¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    McLaren lo tiene claro: el coche de Ricciardo no es inferior al de Norris

    Daniel Ricciardo tuvo un fin de semana realmente malo en Mónaco.

    Daniel Ricciardo está pasando por un momento muy delicado y en Mónaco sus deficiencias fueron aún más patentes. McLaren rechaza la hipótesis de que el coche sea el problema y piensa que es cuestión de tiempo que el australiano se adapte.

    Daniel Ricciardo es, posiblemente, el piloto que más dificultades está encontrando para adaptarse a su nuevo equipo, pues mientras que otros como Sergio Pérez o Carlos Sainz han tenido problemas para rendir en clasificación en determinados momentos, el australiano tampoco está siendo capaz de hacerlo en carrera.

    El Gran Premio de Mónaco es el ejemplo más evidente de ello, pues mientras Lando Norris subía al podio, Daniel Ricciardo no pasaba de la 12ª posición y la única diferencia fue el rendimiento de uno y otro, pues no se dieron circunstancias ajenas que expliquen el resultado.

    «Lo que este coche necesita no le sale de forma natural a Daniel y es algo que lleva tiempo recalibrar»

    El propio Daniel Ricciardo admitió su frustración el sábado por la tarde y pidió al equipo un enfoque más ámplio a la hora de analizar el problema, pero Andreas Seidl niega que un problema técnico sea la causa de los problemas de Ricciardo.

    «Bueno, en primer lugar una de las razones por las que amo el deporte, y por qué a ustedes les encanta este deporte, es porque es un deporte humano y nos gustan las emociones de los miembros del equipo o pilotos después de buenas o malas sesiones o carreras. Por eso creo que hay que poner en contexto las palabras de Daniel después de la clasificación», comenzó diciendo el director de McLaren.

    Daniel Ricciardo sufre especialmente en las curvas lentas, algo definitorio en Mónaco.

    «Cuando analizamos los datos, tenemos una idea clara de por qué Daniel no pudo conseguir el tiempo para avanzar a Q3. Nuestro coche necesita una cierta forma de conducir con el fin de extraer el rendimiento que Lando puede extraer de él. Esto no sale de forma natural para Daniel y es, obviamente, un problema que lleva tiempo recalibrar», explica el ingeniero alemán.

    «Al mismo tiempo, también es tarea nuestra ver lo que podemos hacer en el coche con el fin de hacerlo más natural para Daniel y que pueda extraer lo que todos estamos acostumbrados a ver de él. Con un objetivo claro: no perder el rendimiento general del coche por eso», avisa Seidl.

    Cuestión de estilo

    Por tanto, McLaren tiene claro que el estilo que el MCL35M demanda es muy diferente al que Ricciardo ha estado perfeccionando durante sus experiencias anteriores en Red Bull y Renault, pero Seidl está convencido de que pronto será un problema del pasado.

    «Ese es el proceso en el que estamos en este momento. Estoy impresionado con el modo en que el equipo y Daniel están manejando esta difícil situación. Simplemente, necesitamos más tiempo y en algunas carreras dejaremos de hablar de este tema», considera Seidl.

    Daniel Ricciardo, por su parte, comentó tras la carrera que «hay algunas diferencias en los datos, algunos de ellos son visibles y me ayudan. La dificultad está en hacer y perfeccionar eso. Es algo en lo que tengo que seguir trabajando. Esta pista (Mónaco), probablemente enfatiza que no es (una conducción) tan natural para mí. Es lo que todavía estoy tratando de recalibrar en mi cerebro y en mi estilo», concluyó.

    Fuente: The Race / Fotos: McLaren Racing