¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Fórmula 1Marko, molesto con el rechazo de Mercedes a Red Bull

    El rechazo de Mercedes para convertirse en suministrador de motores de Red Bull ha herido el orgullo de los de las bebidas energéticas. Helmut Marko, asesor del equipo austriaco, espera que se arrepientan de su decisión, y confía en poder batirles con otro motor. Ferrari gana enteros como opción más favorable a unirse a los tetracampeones.

    Foto: Red Bull.

    Red Bull y Mercedes negociaron unir sus fuerzas en cuanto a suministro de motores a partir de 2016 si los austriacos se separan finalmente de Renault. El equipo alemán encontró más aspectos negativos que positivos en tal asociación y se negó a proporcionar unidades de potencia a un fuerte rival como Red Bull, temiendo que con sus siempre competitivos chasis y un motor a la altura, puedan arrebatarles el trono que poseen actualmente en la Fórmula 1. La negativa no ha sentado demasiado bien en los de las bebidas energéticas, como demuestran las palabras de su asesor, Helmut Marko, en una entrevista con Speedweek.

    Marko desea que Mercedes se arrepienta de haber rechazado a su equipo y confiesa que las negociaciones con los alemanes terminaron pronto: "Las conversaciones con ellos llegaron a su fin antes incluso de entrar en detalles. Había ciertas condiciones pero ni siquiera llegamos a discutirlas en profundidad". Ahora el objetivo de Red Bull será el mismo que esta temporada pero con más ganas todavía: batir a Mercedes. "Vamos a ver qué motor utilizamos. Tal vez les podamos ganar, y eso sería más desagradable aún que si lo hiciéramos con el mismo motor que el suyo", declara Helmut Marko.

    Desde Red Bull no confirman que hayan roto contrato con Renault, como se rumorea, por bajo rendimiento del propulsor francés: "Solo podemos decir que antes de Singapur o en Singapur tendremos una reunión con ellos en la que discutiremos todos estos asuntos y trataremos de encontrar una solución", reconoce el de Austria. Mientras tanto, Ferrari ha aparecido en escena, y Marko no ve con malos ojos esa propuesta: "Sería un primer paso para volver a tener un motor competitivo. De esta manera no estaríamos limitados desde el inicio. Vamos a pensar en qué podría pasar si tuviéramos un motor competitivo otra vez".

    Red Bull no tiene presión en tomar una decisión sobre sus motores, dice Marko: "Estamos técnicamente muy bien situados. Por ejemplo no tenemos la presión de Toro Rosso, que es un equipo más pequeño. Aunque, claramente, cuanto antes decidamos mejor". Por último, el asesor aclaró que ambas escuderías, la suya y la de Faenza, seguirán siendo clientes de la misma marca: "Es la opción ideal dada la unión que existe entre los dos equipos".

    Fotos: Red Bull

    Fuente: Speedweek

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto