¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Grosjean: «Si fuera tan malo, imagina lo estúpido que sería mi jefe al mantenerme»

    Guenther Steiner, director de Haas, charla con Romain Grosjean.Haas F1 Team

    Uno de los pilotos más criticados de la parrilla actual de la Fórmula 1 es Romain Grosjean, que ha defendido su trayectoria en la F1.

    El piloto francés considera parte del juego las críticas y recuerda que ha disputado más de 150 Grandes Premios en la categoría reina.

    Romain Grosjean tuvo un mal primer contacto con la Fórmula 1 en 2009, cuando debutó como sustituto de Nelson Piquet Jr. en Renault junto a Fernando Alonso. No pudo conseguir punto alguno en las siete carreras disputadas y fue despedido, lo que le obligó a reinventarse a nivel profesional.

    El paso por la resistencia y su retorno a la GP2 le dieron otra oportunidad en la Fórmula 1 en 2012 con Lotus y la competitividad del monoplaza le permitió conseguir tres podios aquella temporada y seis más la siguiente, además de un último podio en 2015. Después llegó la etapa de Haas, en la que su prestigio ha ido decayendo a consecuencia de múltiples incidentes y errores que le han convertido en uno de los pilotos más inconsistentes de la parrilla.

    «Si tienes el carisma de una ostra no le importas a nadie»

    «Quizá soy un piloto de mierda, pero he competido en 169 Grandes Premios de F1 (realmente 168 presencias, 164 disputados). Si fuera tan malo, imagínate lo estúpido que sería mi jefe para mantenerme en el coche», responde Romain Grosjean ante las críticas sobre su talento en la cuenta oficial de Instagram de la Fórmula 1.

    Precisamente ello ha sido objeto de múltiples debates en los últimos dos años: la razón por la que Guenther Steiner mantiene a Romain Grosjean y Kevin Magnussen como pareja titular en Haas. Pero, independientemente de ello, el francés ha aprendido a convivir con las críticas.

    Romain Grosjean afronta este año su quinta temporada con Haas.

    «Tengo que confesar que he pasado por fases diferentes», reflexiona Grosjean. «A veces veía comentarios en redes sociales y me dolían, así que decidí dejar de leerlos. Luego llegué a un punto en el que pensé: “Sé exactamente lo que estoy haciendo, sé lo que he conseguido en la F1, sé lo que he logrado en mi vida y si hay gente que decide ser dura conmigo puedo contestarles de una forma divertida”».

    El francés considera que tener seguidores y detractores es un rasgo inequívoco de carisma, por lo que ve esa dualidad como algo positivo. «A veces los comentarios no son tan buenos como te gustaría y muchas veces no tan educados o respetuosos como deberían, pero creo que es parte de las redes. Me gusta cuando la gente te comenta algo de manera educada y te dicen en lo que has fallado. También poder conversar y hablar con ellos, explicarles tu punto de vista. Me hace feliz caerle bien a la gente, pero también no gustarle. Si tienes el carisma de una ostra no le importas a nadie», concluye.

    Fuente: Instagram Fórmula 1 / Fotos: Haas F1 Team