¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Renault se niega a congelar los motores por algo que hizo Red Bull hace 6 meses

    Renault no tiene intención de modificar su plan estratégico de motores.Red Bull Content Pool

    Tras la confirmación de la marcha de Honda de la Fórmula 1 al término de la temporada 2021, Red Bull ha solicitado la congelación de los motores. Mercedes está a favor, pero Ferrari y Renault no, desvelando Abiteboul la razón principal de su negativa.

    La reglamentación de motores va camino de convertirse en el tema candente de los próximos meses, pues a raíz del anuncio de Honda de su intención de abandonar la Fórmula 1 a finales de 2021, el panorama ha cambiado de manera radical para Red Bull.

    Y es que, durante mucho tiempo, tanto Red Bull como Honda rechazaron la propuesta de congelar los motores para reducir los gastos, pues eran conscientes de que su propulsor era inferior al de sus rivales. Sin embargo, ahora los austriacos ven como la mejor alternativa congelar los mismos a finales de 2021 para poder competir a partir de 2022 con el motor Honda que los japoneses dejarán abandonado en ese momento.

    «Red Bull Racing y Honda estaban en contra y lo aceptamos»

    De ese modo, Red Bull seguiría teniendo motor en exclusiva sin asumir costes desorbitados de desarrollo y, además, no se vería obligado a trabajar de nuevo con Renault, marca de la que se separó abruptamente en 2018.

    Víctima de su egoísmo

    Lo que ocurre es que una congelación de motores como la que plantea Red Bull debe ser aprobada por unanimidad y, aunque Mercedes está a favor de ello, no ocurre lo mismo con Ferrari. Y Renault se ha pronunciado finalmente en boca de Cyril Abiteboul, que además no ha perdido la oportunidad de desvelar información importante al respecto.

    «Si me lo hubieran preguntado hace seis meses, habríamos presionado mucho por un presupuesto de capitalización aún más bajo para tratar de contener los costes del chasis, pero también para reducir los relacionados con el motor aceptando una congelación», apunta el director de Renault. «Pero Red Bull Racing y Honda estaban en contra y lo aceptamos».

    Así las cosas, que Red Bull y Honda se negaran a congelar los motores en plena crisis de la pandemia por intereses personales ha acabado provocando un problema mayor para ellos mismos. Y Renault, que ha reorganizado su estrategia, no tiene intención de cambiar de parecer a estas alturas.

    «Después de aquello continuamos por un camino diferente. Desde entonces, hemos estado muy ocupados trabajando en la plataforma de motores de 2022 y, si me preguntan hoy qué pienso acerca de congelar los motores, mi posición es claramente diferente a la que tenía hace seis meses», insiste Abiteboul. «Estoy en contra de congelar los motores. No tenemos ninguna intención de detener lo que podría ser una plataforma muy importante para nosotros. No lo aceptamos».

    En manos de la FIA y Liberty Media

    Pero, independientemente de lo que unos y otros piensen que es mejor para sí mismos, Abiteboul considera que lo más razonable es que los organismos encargados de velar por el bien de la Fórmula 1 actúen por el bien de la categoría, huyendo de decisiones egoístas e individualistas.

    «Creo que, en última instancia, aquí es donde entra en juego el interés personal y el trabajo del regulador (FIA) y el propietario de los derechos comerciales (Liberty Media) tienen que ver el panorama más amplio de lo que es correcto para la F1», señala Abiteboul

    «Obviamente, hay que encontrar algún tipo de solución en las próximas semanas», admite el francés. «Tenemos que hablar para encontrar una solución para los motores del futuro a medio y largo plazo, también desde el punto de vista de la sostenibilidad de las nuevas unidades de potencia. Estamos a favor de hablar de ello, pero ciertamente no de congelar las unidades de potencia».

    Fotos: Red Bull Content Pool