    «Frank era un poco especial como persona. Y eso se mostró en la forma en que siguió adelante», señala Ecclestone. «En lo que respecta a Frank, nunca se quejó de las cosas. Se llevó bien con sus circunstancias de la mejor manera que pudo. Y esa es la razón por la que tuvo tanto éxito. Era un competidor de un principio a fin».

    El accidente de coche que Williams sufrió en marzo de 1986 le postró en silla de ruedas para el resto de su vida, pero eso no detuvo al hasta entonces activo y deportista jefe de equipo.

    Keke Rosberg, Patrick Head y Frank Williams, juntos en el paddock de la F1 de los 80.

    «Pregunté: “¿Cuánto tiempo va a durar esto?” y Watkins me respondió: “Creo que estará aquí durante seis meses, mirando el techo”. Le dije: “¿Va a sobrevivir a todo esto?” y él me dijo: “No lo creo”. Y Sid realmente sabía de lo que hablaba. Como de costumbre, Frank demostró que todos estaban equivocados. Ya no hay gente como Frank», rememora Ecclestone sobre el accidente.

    «Siempre iba un paso por delante. Sabía de suéteres de cachemira cuando nunca había oído hablar de cachemira. Ese era Frank. Me decía: “¿Podrías prestarme 2.000 libras?”. Y yo se las prestaba. Y él decía: “Te pagaré en 10 días”. Tan seguro como cualquier otra cosa, Frank regresaría en 10 días con 2.000 libras. Así es como trabajábamos con Frank. Le confiaría mi vida», concluye Ecclestone.

    Descanse en paz, Sir Frank Williams.

    Fuente: Reuters / Fotos: Williams Racing