¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Gran BretañaLewis Hamilton avisa: ''Estamos de vuelta. Empezamos de nuevo''

    Jose Carlos de Celis
    Jose Carlos de Celis

    Lewis Hamilton volvió a ganar en su país seis temporadas después y lanza un mensaje contundente avisando de que está nuevamente en la lucha por el Mundial. Empezó el fin de semana a 29 puntos de Rosberg, distancia que parecía aumentar tras la clasificación. Pero el británico no se rindió y ya está a solo cuatro.

    Durante la semana, Lewis Hamilton citaba a Mohamed Ali, de quien dice dejaba ventaja a sus rivales para que se confiaran y luego remontar. Nico Rosberg marcó la pole el sábado mientras el británico no realizaba un último intento que a priori no iba a valer para nada y que, como se demostró más tarde, probablemente le habría servido para salir primero y no sexto como lo hizo. Rosberg, que aceptó hace tiempo el envite de la guerra psicológica, citó a Jordan: “Fallas el 100% de los tiros que no intentas”. Partir desde tercera línea fue doloroso para Lewis, pero lo que realmente le dio dolor de cabeza fue hacerlo con su compañero y principal rival en la pole.

    Lo del dolor de cabeza es un eufemismo: “La clasificación fue como una patada en los testículos”. Declaraba Hamilton. Aunque entonaba el ‘mea culpa’: “No puedo permitirme un fallo así. Me compliqué la vida solo”. Para él, la de Silverstone, ante su público, debía ser la carrera que marcara el inicio de la remontada. Desde principios de año ha ido tras Rosberg y cuando alcanzó el liderato, en Barcelona, lo perdió a la siguiente carrera. Ahora recupera terreno: “Es similar a un jugador de tenis que va perdiendo por dos sets. Es muy difícil conseguir hacer funcionar la mente, volver a ser tú y no perder más puntos”.

    Ahora tiene una oportunidad de oro para recuperar el primer puesto, ya que una victoria en Alemania le pondría primero aunque Rosberg, que jugará en casa como Lewis lo hizo este fin de semana, fuera segundo. En Inglaterra le llegó la victoria a Hamilton casi como un regalo, como si el karma quisiera equilibrar sus abandonos en Australia y Canadá. Un triunfo muy especial para Lewis: “Es increíble ganar aquí. Tenemos los mejores fans. Tuve a mi familia y el apoyo de los aficionados, sin su apoyo no podría haber ganado”. Hamilton se sacó además una espina que tenía clavada con Silverstone, donde no ganaba desde 2008.

    El de Mercedes agradeció a su escudería el trabajo realizado: “Increíble lo que ha hecho el equipo con desarrollo y mejoras. Mis ingenieros son un gran apoyo y tener ese buen grupo de personas alrededor marca la diferencia”. Pero Hamilton afirma tener la misma ambición de siempre: “Hemos ganado cinco carreras, mi hambre está a la par que cualquier otro año”. Asegura no haber perdido nunca la esperanza y avisa: “Dije que no me iba a rendir y no lo hice. La presión es alta, pero siento que estamos de vuelta”. Ahora se abre una nueva etapa de la temporada, con los dos compañeros otra vez muy unidos en la clasificación general: “Me acabo de volver a centrar para la siguiente parte de la temporada. Empezamos de nuevo”.