¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Marko, Lauda y Wolff expresan sus dudas sobre el Halo

    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Ninguno de ellos considera que el Halo haya alcanzado un nivel óptimo de seguridad como para ser introducido en la competición.

    Marko opina que “destruye el ADN de la F1”, Lauda cree que es “un absoluto error” y Wolff reconoce que la FIA “no tenía más opción”.

    Tras la confirmación del Halo como elemento obligatorio para la temporada 2018, múltiples han sido las opiniones al respecto, la mayoría de ellas en contra. Sólo la GPDA (Asociación de Pilotos de Grandes Premios) se ha posicionado claramente a favor de su introducción, pero en general se cree que el sistema no es lo suficientemente bueno como para justificar su utilización.

    Uno de los discursos más vehementes ha sido el de Niki Lauda, que afirma que el Halo es un absoluto error y que la FIA no ha tomado la decisión correcta. "Tratamos de cubrir la cabina con el Halo, el Aeroscreen de Red Bull y el Shield que probó Ferrari. Nadie está 100% convencido. La FIA debe tomar la decisión correcta. El Halo es un absoluto error. Hay una solución mejor, de lo contrario no habríamos intentado tres cosas distintas".

    El miembro no ejecutivo de la directiva de Mercedes F1, el equipo que realizó el primer boceto del Halo, piensa que habría sido mejor seguir experimentando con cúpulas. "Sería más sensato ir más lejos en esa dirección y si encontramos algo que no destruya la apariencia, entonces podría ser introducido en 2019. Es tan simple como eso, no hay razón para precipitar algo de lo que nos arrepentiremos más tarde", aseguró el austriaco, que ve en la estética del Halo un ataque frontal contra la esencia de la Fórmula 1. "La estética es mortal. El Halo destruye el ADN de un coche de F1. La FIA ha hecho la Fórmula 1 lo más segura posible. No cabe duda de que hay que mejorar la seguridad siempre que se pueda".

    Aún no hay líneas claras sobre si el cockpit se convierte incluso en algo más peligroso

    Helmut Marko tiene una opinión similar, destacando que el desarrollo del Halo aún no es suficiente y que se ha tomado una decisión precipitada. "Esta decisión va contra el ADN de la F1. En el aspecto técnico, tampoco es madura. Si un piloto que se accidenta tiene que ser rescatado o un coche está en llamas, aún no hay líneas claras sobre si el cockpit se convierte incluso en algo más peligroso", alertó Marko.

    El Shield probado por Sebastian Vettel en Silverstone fue un absoluto fracaso y precipitó la aprobación del Halo.

    Toto Wolff, en cambio, ha sido más diplomático y, si bien reconoce que ningún sistema ha dado la talla, afirma que el Halo era el mejor de los probados hasta el momento. “Creo que probablemente la FIA no tenía otra elección que introducir el Halo. Es obligación de la FIA incrementar la seguridad, hemos analizado varios sistemas y ninguno de ellos funcionó realmente. El Halo ha sido el único que se acercaba a lo correcto”.

    El máximo responsable de Mercedes considera que el Halo tiene una estética muy negativa, pero lo mejor es pasar página y comenzar a trabajar en mejorarlo todo lo posible de cara a 2018. “No me gusta gusta la estética, pero la decisión se ha tomado, ahora tenemos que sacar lo mejor de ello”.

    Fotos: Mercedes AMG F1