El Ferrari de 2018 pasa el crash test obligatorio

  • La incorporación del Halo para la temporada que viene ha complicado especialmente los test de impacto.
  • A pesar de ello, el equipo italiano ha cumplido con todas las exigencias de la FIA y podrá concentrarse en mejorar el rendimiento durante los próximos dos meses.

El 22 de febrero presenta Ferrari su nuevo monoplaza para competir en la temporada 2018, pero una de las mayores preocupaciones de los equipos en este punto del proceso ya ha quedado atrás. La formación de Maranello pasó el viernes las pruebas de impacto exigidas por la FIA y sin las que es imposible competir en el campeonato de Fórmula 1.

Este año dichas pruebas son especialmente importantes, pues en ellas se incluye el Halo, que debe pasar su propio test. Para ello, el chasis ha tenido que ser considerablemente reforzado, pues la FIA exige que éste sea incluso más resistente que el propio Halo y los anclajes del mismo no sufran ni lo más mínimo ante un impacto.

Ferrari podrá ahora concentrarse en mejorar el rendimiento y afinar la aerodinámica de su nueva máquina, que tendrá dos meses de margen hasta su presentación y el inicio de la pretemporada en el circuito catalán de Montmeló.

Fotos: Scuderia Ferrari

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×