¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes admite que la posibilidad de congelar los motores en 2022 se desvanece

    Mercedes admite que la posibilidad de congelar los motores en 2022 se desvanece
    De izquierda a derecha, Christian Horner, Mattia Binotto, Toto Wolff y Cyril Abiteboul.Red Bull Content Pool
    David Plaza
    David Plaza2 min. lectura

    Recientemente, Red Bull Racing solicitó al resto de equipos que apoyaran la congelación del reglamento de motores a partir de 2022, lo que les permitiría continuar compitiendo con los motores de Honda, que se marcha a finales de 2021.

    Una medida que en un principio tenía bastante sentido, congelar unos caros y complejos motores que han sido desarrollados de manera ininterrumpida desde 2014, fue rechazada por Red Bull y Honda meses atrás, en plena primera ola de la pandemia y con la temporada aún por empezar.

    Algo que hizo que el resto de fabricantes elaborasen sus respectivos planes estratégicos de futuro que ahora algunos de ellos no están dispuestos a modificar por mucho que Red Bull se encuentre en una posición delicada tras confirmar Honda que el año que viene abandonará la Fórmula 1. Así lo ha confirmado Renault, que ha aclarado que no piensa apoyar la congelación solicitada por Red Bull, al igual que Ferrari.

    «Creo que el hecho de que dos de los fabricantes de motores no estén de acuerdo significa que no puede implementarse», confirma Toto Wolff. «Tendrán sus razones para rechazar la propuesta. Supongo que también estamos preocupados por la situación en la que se encuentran Honda y Red Bull».

    Mercedes sí apoyaba la congelación de los motores, pero el director del equipo alemán admite que «Renault y Ferrari han sido muy directos con sus respectivas posiciones, así que desafortunadamente, no veo que vaya a haber una congelación (de los motores)».

    De mantener sus respectivas posturas Renault y Ferrari, Red Bull se verá obligado a negociar con alguno de ellos el suministro de motores para 2022, ya que Mercedes ha negado que pueda hacerse cargo de ello al tener ya en cartera a Williams, Racing Point y McLaren como equipos cliente.