¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿En qué es mejor Alonso tras la experiencia del WEC y la Indy 500?

    Fernando Alonso ya está inmerso en su segunda experiencia en la Fórmula 1.

    La ausencia de dos años de Fernando Alonso en la Fórmula 1 está complicándole la vida en su regreso con Alpine, pero el piloto español espera compensar con lo aprendido en las categorías en las que ha competido.

    Fernando Alonso ha estado alejado de la Fórmula 1 durante dos años, pero no ha estado ni mucho menos parado, pues en dicho periodo ha sido campeón del mundo de resistencia, doble ganador de las 24 Horas de Le Mans, ganador de las 24 Horas de Daytona y destacado participante en el Rally Dakar.

    Todo ello le ha permitido adquirir experiencias y conocimientos distintos a los de la Fórmula 1 y que espera le conviertan en mejor piloto a su vuelta a la categoría reina. De momento, el comienzo con Alpine no está siendo fácil, pero Fernando Alonso espera superar rápidamente la fase de adaptación para comenzar a mostrar su mejor versión como piloto.

    «Todo en el coche de F1 está optimizado, también tu estilo de pilotaje, por lo que te dicen qué hacer»

    Y dicha versión estará claramente influenciada por sus experiencias recientes, especialmente las vividas en la resistencia y en Indianápolis.

    La Fórmula 1, un mundo encorsetado

    «Hay muchas cosas que se pueden aprender de cualquier otra experiencia, lejos de la Fórmula 1», señala Fernando Alonso. «Debido a que la Fórmula 1 es un ambiente muy cerrado, repites lo mismo cada dos semanas, la misma rutina exacta cada dos semanas. El estilo de pilotaje se mantiene igual durante años y te limitas a seguir las instrucciones de tu equipo».

    «Todo en el coche está optimizado, también tu estilo de pilotaje, por lo que te dicen qué hacer -dónde conservar los neumáticos, dónde ahorrar la energía de la batería, dónde realizar los burnouts, cuántos hacer antes del inicio. Todo está tan controlado que no eres capaz de improvisar muchas cosas en un fin de semana de Fórmula 1», lamenta el piloto español.

    La experiencia en la resistencia ha marcado profundamente a Fernando Alonso.

    «En las carreras de resistencia, tienes que ser tú mismo mucho más que en cualquier otro coche de carreras. Encuentras tráfico en diferentes lugares en diferentes vueltas, a diferentes horas del día y en cada vuelta», explica un Fernando Alonso que ha aprendido a ser un jugador de equipo durante su etapa en Toyota y Cadillac en el mundo de la resistencia.

    «Cada vez que saltas en el coche, tienes que compartir mucho con tus compañeros de equipo. Hay mucho más trabajo en equipo en carreras de resistencia que en la Fórmula 1, así que aprendes cosas y un enfoque diferente para tus futuras aventuras en el automovilismo», apunta.

    Cualquier detalle marca la diferencia

    Por su parte, la experiencia de las 500 Millas de Indianápolis ha marcado a Fernando Alonso en otro sentido, pues el ovetense ha conocido una carrera en la que las diferencias de rendimientos son exiguas y cada pequeño detalle supone una gran diferencia, incluso más que en la Fórmula 1.

    «Lo mismo ocurre en IndyCar, creo que el nivel de detalle que tienes que alcanzar en términos de configuración, en términos de preparación para la Indy 500, es mucho más alto que en cualquier evento de Fórmula 1», recalca Alonso.

    «Los coches son los mismos y pequeños detalles pueden afectar el estilo de pilotaje, al rendimiento o las oportunidades de adelantamiento. Tienes que anticipar algunas de las cosas que sucederán en las siguientes dos o tres vueltas. Aprendes muchas lecciones en diferentes categorías que espero poder aplicar en la Fórmula 1 o en el futuro», concluye.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Alpine F1 Team