¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Haas, obligado a prescindir de algunas piezas aerodinámicas que se rompen

    El equipo estadounidense lleva algunas semanas intentando solucionar un problema de fragilidad estructural en el suelo y los bargeboards.

    En los pianos de Mónaco, la situación ha ido a peor y Grosjean y Magnussen se han visto obligados a competir sin algunas de las piezas aerodinámicas del coche.

    La base de los bargeboards del Haas VF-18 no aguanta las exigencias de Mónaco.

    Que Haas era el equipo más rápido del grupo intermedio quedó bastante claro en los test de pretemporada y en la primera carrera del año, pero que iba a encontrar muchas dificultades para mantener esa posición durante el año también, pues se trata de un equipo con recursos limitados que no tiene capacidad para evolucionar al mismo ritmo que el resto.

    Además la juventud de este equipo estadounidense, que debutó en la Fórmula 1 en 2016, se ha notado en problemas como los que han sufrido en los frenos y que les han perjudicado durante más de un año, o el que se ha convertido en relevante en el Gran Premio de Mónaco.

    Y es que algunas de las piezas aerodinámicas del coche no aguantan las exigencias de la competición y en Mónaco, un circuito en el que se pasa con mucha agresividad por encima de algunos pianos, la situación ha llegado a un punto en el que Haas se ha visto obligado a tomar la decisión de quitarlas, aunque ello perjudique seriamente a su rendimiento.

    Así lo confirma Gunther Steiner, admitiendo que “es una problema que se ha intentado solucionar en estas seis carreras y se consiguió en algunas zonas, pero no en otras. Tuvimos que parar para eliminar algunas partes, en lugar de esperar a que se cayeran, comentó el director de Haas con respecto a los entrenamientos del sábado.

    La zona intermedia del coche es clave para su buen rendimiento aerodinámico, pues posibilita que ambos extremos del mismo trabajen de manera óptima.

    En concreto se trata de una de las piezas de la base de los bargeboards, que se encargan de recibir el flujo aerodinamico proveniente del alerón delantero y la zona inferior del morro, para a continuación dirigirlo hacia el suelo y, finalmente, el difusor. Este elemento es de gran importancia y si no trabaja como es debido, afecta de manera notable al rendimiento. “Guías el aire hacia donde quieres y, si eliminas esas piezas, no sabemos dónde va y no lo investigamos porque nunca planeamos rodar así, reconoció Steiner, que confirmó a continuación que en Canadá se introducirán piezas reforzadas y, por tanto, más pesadas. “Claramente, el modo más fácil de incrementar su resistencia es tener más peso”.

    Los bargeboards son muy complicados, dirigen el flujo aerodinámico directamente al suelo y tuvimos que quitarlos porque se caían

    Romain Grosjean, que se clasificó en la 15ª posición -tres puestos por delante de Kevin Magnussen-, reconoce que la pérdida de carga aerodinámica es considerale, pues los bargeboards tienen una función muy importante en el coche. Hemos perdido algunas piezas del suelo que nos han costado mucha carga aerodinámica. Los bargeboards son muy complicados, dirigen el flujo aerodinámico directamente al suelo y tuvimos que quitarlos porque se caían. Hay mucho contacto con los pianos aquí (en Mónaco) y no duran lo suficiente”, señaló el francés.

    Haas fue en España el equipo más rápido del grupo intermedio, pero en Mónaco ha pasado a ser el más lento de la parrilla, incluso superado por Williams y Sauber.

    Fotos: Motor.es

    Fuente: Autosport