¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pretemporada F1 2019Kubica reconoce que salió a pista con un coche "comprometido"

    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    El veterano piloto de la formación de Grove pudo ponerse finalmente a los mandos del FW42 después de los retrasos inesperados.

    Un coche sin terminar fue su montura, el cual debería terminar de incorporar las piezas finales en la segunda semana de test.

    La vuelta de Robert Kubica a la pista como piloto oficial de Williams llegó más tarde de lo esperado: el polaco tuvo que esperar hasta el último día de test de la primera de las dos semanas de la pretemporada invernal para subirse al FW42, después de que la formación de Grove probase el asfalto en la sesión vespertina del miércoles con piezas que llegarían a la noche para terminar de armar un monoplaza incompleto.

    Con 48 vueltas a sus espaldas en el día de su debut en pista, Kubica rechazó la idea de confesar sus primeras sensaciones a bordo de un coche que está realmente verde, en una etapa inicial de su desarrollo que no le coloca en la posición de realizar ningún juicio valioso.

    “Puedes hacerte una idea de cómo es, no es que el coche esté completo”, afirmó Kubica al término de la jornada. Creo que aún hay cosas que poner en el coche, probablemente no muchas, pero está claro que había varias cosas que nos comprometían. No es acertado hablar de ellas, como ya he dicho yo estoy aquí para pilotar, así que tengo que concentrarme en esto. Al fin tengo un coche, así que, con suerte, la semana que viene podremos centrarnos en prepararnos mejor para la primera carrera, porque está cerca”.

    Mientras que el resto de sus rivales se dejaban ver a primera hora de la mañana con numerosas parrillas de sensores en diferentes partes del monoplaza, al tanto que las retiraban en las horas siguientes, Williams optó por salir al Circuit de Barcelona-Catalunya con estos diferentes medidores ya entrada la tarde, algo que denota el retraso de su programa inicialmente establecido.

    No parece que sea el cuarto día de los test, sino el primero

    “No parece que sea el cuarto día de los test, sino el primero”, añadió Kubica, viendo cómo debían hacer el trabajo que el resto de la parrilla ya había llevado a cabo el mismo lunes. Tuve la oportunidad de probar el coche durante 12 vueltas, algo que obviamente te limita. Al menos conseguimos algunas cosas, no todas, pero no fue una mañana sencilla. Llevo aquí desde el viernes pasado, nunca he esperado tanto para dar 12-14 vueltas en las que podía poner mi propio ritmo. Simplemente preparas lo que puedes, no han sido días agradables para el equipo, pero finalmente tenemos el coche. Al final el equipo hizo un buen trabajo para montarlo tan pronto como fue posible. Claro, hemos tenido que comprometer algunas cosas, pero ahora podemos concentrarnos en nuestro trabajo y estoy deseando que llegue la siguiente semana”.

    A estas alturas, Kubica asegura que no sabe a ciencia cierta si han sido capaces de encontrar algo que los demás no, dejando en el aire su puesto en comparación con sus contrincantes. En algunos aspectos es un paso adelante, en otros no necesariamente. La pregunta es si hemos dado un paso hacia adelante mayor y uno hacia atrás más pequeño, a causa de la normativa. Es una cuestión de equilibrio, en este punto no es correcto hablar del rendimiento del coche o de lo que sientes, lo veremos la semana que viene”, cerró el de Williams.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Motor.es