Motor.es

La mala fama de Fernando Alonso que el asturiano aplacó nada más aterrizar en Aston Martin

Tom McCullough explica el impacto que ha tenido Fernando Alonso en Aston Martin y cómo su actitud colaborativa y positiva ha acabado con la mala fama que el piloto español tenía antes de llegar al equipo.

La mala fama de Fernando Alonso que el asturiano aplacó nada más aterrizar en Aston Martin
Fernando Alonso trabaja con sus mecánicos en Bahréin, donde debutó con Aston Martin.

6 min. lectura

Publicado: 29/12/2023 12:00

A lo largo de su trayectoria, Fernando Alonso ha ido acumulando méritos deportivos, siendo los más llamativos sus dos títulos mundiales de Fórmula 1 con Renault en 2005 y 2006. O también la doble victoria en las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia en 2019 con Toyota.

Pero el asturiano también tiene mala fama en el mundo de las carreras. La razón es que muchos de los integrantes del paddock de la Fórmula 1 afirman que es un piloto tóxico para sus equipos, ya que tiende a ser muy crítico con ellos cuando las cosas van mal.

Además, expilotos como Felipe Massa aseguran que es un compañero egoísta y político, que siempre intenta poner a los miembros del equipo de su lado. Actitud que al final genera división interna y fricciones.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

«Sin conocerlo realmente, tenía una idea de cómo sería»

Lo cierto es que el joven Fernando Alonso tenía tendencia a la crítica, tal y como demostró durante sus años en Renault y posteriormente en McLaren y Ferrari.

Pero fue la primera etapa del asturiano en Woking, con Lewis Hamilton como rival, la que cambió radicalmente la percepción de prensa y aficionados hacia su persona en un año 2007 que será recordado como uno de los más turbulentos de la historia de la Fórmula 1.

Su salida de Ferrari tras dos subcampeonatos y mucha frustración tampoco ayudó. Y el desastre posterior con McLaren-Honda, y frases como el famoso «GP2 engine» que Fernando Alonso gritó en el Gran Premio de Japón haciendo referencia al motor nipón, no hicieron más que reforzar su mala fama.

Aston Martin, un oasis de paz para Fernando Alonso

Aquella segunda etapa tan amarga con McLaren hizo que Fernando Alonso decidiera embarcarse en otros retos: el WEC, Indianápolis y Le Mans. En todos ellos tuvo la oportunidad de demostrar que era capaz de ser un piloto generoso y colaborativo con sus compañeros de equipo.

Y, a su vuelta a la Fórmula 1 con Alpine, eso se vio reflejado de nuevo, mostrando un Fernando Alonso más maduro y relajado. Por desgracia, los últimos meses en el equipo de Enstone no fueron según lo esperado, especialmente con un Esteban Ocon obsesionado con marcar territorio.

Todo ello hizo que muchos vieran la llegada de Fernando Alonso a Aston Martin como un riesgo para un equipo en construcción y que aún estaba lejos del podio. Algo que podía hacer estallar a un piloto sumamente competitivo que ya atisba el final de su etapa en la Fórmula 1.

Sin embargo, en Aston Martin pronto se convirtió en uno de los miembros más apreciados del equipo gracias a un incansable deseo de mejorar y compartir sus conocimientos y experiencia.

«Ha sido una fuerza realmente positiva, todos los días, desde el momento en que llegó hasta el test (Abu Dhabi 2023, afirma Tom McCullough al ser preguntado por el impacto de Fernando Alonso en Aston Martin.

Fernando Alonso celebra su octavo podio del año en Sao Paulo con uno de los miembros de Aston Martin.

Un piloto incansable y siempre constructivo

El director de rendimiento de Aston Martin admite que, al no haber trabajado nunca con Fernando Alonso, se había formado una idea que posteriormente no fue la correcta. «Sin conocerlo realmente, tenía una idea de cómo sería».

Una idea que pronto quedó borrada por la realidad del trato directo entre el bicampeón y el resto de miembros del equipo. «Llegó fresco y emocionado. Dio muy buenos comentarios y vio muchas cosas que le gustaron. Nos señaló áreas en las que pensaba que necesitábamos mejorar el coche», amplía McCullough.

El ingeniero británico reitera que, en su primer año con Aston Martin, Fernando Alonso «ha sido implacable. Ha sido muy impresionante lo duro que ha empujado, pero también lo eficiente que es con sus comentarios».

Lo cierto es que Fernando Alonso aúna cualidades que juntas dan como resultado una rareza en el mundo del deporte. El asturiano es competitivo, incansable y talentoso a partes iguales, pero combina todo ello con la experiencia que sólo el piloto con más Grandes Premios de F1 disputados en la historia atesora.

«El conocimiento que tiene y lo constructivo que es dentro del equipo, ha sido realmente impresionante», resume para terminar Tom McCullough.

Fuente: Racingnews365.comFotos: Aston Martin Racing

Compártela en:

Pixel