¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP EifelHülkenberg, nueva aparición sorpresa: «Ha sido incluso más salvaje que la última vez»

    Nico Hülkenberg, de nuevo a bordo del Racing Point RP20.Racing Point

    Racing Point ha vuelto a tener que recurrir a Nico Hülkenberg para sustituir a uno de sus pilotos titulares, en esta ocasión Lance Stroll. El alemán sólo ha podido dar cuatro vueltas al subirse al coche por primera vez en la clasificación, finalizando último.

    Parecía que Nico Hülkenberg ya había agotado su cuota de sorpresas para este 2020, pero el piloto alemán ha vuelto a subirse al Racing Point tras haberlo hecho en Silverstone y Barcelona como sustituto de Sergio Pérez.

    En este ocasión el piloto indispuesto ha sido Lance Stroll, que no ha tomado parte en la tercera sesión (en realidad primera tras la cancelación de la jornada del viernes) y ha propiciado que Nico Hülkenberg se subiera a su coche directamente para clasificarse.

    «Szafnauer me llamó y me dijo: “Hulkenberg, date prisa, te necesitamos aquí”»

    «Fue incluso más salvaje y loco que la última vez», ha admitido Nico Hülkenberg tras quedar último. «Estaba en Colonia, a una hora de aquí. De todos modos, tenía que venir esta tarde y hacer algunas cosas de televisión para la RTL mañana».

    El alemán estaba desayunando con un amigo cuando su teléfono sonó, debiendo apresurarse para llegar a Nürburgring a tiempo para tomar parte en la Q1 del Gran Premio de Eifel. «Estaba sentado con un amigo tomando un café a las 11 de la mañana cuando Otmar me llamó y me dijo: “Hulkenberg, date prisa, te necesitamos aquí”. Subí al coche, vine aquí y el resto es historia. Viste lo que pasó ahora. ¡Un retorno 2.0 en un santiamén!».

    Sin tiempo para nada

    Todo ello ha propiciado que Hülkenberg no haya tenido tiempo de prepararse ni rodar con un monoplaza con el que compitió por última vez en Barcelona el pasado mes de agosto y que ha cambiado desde entonces. «Las sensaciones fueron bastante diferentes a las de Silverstone. Obviamente, es un circuito completamente distinto. El coche también ha avanzado, hay un par de aspectos técnicos que son muy diferentes y le dan al piloto una sensación muy distinta. Así que tengo que adaptarme un poco y volver a ponerme de pie».

    Además, Nürburgring no acogía la Fórmula 1 desde 2013, por lo que no había referencia alguna con estos monoplazas y Nico no ha tenido tiempo de aclimatarse a todas las novedades. «Obviamente, en cuatro vueltas eso no es tan fácil. Pero en general, a pesar de que estamos últimos, bastante satisfechos con las vueltas que completamos. La carrera será muy difícil y un gran desafío, dada mi falta de experiencia reciente. Pero haremos lo que podamos», concluye.

    Fotos: Racing Point