¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Ha influido Mercedes en el caso Racing Point? Esto dijo McLaren antes de retirarse

    Toto Wolff (director de Mercedes, izquierda) charla con Zak Brown, CEO de McLaren Racing.

    Poco antes de cumplirse el plazo de 96 horas que McLaren, Williams, Racing Point, Renault y Ferrari tenían para confirmar formalmente su apelación en relación al veredicto de la FIA, los dos primeros comunicaron que se retiraban del caso.

    El caso del ‘Mercedes rosa’, es decir, el de los conductos de freno del Racing Point RP20, ha adquirido tintes cada vez más farragosos e incluso políticos, pues aunque en un principio dos equipos fuertemente vinculados a la marca alemana comunicaron su intención de apelar, finalmente se han retirado y sólo Renault y Ferrari presentarán alegaciones para intentar cambiar el veredicto inicial de la FIA.

    Dicho veredicto dice que Racing Point debe pagar 400.00 dólares y pierde 15 puntos del campeonato de constructores, algo que para muchos de sus rivales es insuficiente, mientras que para Mercedes y su socio técnico es desmesurado.

    «Tenemos una gran relación con Toto Wolff y con Mercedes»

    Al día siguiente de publicarse el veredicto, McLaren y Williams comunicaron a la FIA su intención de apelar, teniendo otras 96 horas para tramitar formalmente dicha apelación. Pronto surgieron suspicacias al respecto de que dos equipos motorizados por Mercedes (McLaren a partir de 2021) se presentaran como ‘acusación’ frente a un tercer cliente de la marca alemana, que además podría acabar directamente perjudicada al haber suministrado piezas en una situación susceptible de ser ilegal.

    Al ser preguntado por ello, Andreas Seidl afirmó que «no hay absolutamente ningún resentimiento entre nosotros y Mercedes. Tenemos una gran relación con Toto (Wolff), con Mercedes y con los chicos de Brixworth preparándonos para el próximo año. Al final, el caso es con Racing Point y no con Mercedes».

    El director de McLaren F1, fue también preguntado por la dura carta emitida por Lawrence Stroll contra McLaren y el resto de equipos que manifestaron su intención de apelar, limitándose a afirmar no querer «opinar sobre ninguno de estos comentarios. Somos parte de un proceso legal. No quiero hacer más comentarios al respecto. Y, al mismo tiempo, es importante no gastar demasiada energía en este caso. Sabemos lo que tenemos que hacer de nuestra parte para que McLaren sea más competitivo y ese es mi enfoque principal».

    Marcha atrás

    Tres días después, tanto McLaren como Williams comunicaron a la FIA que no seguirían adelante con su intención de apelar, dejando a Renault y a Ferrari continuar con el proceso.

    «McLaren Racing ha decidido no apelar las decisiones de los comisarios de la FIA en relación con las protestas de Renault a Racing Point», informó el equipo de Woking. «El equipo agradece las decisiones y hallazgos de los comisarios en este caso y, lo que es más importante, la FIA ha demostrado que las transgresiones de las reglas serán investigadas y castigadas».

    «McLaren Racing respeta las decisiones de Ferrari y Renault de continuar con sus apelaciones y seguirá los procedimientos con interés», concluyó el pasado martes el portavoz del equipo británico.

    Por su parte, Williams declaró que, «después de una cuidadosa consideración, hemos decidido no continuar con la apelación formal. Creemos que la decisión de la FIA de buscar la prohibición de las copias extensivas de coches para 2021 en adelante aborda nuestra preocupación más fundamental y reafirma el papel y la responsabilidad de un constructor dentro del deporte, que es fundamental para el ADN de la Fórmula 1 y las creencias y principios fundamentales de Williams».

    Como apunta el comunicado del equipo dirigido por la familia Williams, la FIA trabaja en un modo de evitar que el caso Racing Point vuelva a producirse a partir de 2021, lo que podría haber animado a ambos clientes de Mercedes a darse por satisfechos. ¿O el papel de mediador del conflicto que el propio Toto Wolff se atribuyó días antes sirvió para disuadir a sus socios técnicos de involucrarse en una apelación que podría salpicar a Mercedes?