¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Según un estudio, el 67,2% de los españoles visiona motor por Internet ilegalmente

El consumo de entretenimiento a través de Internet se ha disparado en los últimos años.

Un 32,7% lo hace sólo ante una gran cita del motor y otro 16% de los encuestados visiona contenidos piratas de manera regular.

Buscadores y links en redes sociales se convierten en las principales vías para acceder a retransmisiones ilegales de eventos deportivos en directo.

Hoy, la forma en que los consumidores disfrutan de los eventos en directo, concretamente de los deportivos, es casi en su totalidad digital. La aparición de nuevas tecnologías permite a los espectadores acceder a retransmisiones en directo desde sus dispositivos preferidos y en cualquier lugar donde dispongan de conexión a Internet.

Además, pueden disfrutar de experiencias de visionado más completas gracias al empleo de más cámaras, mayor calidad de imagen y sonido, así como la posibilidad de pausar y rebobinar la retransmisión en tiempo real.

La accesibilidad también se ha visto incrementada: antes las cadenas sólo podían retransmitir contenido en regiones concretas, pero con Internet los eventos en directo llegan a una audiencia realmente global, lo que contribuye a aumentar los ingresos, a la vez que se mejora la reputación y notoriedad de marca.

No hay duda de que los avances tecnológicos han beneficiado por igual a consumidores y canales de televisión, pero también han traído consigo una nueva y creciente amenaza para la industria. La posibilidad de subir y compartir contenido a través de las redes sociales ha sido a la vez una ayuda y un obstáculo para los canales de televisión.

Smart Protection, empresa dedicada a combatir la piratería y falsificaciones online, ha publicado su estudio ‘Consumo pirata de deportes de motor en Internet’, que analiza el comportamiento de los consumidores de deportes de motor en directo online y su postura frente a la oferta pirata.

Según este informe, los deportes de motor son consumidos en España principalmente a través de páginas de Internet (43%), reservando un importante 41,8% a la televisión (por cable, satélite o en streaming), un 12,7% a las redes sociales y un 1,8% a listas de IPTV.

Cuando hablamos de consumo online, Fórmula 1 y Moto GP se reparten la gran parte del pastel, acaparando entre las dos competiciones el 83,6% de los visionados, con un 47,2 y 36,6% respectivamente. NASCAR, Drag Racing, IndyCar, Motocross y WRC completan el listado.

Una de las principales conclusiones del informe es que el 67,2% de los encuestados confiesa que alguna vez ha recurrido a retransmisiones ilegales cuando se trata de competiciones en directo. Frente a ellos, un 32,7% asegura tajante que jamás lo ha hecho. A la pregunta de si conocen a alguien que consuma deportes de motor en Internet de manera pirata, un 69% contestó afirmativamente.

El informe de Smart Protection, compañía dedicada a la lucha contra la piratería y la protección de activos en Internet, revela que el 32,7% de los encuestados afirma que consume contenido ilegal únicamente cuando se da una gran cita en el mundo del motor, mientras otro 20% asegura hacerlo cuando no encuentra ninguna fuente legal para visionarlo. Por último, un 16,3% lo hace de manera regular.

Sobre el tipo de plataformas desde las que se accede a contenido pirata para consumir este deporte, más de la mitad (54,7%) acude a páginas web que emiten el contenido en streaming. Un 15,09% utiliza aplicaciones, un 16,9% usa las redes sociales y el resto, un 13,2%, se decanta por el IPTV. Youtube y Facebook son las dos redes sociales más utilizadas para ver eventos deportivos de forma fraudulenta.

En cuanto a la manera de acceder a estas plataformas ilegales, el 63,4% de los encuestados acude directamente a su buscador de cabecera, Google, para localizarlas. Un 21,9% llega a través de links que ve en redes sociales y otro 14,6% se mete directamente en donde esté alojado el contenido de manera ilegal, pues ya conocen de antemano estas páginas y teclean el nombre directamente en el navegador o buscador. De hecho, más de la mitad de los encuestados (59%) asegura que conoce entre uno y cinco sitios webs fraudulentos.

Nuevas plataformas de streaming de pago

Ante la irrupción en España de plataformas de streaming que engloban deportes de motor, el escenario comienza a transformarse. La encuesta realizada por Smart Protection asegura que el 76,3% de los aficionados del motor se plantea suscribirse a alguna plataforma online para ver exclusivamente este deporte.

“Con la llegada de plataformas como DAZN, que acaba de desembarcar en España, probablemente veamos un declive de la piratería por la facilidad de acceder a todos los contenidos en un único lugar. Sin embargo, con la disgregación y la presencia de distintas plataformas, los usuarios se verán en la necesidad de pagar más de una vez a más de una aplicación, lo que se verá reflejado en el aumento de la piratería”, asegura Javier Perea, CEO y cofundador de Smart Protection.

Las razones para consumir contenido ilegal

El informe de Smart Live Protection revela que el 35% de los fans del motor que consumen contenido pirata recurre a retransmisiones ilegales porque no puede afrontar el pago por el servicio oficial. Para otro 30% es cuestión de practicidad, pues los contenidos piratas suelen aparecer en las primeras posiciones de sus búsquedas online. Otro 27,5% visiona el contenido porque alguien se lo ha servido en bandeja, es decir, lo ha compartido. Por último, un 7,5% ya está acostumbrando a verlo de manera fraudulenta y no encuentra una razón de peso.

Según una encuesta previa, el mayor inconveniente para el consumidor de estas retransmisiones piratas era la falta de calidad de la imagen. El nuevo informe revela que el 65,4% acudiría a visionar de manera ilegal deportes de motor si supiera de la existencia de una plataforma pirata con buena calidad de imagen, según Smart Protection, compañía que localiza y elimina las retransmisiones ilegales de eventos en directo.

Los piratas que quieren monitorizar ese contenido ilegal o bien compartirlo son los responsables de que existan este tipo de plataformas ilegales para un 34,5% de los encuestados, mientras que para un 30,9% son los dueños de las empresas de los derechos. Sólo en el 21,8% de los casos, se achaca a los propios consumidores este consumo ilegal.

Fotos: Smart Protection

Fuente: Smart Protection

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto