¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El GP de Rusia, en el aire: los equipos se reúnen y ya hay pilotos que se niegan a correr

    El GP de Rusia, en el aire: los equipos se reúnen y ya hay pilotos que se niegan a correr
    David S. de Castro
    David S. de Castro4 min. lectura

    Los pilotos se muestran divididos sobre la situación en Rusia tras la invasión armada sobre Ucrania. Verstappen y Vettel no ven adecuado correr en Sochi, y el alemán afirma que él no irá.

    Otros son más cautos, caso de Leclerc o Alonso, que abogan a esperar a que la F1 tome cartas en el asunto.

    El conflicto armado entre Rusia y Ucrania afecta también a la Fórmula 1, con el Gran Premio previsto para el fin de semana del 23 al 25 de septiembre en el aire. Aunque desde la competición en sí se limitan a esperar acontecimientos, monitorizando de cerca la fluctuante sucesión de acontecimientos, ya hay pilotos que han elevado la voz.

    La rueda de prensa oficial de los pilotos organizada por la FIA fue la ocasión perfecta para que algunos de los principales componentes del paddock diesen su opinión al respecto. El más elocuente y concreto fue Sebastian Vettel. El tetracampeón llamó directamente al boicot a la carrera, y aseguró que él no solo no quiere correr allí, sino que no irá.

    «Obviamente me desperté esta mañana conmocionado al ver las noticias. Es horrible ver lo que está pasando. Obviamente, si miras el calendario, tenemos una carrera programada en Rusia. Mi opinión es que no debo ir,no iré. Creo que está mal correr en ese país. Lo siento por la gente, hay personas inocentes que están perdiendo la vida y siendo asesinadas por razones estúpidas bajo un liderazgo muy extraño y loco. Estoy seguro de que es algo de lo que hablaremos, pero aún no nos hemos reunido», dijo. Se refiere, en este último punto, a que de momento la GPDA, el sindicato de pilotos, no han tomado una posición conjunta al respecto.

    En una línea similar de condena, pero sin llegar al extremo de pedir que no se corra allí, está el vigente campeón, Max Verstappen. El neerlandés fue claro en su opinión: «Cuando un país está en guerra, correr allí no es lo adecuado».

    Tanto él como Charles Leclerc o Fernando Alonso dejan en manos de la Fórmula 1 la decisión final. El monegasco prefirió no entrar en detalles hasta que se informe más de lo sucedido, pero lo calificó como «todo muy triste». El asturiano, por su parte, se teme que la carrera seguirá adelante, como dejó entrever en sus palabras al respecto. «Va a ser una decisión de la F1, quizás nosotros los pilotos tengamos otra opinión, pero la F1 hará lo mejor», apuntaló.

    La posición oficial se decide hoy

    En el mismo sentido fue Mattia Binotto. El jefe de Ferrari calificó la situación como «lamentable» y avanzó una reunión inmediata para tratar el asunto. «Es muy triste. Todo lo que podemos hacer es esperar y ver. De momento, hay carrera en septiembre, queda tiempo. Mi deseo es que todo acabe pronto. Tendremos una reunión esta noche para entender y gestionar la situación», explicó el italiano.

    Fotos: Red Bull Content Pool