¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La guerra Rusia-Ucrania afecta a Haas F1: Uralkali, retirado con efecto inmediato del VF-22

    La guerra Rusia-Ucrania afecta a Haas F1: Uralkali, retirado con efecto inmediato del VF-22
    Nikita Mazepin, pilotando el Haas que mañana no portará los colores de Uralkali.
    David Plaza
    David Plaza2 min. lectura

    El equipo estadounidense Haas F1 ha comunicado que retira con efecto inmediato la presencia de Uralkali de su monoplaza. La empresa rusa, afín a Vladimir Putin, es la patrocinadora principal de la formación a la que pertenece Nikita Mazepin.

    Dmitry Mazepin es dueño de Uralkali, la empresa rusa de fertilizantes que patrocina al equipo Haas F1 Team y que tiene a su hijo, Nikita Mazepin, como piloto oficial en la Fórmula 1. El ruso es afín al presidente de Rusia, Vladimir Putin y quizá eso ha influido en la decisión tomada por la formación estadounidense.

    «El equipo Haas F1 presentará su VF-22 con una librea blanca lisa, retirando la marca Uralkali, para el tercer y último día de actividad en pista el viernes 25 de febrero», dice un breve comunicado del equipo fundado por Gene Haas, uno de los hombres fuertes del automovilismo de Estados Unidos y dueño de Haas Automation, la principal compañía de maquinaria y mecanizado industrial.

    «Nikita Mazepin pilotará según lo previsto en la sesión de la mañana, con Mick Schumacher tomando el relevo por la tarde. No se harán más comentarios con respecto a los acuerdos de los socios del equipo», concluye el comunicado.

    Esta situación viene dada por el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, tras atacar el país dirigido por Vladimir Putin diferentes ciudades ucranianas desde la noche del miércoles 23 de febrero.

    Preocupación en la Fórmula 1

    Esta no ha sido la única consecuencia del conflicto bélico iniciado por Rusia, ya que el Gran Premio de Rusia, que debe celebrarse en Sochi el próximo mes de septiembre, está en duda. Incluso, Sebastian Vettel ha afirmado que no piensa competir en Rusia.

    Por su parte, los jefes de equipo han programado una reunión con Stefano Domenicali, presidente de la Fórmula 1, para afrontar la situación en conjunto. Esta situación no sólo afecta éticamente a los integrantes de la categoría reina, sino también desde el punto de vista comercial y de imagen de las empresas a las que representan.

    Fuente: Haas F1 Team / Fotos: Haas F1 Team