¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lauda habría muerto en pocos días de no recibir el trasplante, según sus médicos

    El presidente no ejecutivo de Mercedes salvó su vida gracias a un trasplante de pulmón rápido y eficaz hace tan sólo una semana.

    A pesar de atravesar una situación realmente complicada, el tricampeón austriaco ya se encuentra con buena salud y en recuperación progresiva.

    La vida de Niki Lauda estuvo en serio peligro en los primeros estadios de la enfermedad que le hizo pasar por quirófano para someterse a un trasplante de pulmón, tal y como han afirmado todos los médicos que intervinieron en su caso. La gravedad del asunto fue tal que, de no haber encontrado a un donante tan rápidamente, el tricampeón austriaco habría fallecido en cuestión de escasos días.

    “El señor Lauda sufrió una alveolitis hemorrágica: una inflamación de los alveolos, acompañada de sangrado en el tejido pulmonar y el tracto respiratorio”, explicó Marco Idzko, jefe de la división de neumología del hospital AKH de Viena, donde fue intervenido el presidente no ejecutivo de Mercedes.

    La terapia inmunosupresora supuso “una mejora significativa en la situación respiratoria”, pero la enfermedad pulmonar aguda terminó por destruir el aparato respiratorio de Lauda. “Esto llevó a la destrucción y la posterior pérdida del tejido funcional del pulmón, por la cuál el paciente dejó de ser capaz de absorber suficiente oxígeno a través de sus pulmones”.

    La alta tasa mortalidad, sumada a los medicamentos limitados a causa de la afección severa, así como la ventilación mecánica necesaria, provocaron que Lauda pasara a la unidad de cuidados intensivos. “Desgraciadamente, después de 10 días en cuidados intensivos, la terapia se intensificó debido a un suministro crítico de oxígeno”, relató el cardiólogo Gottfried Heinz. Tuvimos que efectuar un reemplazo mecánico del pulmón, una oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO)”.

    Lauda se proclamó campeón del mundo en 1975, 1977 y 1984.

    Por otro lado, el cirujano torácico encargado del trasplante, Konrad Hotzenecker, reveló que “podríamos suponer que se le asignaría un órgano adecuado en los siguientes días”, dado que “el tiempo promedio de espera en este caso es de cinco días”, un nuevo pulmón que le dio la vida. “El pulmón cumple una función primaria esencial, así que fuimos capaces de eliminar el soporte circulatorio, el ECMO, en el quirófano. El pulmón injertado ha cumplido bien su función”.

    Tal y como confesaron recientemente, Lauda pudo ser extubado tan sólo 24 horas después de la operación, y actualmente “todo está en orden, ha tenido un desarrollo muy muy gratificante”. A pesar de que los pacientes abandonan el hospital, habitualmente, de dos a tres semanas tras su intervención, Lauda deberá someterse a un programa fisioterapéutico y respiratorio intensivo, además de un tratamiento farmacológico, que le obligarán a permanecer un poco más en el recinto hospitalario.

    Nuestra tasa de supervivencia está por encima del 90% después de un año, y alrededor del 75% tras cinco años

    Por último, el cirujano torácico Peter Jaksc desveló que “nuestra tasa de supervivencia está por encima del 90% después de un año, y alrededor del 75% tras cinco años”, si bien reconoció que Lauda podrá volver a realizar una vida normal al poco tiempo de completar su recuperación.

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Fuente: Autosport

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto