Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP AzerbaiyánFerrari estrenará en Bakú el primer paquete de actualización del SF90

Tras un inicio decepcionante de la temporada, la firma italiana espera reaccionar en Bakú, un circuito complejo a nivel técnico.

La primera fase de evolución del monoplaza prevista para el Gran Premio de España se ha adelantado a Bakú con la intención de acelerar la reacción en el campeonato.

Ferrari se ha encontrado con diversos problemas en este inicio de temporada y dos de ellos son clave en Bakú, la próxima cita del campeonato. El circuito azerbaiyano demanda un motor potente y una buena gestión de la temperatura de los neumáticos, algo con lo que los italianos han tenido problemas en carreras previas como consecuencia de una discutible fiabilidad o una deficiente puesta a punto.

Con el ánimo de mejorar el rendimiento general del Ferrari SF90, el paquete de actualización previsto para el Gran Premio de España se ha adelantado un par de semanas, por lo que la casa italiana hará todo lo posible por recortar puntos a Mercedes, que ha encadenado tres dobletes consecutivos.

Mattia Binotto así lo confirma, declarando que Ferrari tendrá algunas actualizaciones en Bakú como primer paso en el desarrollo del SF90. Después de las tres primeras carreras, en las que no conseguimos lo que buscábamos, este GP es importante para nosotros”, admitió.

El jefe y director técnico del equipo espera dar un paso adelante en la puesta a punto, que en carreras anteriores no ha sido óptima. “Nos hemos preparado muy bien, analizando todos los datos que hemos adquirido hasta ahora, viendo en qué áreas podemos mejorar y cómo podemos adaptar la puesta a punto del coche y la gestión de la unidad propulsora a las características de la pista, dijo.

El Ferrari SF90 se ha mostrado muy rápido en ocasiones, pero también muy irregular.

En Bakú, la gestión de la temperatura de los neumáticos podría ser vital, pues se trata de un circuito en el que el tramo de aceleración a fondo de dos kilómetros enfría rápidamente los mismos, complicando posteriormente el agarre en el primer sector. A eso hay que sumarle un asfalto poco abrasivo y temperaturas suaves, dando como resultado una complicada gestión de la situación. “La superficie de la pista es muy lisa, por lo que la degradación es generalmente baja. Como los neumáticos generan menos energía, puede ser difícil llevarlos a la temperatura de trabajo correcta”, admitió Binotto al respecto.

Sebastian Vettel, por su parte, también incide en la complejidad de encontrar una configuración aerodinámica correcta, pues el tramo a fondo de dos kilómetros impide adoptar niveles de carga máxima, como es habitual en los circuitos urbanos. “Encontrar el nivel correcto de los alerones es un gran reto en Bakú si quieres tener buen agarre para las curvas lentas, pero también ser lo suficientemente rápido en las rectas. No es un compromiso fácil”, admitió.

Fotos: Scuderia Ferrari

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto