¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Mick Schumacher, contra las cuerdas: la Fórmula 1 presiona para que siga, pero ¿lo merece?

Mick Schumacher, contra las cuerdas: la Fórmula 1 presiona para que siga, pero ¿lo merece?
David S. de Castro
David S. de Castro5 min. lectura

El piloto alemán sigue sin conseguir los resultados esperados y Haas tiene serias dudas sobre si debe renovar o no. Ferrari ya le ha cerrado la puerta a corto plazo y no tiene muchos más huecos. Mientras, Domenicali apuesta por su continuidad.

Con las renovaciones de Yuki Tsunoda por AlphaTauri y de Guanyu Zhou por Alfa Romeo, los asientos que quedan en la parrilla de 2023 ya se cuentan con los dedos de una mano: uno en Alpine (que es, posiblemente, el culebrón de esta larga 'silly season'), uno en Williams y uno en Haas.

Este último debería ser para Mick Schumacher, pero en el equipo estadounidense tienen serias dudas. El hijo del 'kaiser' no solo no ha cumplido las expectativas que había puestas en él en Ferrari, que con las renovaciones a medio plazo de Charles Leclerc y Carlos Sainz hasta 2024 han dejado bien claras sus intenciones, sino tampoco las del propio equipo Haas. Tanto es así que un Antonio Giovinazzi cuyo paso por la F1 se saldó sin pena ni gloria pone en serio riesgo su asiento.

Superado de manera neta por Kevin Magnussen (12 puntos del alemán por 22 del danés), en su segunda campaña en la Fórmula 1 no ha acabado de dar el salto. Esos 12 puntos son los únicos que tiene en Fórmula 1 y en su primera campaña contra el ínclito Nikita Mazepin no le arrasó como se preveía: contra un veterano mucho más curtido como su actual vecino de box se le han visto más las costuras.

Pese a contar en la primera parte de la temporada con un coche razonablemente competitivo dentro de su liga (en cuanto llegaron las actualizaciones de todos, Haas volvió a rondar la zona baja), fue incapaz de puntuar hasta el GP de Gran Bretaña, cuando finalizó 8º (4 puntos) para después sumar otros 8 puntos con el 6º de Austria (su mejor clasificación hasta el momento). Y nada más: solo ha sumado en dos de los 16 Grandes Premios disputados.

Antonio Giovinazzi, durante el GP de Italia

Giovinazzi, Ricciardo, Hulkenberg... pero no Schumacher

Las palabras de Guenther Steiner antes de comenzar la recta final del campeonato no son nada halagüeñas para el hijo del legendario heptacampeón del mundo. «Seré franco: no sabemos si Mick se quedará o no. Ha hecho buenas carreras en Canadá, Gran Bretaña y Austria, pero le falta consistencia y tendría que rendir mejor de manera más regular», señalaba el dirigente alemán.

Aunque el jefe de Haas no se atreve a descartarle todavía como próximo compañero de Magnussen («aún tiene oportunidades para demostrar lo que puede hacer», admitía), sí señaló que ha tenido conversaciones con varios pilotos.

El primero es el citado Antonio Giovinazzi. Con experiencia más que de sobra en Fórmula 1, pero sin ningún resultado destacable, es el que más experiencia tiene con el equipo, ya que este mismo año ya ha probado el VF-22 en Monza y lo hará en Austin. Otro es un Daniel Ricciardo que se ve abocado a un año sabático, salvo que Alpine le rescate o acepte bajar a los 'infiernos' con Haas, mientras que el tercero en discordia es el habitual Nico Hülkenberg, que ha ejercido de suplente con rendimiento aceptable. No es que sean nombres ilusionantes para la estructura de Kannapolis, pero no hay mucha alternativa.

Lo que está claro es que los tres citados cuentan con más argumentos que un Schumacher que, más allá del nombre y un patrocinador personal, 1&1, pocos argumentos da para seguir.

Domenicali pide que siga

Aunque no está en Fórmula 1 solo por llevar sangre noble dentro de la aristocracia del deporte del motor, sí es un elemento que está sobre la mesa. Stefano Domenicali, CEO de la F1, ha pedido públicamente su continuidad, sin citar en concreto a Haas.

«Alemania siempre ha sido parte de la Fórmula 1, y desde los tiempos de Michael Schumacher hemos sabido lo importante que es para una nación, tener un héroe al que animar. Actualmente estamos experimentando esto con Max Verstappen y los holandeses, así que realmente espero que Mick Schumacher también encuentre un asiento en la Fórmula 1 para el próximo año. Se lo merece», señalaba en 'Der Spiegel'.

Fotos: Haas F1